Noticia general

Perú trata de impedir que la flota china siga capturando pota

Finalizado 2019, el sector dedicado a la extracción, procesamiento, venta doméstica y exportación de pota o calamar gigante, la pesquería de la pota ha seguido creciendo, aunque a la mitad de sus posibilidades. No hay que olvidar que esta actividad clave para la economía peruana, es la pesquería más importante para consumo humano. Perú pescó, en los últimos años, el 49% del calamar gigante capturado a nivel mundial, generando alrededor de 100 mil empleos. Este recurso hidrobiológico se ha convertido en uno de los principales para consumo interno. A diferencia de otras pesquerías, no solo destaca por su importante contribución a las exportaciones, sino también, como fuente de proteínas de bajo costo para las familias peruanas. Asunto que cobra importancia en el contexto reportado por el INEI, según el cual tenemos una brecha de desnutrición infantil en zonas rurales del 25.3% de la población menor a 5 años.

En esta coyuntura, industriales y exportadores de pota, recientemente han fundado la Cámara Peruana del Calamar Gigante (CAPECAL), con la finalidad de complementar los esfuerzos de la Sociedad Nacional de Industrias. Su objetivo es producir de manera activa y organizada, mejoras en el manejo y gobernanza del sector. En ese sentido, es preciso combatir los considerables niveles de informalidad en su extracción, que todavía subsisten (al igual que en gran parte de nuestra economía); diseñar un sistema de gestión que debe modernizarse y, que además, en los últimos años ha sufrido los embates de la inestabilidad política que no permite fijar una planificación a largo plazo, que trace un camino claro que brinde seguridad y estabilidad a los actores de esta actividad. Se debe trabajar con los pescadores artesanales y el Estado de manera coordinada y permanente, sin que afecten a tales tareas los cambios de autoridades.

Una particularidad de la pota es que se distribuye en gran parte del océano Pacífico, siendo aprovechada no solo por el Perú, sino también por Chile, China y otros países. China pescó en los últimos años el 32% de todas las capturas teniendo, en 2019, 435 barcos industriales pescando en Alta Mar frente a Chile, Perú y Ecuador. La regulación de este recurso en aguas internacionales se lleva a cabo por la Organización Regional de Ordenamiento Pesquero del Pacífico Sur (OROP-PS). Por ello, los sectores económicos dedicados a la captura, procesamiento y exportación de pota en Chile, Ecuador, México y Perú, fundaron la organización CALAMASUR, Comité para el Manejo Sustentable del Calamar Gigante del Pacífico Sur.

Durante 2019, CALAMASUR participó en las reuniones convocadas por la OROP-PS, presentando posiciones para avanzar hacia el aprovechamiento responsable y manejo sostenible del recurso. CALAMASUR, durante dicho año, fue la única entidad que presentó una propuesta técnica con medidas de manejo y conservación en aguas internacionales. En menos de un mes, en Vanuatu, se llevará a cabo una nueva reunión de la OROP-PS, la que será clave para evaluar la administración y control que aseguren su aprovechamiento sostenible.

Es menester que estos esfuerzos de pescadores e industriales, sean acompañados por el Estado que debe culminar los procesos de formalización y de una vez por todas, atender el reclamo permanente de dejar de cobijar a barcos asiáticos que pescarían pota ilegalmente, aquellos que en Sudamérica solo encuentran cabida en puertos peruanos, para hacer la logística que les permite seguir operando al margen de la ley a costa de nuestro calamar gigante.

Leave a Reply

2929   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios