Industria Naval

Estados Unidos selecciona a Navantia para la construcción de sus fragatas

El Gobierno de Estados Unidos ha seleccionado a Navantia y a su socio local, el astillero General Dynamics Bath Iron Work, para la realización del diseño conceptual de su nuevo programa de fragatas.La decisión sitúa a Navantia en primera línea para hacerse con el gran contrato de construcción de 20 buques para la Marina estadounidense.

 

 

El programa para la construcción de las fragatas, conocido como FFGX, tiene como objetivo la adquisición de 20 barcos de construcción en astilleros de Estados Unidos. El diseño de referencia es el de la fragata australiana AWD clase Hobart, que deriva de la clase F-100 desarrollada por la propia Navantia. Ahora, la empresa española y su socio local adaptarán este diseño a los requisitos de la Marina Estadounidense.

El nuevo contrato durará 16 meses, al final de los cuales se presentará la oferta para la selección del constructor de las 20 fragatas, prevista para 2020. Será ese el momento clave para la empresa estatal española, que vive un momento de intensa actividad gracias al éxito de las F-110.

Este producto ha permitido a la empresa presidida por Esteban García Vilasánchez competir en los tres mayores programas militares de fragatas del mundo, entre los que figuran el de Canadá y el de Australia, este último valorado en 22.500 millones de euros.

El programa FFGX dotará al Mando de la Flota de la Marina de los Estados Unidos con la “capacidad adecuada para alcanzar los objetivos de control en los mares y operaciones de seguridad marítima, además de permitir el apoyo a grupos de combate navales y otras operaciones de soporte a la flota”, explica Navantia.

La empresa española cerró a finales del año pasado un acuerdo con su socio local que le permitió incorporarse a la lista de grupos con capacidad para participar en los programas militares de Estados Unidos. En realidad, su relación con Bath Iron Works se remonta a hace más de 40 años, cuando ambos colaboraron en el programa de fragatas Clase Santa María de la Armada Española. En ese momento, la empresa americana transmitió su tecnología a Navantia, entonces denominada Bazán. Ahora, la aportación se realiza en sentido contrario, al ser la empresa española la que llega con el conocimiento para el contrato de la Marina estadounidense.

Navantia también ha colaborado con este astillero en la corbeta Afcon, el programa AWD para la Marina Australiana y el proyecto para el patrullero OPC para la Guardia Costera estadounidense.

Leave a Reply

1719   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios