Noticia general

Cepesca recibe el premio del Cluster Marítimo Español 2017

foto-familiaEl presidente del CME, Alejandro Aznar, dio la bienvenida a los nuevos socios y felicitó a los ganadores, centrando su intervención en el trabajo realizado por el Clúster a lo largo del año para posicionar la mar en el foco de los políticos y obtener, como mínimo, la atención que la mar tiene en otros países. De esta manera puso de ejemplo el caso de Francia y del invitado a la ceremonia, Vicent Bouvier, Secretario General de la Mar de la República de Francia, cuya función representa la importancia que las políticas marítimas de forma coordinada tienen para otros países de nuestro entorno. En este sentido, Aznar remarcó que estas funciones en España las intentan realizar desde el Clúster, como con el recientemente aprobado Consejo Consultivo, que cuenta con la participación de cinco ministerios y el visto bueno del propio Gobierno, pero que desde el CME se reclama que se ponga una dedicación similar en España a los asuntos marítimos, dada la importancia que tiene la Economía Azul y su impacto para el conjunto de la sociedad.
alejandro-aznarEl presidente repasó las principales actividades del Clúster, así como iniciativas como el Plan Estratégico del Sector Marítimo, las relaciones internacionales e institucionales, o la labor de los diferentes grupos de trabajo. Agradeció por ello el papel jugado por el presidente de honor, Federico Esteve; el vicepresidente Pepe Lara, y la propia secretaría del CME. Además, aprovechó para anunciar en su actual línea de trabajo una jornada en Canarias en pro de la revisión del registro canario, REBECA. Una necesidad imperiosa porque no está en consonancia con el poder económico de España en la Unión Europea. Necesidad que unió a la buena noticia de que en España hay pedidos de construcción naval equivalentes a un millón de toneladas, del que se debe facilitar que una buena parte se quede registrada en territorio nacional.

El modelo francés
bouvier
Tras la intervención del presidente del Clúster, tomó la palabra el invitado especial al evento, Vicent Bouvier, que explicó cómo se organizan los asuntos marítimos desde la perspectiva institucional en el galo.
Tras agradecer la invitación, Bouvier puso en valor las relaciones bilaterales entre los clústeres español y francés, pero sobre todo la estrecha relación de “cooperación y amistad, entre nuestros países”, afirmó el Secretario General de la Mar francés. Además, aprovechó la ocasión para comentar la intencionalidad de la política marítima francesa, tanto en sus principios básicos de organización como en las medidas decididas. En este sentido, explica que la nueva presidencia francesa está empujando la política marítima con el fin de ponerla a la altura del siglo 21. “El Primer Ministro ha expresado esta voluntad y ambición hace unos días, primero en el marco de un Comité Interministerial del Mar en Brest y después en el foro de la economía del mar organizado en El Havre por el Clúster Marítimo francés”, afirmó Bouvier.
La nueva política marítima está caracterizada principalmente por principios de organización, o reglas de gobernanza, por utilizar una expresión más actualizada; principios como la existencia de la propia secretaría general del mar, dependiente directamente del primer ministro, ya que entienden que los asuntos del mar no se pueden abordar desde un ministerio aislado, dado su carácter interministerial. La tarea de esta organización es la coordinación entre las políticas marítimas, naturalmente diseminadas entre más de diez ministerios, destacando la seguridad, en la que el secretario general dirige la acción del Estado en el Mar, que inicia la función de guardacostas, coordinando los medios de todas las administraciones marítimas. Esta secretaría no sustituye a otros ministerios y su objetivo es movilizar asuntos estratégicos, cuando afecta a varios ministerios, y sobre todo cuando ambas partes no están de acuerdo.
Otra de las reglas comentadas es la coordinación en la construcción de la política marítima, adoptándose una estrategia nacional para el mar y el litoral, con el fin de organizar el equilibrio entre el desarrollo económico y la protección del medio ambiente marino. También se coordina con las competencias regionales que puedan afectar a la política marítima nacional, así como la integración de esta dentro del marco de la Unión Europea, donde apuestan por esa política común, como por ejemplo con la creación de la función de los guardacostas europeos.
Termina su intervención aludiendo a la colaboración público-privada que constituye el “Comité France Maritime”, que reúne a todas las ramas profesionales del sector marítimo, tal como se representan dentro del Clúster. A ello se añade las regiones litorales y una representación de las administraciones del Estado. Presidido conjuntamente por el presidente del Clúster y por el Secretario General del Mar y con una estructura flexible e informal, el comité tiene una doble función: a corto plazo, tiene que solucionar los conflictos puntuales o frenos que pueden obstaculizar el desarrollo; y a medio y largo plazo, contribuirá a estructurar los diferentes sectores y construir gradualmente un sector marítimo como históricamente hemos construido un sector aeronáutico.
Además de las reglas comentadas, Bouvier comentó las medidas concretas de la política marítima, centrándose en las de naturaleza económica, donde su prioridad es desarrollar la competitividad de los puertos, en un marco de dura competencia internacional. Esta competitividad pasa por facilitar la inversión en pro de mejorar los flujos de mercancías, la fluidez del tránsito portuario, utilizando todos los recursos del numérico y mejorando el vínculo tierra-mar y la conexión con el hinterland.
En cuanto a la transición energética, el gobierno quiere desarrollar de manera activa la rama del gas natural licuado, ya sea con la planificación de infraestructuras portuarias o aumentando el equipamiento de los barcos. Y muy relacionado con ello, también quiere mejorar la financiación de la innovación en el ámbito marítimo y, en particular, en las ramas prometedoras, como lo es la energética, aunque los riesgos que suponen son importantes.
Por último, Bouvier se centró en el ámbito de la formación, muy necesaria para tener profesionales competitivos y fomentar el atractivo de las profesiones marítimas.
El Secretario General se despide recordando nuevamente las buenas relaciones entre ambos países y haciendo un llamamiento a mantenerlas y reforzarlas, máxime ante la perspectiva del Brexit, “que suscita tanta preocupación ante profesionales del ámbito marítimo y, particularmente, entre pescadores”, afirmó Bouvier, por lo que “tenemos, hoy más que nunca, que estar unidos y evitar divisiones en las negociaciones en curso”.

Los premiados
Al terminar Bouvier, Ruth Latorre, de la secretaría del CME, procedió a la lectura del fallo del jurado:

  • Premio en la categoría de competitividad, patrocinado por el Grupo Arbulu, concedido a la Confederación Española de Pesca. El premio fue entregado por José Llorca, Presidente de Puertos del Estado, e Iñaki Arbulu, Director General del Grupo Arbulu, y recogido por Amador Suárez Villa, Presidente de CEPESCA.
    CEPESCA es la organización empresarial pesquera de ámbito nacional más importante de toda Europa y una de las más representativas del mundo. Se le concede este premio por los esfuerzos realizados en España y en la Unión Europea por mejorar la competitividad de la flota, la mejora de las condiciones laborales de los tripulantes y la puesta en valor del sector y los productos pesqueros en un mercado cada vez más globalizado
    primera-entrega

Leave a Reply

3026   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios