Noticia general

El ecoturismo pesquero, cada día más en boga

El rico patrimonio de la costa vasca, con su flora, fauna, y mil reclamos, es un tesoro tan valioso como desconocido. Caminamos a diario junto al litoral, seducidos por su bella estampa, sin saber que más fascinante es aún observar el paisaje y el mar desde el otro lado. ¿Qué se oculta bajo esa ingente masa de agua? Resulta curioso que uno pueda llegar a vivir y morir junto al mar sin saber apenas nada de él

El ecoturismo pesquero está en auge y es en verano cuando muchas personas conocen la pesca artesanal y la comercialización de especies pesqueras. A lo largo de la costa podemos ver muchas iniciativas que acercan a los visitantes de las comunidades pesqueras a un tipo de ocio diferente que también reportan unos ingresos a la flota pesquera.Las propuestas de turismo marinero acercan el día a día de los pescadores al público, ya sea como tripulantes, capturando especies, nadando con atunes o con talleres de cocina, y prueban que queda mucho por aprender sobre un importante patrimonio cultural y gastronómico del litoral.

En Donostia, la empresa Oribay, ofrece rutas adaptadas al perfil de cada usuario y a sus conocimientos marinos. Con el fin de disfrutar de una jornada pesquera, Oribay planifica las salidas a la mar, en donde se acometen una jornada de pesca. Es en ese contexto en el que nace Oribay, un proyecto personal, a partir de la experiencia del patrón profesional, Iñaki Alberdi, que ha ido madurando con el tiempo y que, de algún modo, quiere sacar a flote todo ese legado. Oribay es una propuesta atractiva, un punto de encuentro para aquellas personas que quieren disfrutar del medio marino de un modo diferente. A todas ellas se les ofrecen salidas personalizadas, siempre adaptadas a sus inquietudes. Según Oribay, “el mar es la vida de las personas que han hecho posible este proyecto, su razón de ser. El faro que les guía es una filosofía que se asienta sobre tres pilares: sostenibilidad, respeto, e interacción con el medio marino. Resumido en dos palabras podría ser algo así como “¡Pescando salud!”, un buen eslogan que resume a la perfección el objetivo último de la propuesta”.

La experiencia acumulada durante años permite a los promotores de esta propuesta ofrecer diferentes modalidades y rutas a unos precios más que asequibles. La sencillez, la diversión y la seguridad a bordo está garantizadas. Todo ello, de la mano de este patrón, Alberdi, y guía especializado con quien el cliente no tardará en congeniar. La buena relación entre ambos resulta crucial para que todo llegue a buen puerto. El patrón se convierte en el aliado perfecto que, en compañía de la naturaleza,que asesorará en todo momento para sacar de la jornada de pesca el mayor provecho. Este guía zarpa con la mejor de sus sonrisas del puerto base, ubicado en una ciudad tan ligada al mar como es Donostia-San Sebastián, para después adentrarse con sus faenas, en alta mar.

Uno de los proyectos más paradigmáticos es el andaluz de Turismo Marinero, empresa formada por la unión de un pescador y una experta en turismo que trabajan por poner en valor y mejorar el sector pesquero artesanal, ofrecer una alternativa o complemento económico a los pescadores y a sus familias, difundir la cultura y la gastronomía marinera.Junto a ello, la empresa Turismo Marinero ofrece un nuevo producto turístico sostenible y alternativo para las localidades costeras, ofreciendo experiencias únicas en contacto con sus gentes, con su cultura y sus tradiciones, al tiempo que ayudar a integrar a la mujer en la actividad de la pesca artesanal.Aparte del verano, algunos proyectos más asentados mantienen su oferta durante el curso, con visitas organizadas para centros escolares, que ayudan a trasmitir a los niños esa tradición.La responsable de “Turismo Marinero Costa del Sol” de Estepona (Málaga), Shonia Cruz, destaca a Efeagro que ha crecido la demanda educativa para actividades en barco o en tierra, visitas infantiles a subastas y talleres sobre las especies y sus tallas mínimas.
Para todos los públicos, “Turismo Marinero Costa del Sol” es una iniciativa gestionada por una pareja de pescadores, que ofrece recorridos en velero junto a barcos de faena, el seguimiento del “pez volador” o el de la cría de zamburiñas -molusco parecido a la vieira- en una granja ecológica.

Su oferta también incluye experiencias gastronómicas, aprovechando las “sinergias” con restaurantes, o talleres sobre cómo preparar el pescado, en los que, según Cruz, se refleja que muchos consumidores -españoles o de otras nacionalidades-, aún “no saben qué hacer con él cuando llega a sus manos”.
La responsable de Turismo Marinero -proyecto utilizado como modelo para planes en Italia o Motril (Granada)- reconoce que se está produciendo un “efecto dominó” y que surgen nuevas iniciativas, si bien quedan por regular cuestiones como la seguridad en el embarque de pesqueros.

A la espera de una regulación nacional
La coordinadora de Mar Galaica, Manuela Oviedo, explica a Efeagro que el sector está a la espera de que la Administración central abra el período de alegaciones a un borrador de Real Decreto sobre turismo marinero.
Entre los aspectos que necesitan una normativa adecuada, resaltan la seguridad y también la forma en que los pescadores podrían cotizar por esta actividad turística a la Seguridad Social.
“Mar Galaica Turismo Mariñeiro” es un club de producto que engloba visitas a bateas, una jornada con mariscadores y redeiras, talleres y está vinculando su actividad a la “Ruta de los Faros”.
En Galicia, abundan las propuestas relacionadas con la pesca, dentro de la estrategia para potenciar el mar como recurso turístico.
Existen “minicruceros” por las rías, la ruta con mariscadoras de Cambados (Pontevedra) o “Morada Atlántica”, de grupos de acción local del sector pesquero (Seo de Fisterra, Ría de Muros-Noia y Costa da Morte) para aprovechar el acervo marinero galaico-portugués y divulgar su cocina o su red de museos.

Comunidad Valenciana y Cataluña

En Cataluña, los turistas pueden nadar junto a atunes rojos, en la L’Ametlla de Mar (Tarragona), con el “Tuna Tour”, que organiza Balfegó -a distintas profundidades-, a la vez que se descubre todo el proceso relacionado con la obtención de esta especie.
También pueden aceptar el reto de la cofradía de Palamós (Gerona), que propone pasar “tu mejor día de vacaciones” a bordo de un barco artesanal o de arrastre, y llevar a la tierra gamba, cigala o pescado blanco de la jornada.
La Comunidad Valenciana estrena este verano normativa autonómica para regularizar el turismo marinero y en puertos como Dénia (Alicante) o Peñíscola (Castellón) los pescadores han mostrado interés por emprender estas actividades; existe “un gran potencial”, según fuentes de la Generalitat.
La cofradía de pescadores de Dénia planea un proyecto en el que confluirán la flota y la restauración, con una vertiente científica, ya que colaborará para recoger datos de avistamiento de cetáceos y aves.

Leave a Reply

351   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios