Comercialización

Fedepesca aclara la situación abierta con la intoxicación de atún rojo

Tras la aparición en diversos medios de noticias e informaciones relacionadas con el atún y más en concreto con el Fedepesca aclara las diferentes situaciones por ls cuales se produce una intoxicación, ante el fraude del atún rojo. Para ello, ha querido aclarar tres temas que se abordan en las noticias a modo de aclaración

PRIMERO: Intoxicación por histamina.
Los niveles de histamina superan lo tolerable cuando la manipulación del producto no se realiza en condiciones higiénicas adecuadas y no se mantiene a una temperatura de refrigeración adecuada, por lo que es un hecho aislado y relacionado con el atún de una empresa en particular y no con la producción de atún en general.
El lote contaminado se ha identificado con éxito gracias a que los sistemas de trazabilidad funcionan adecuadamente. Esto permite retirar las partes del lote que todavía no han sido comercializadas e informar a los consumidores que han podido adquirir productos contaminados para que no los consuman.
En general y afortunadamente la intoxicación con Histamina no ocasiona complicaciones graves, y lo más frecuente es que los síntomas sean picor de garganta, sudor, rubor, vómitos cefaleas y eritrema (picor y leve irritación) de la piel.
En los hogares españoles se consumen alrededor de 30 millones de kilos de atún fresco y congelado. Teniendo en cuenta este volumen se puede decir que este tipo de contaminaciones por Histamina son infrecuentes.
La compra venta de productos alimentarios se realiza en centros autorizados que se someten a inspecciones sanitarias conforme a la ley.
SEGUNDO: Utilización de extractos vegetales para adulterar el color.
La utilización de extractos vegetales en pescado y productos de la pesca no está autorizada por la legislación vigente y su empleo supone el uso encubierto de un aditivo alimentario no autorizado, cuyo objetivo principal es mejorar el aspecto del producto (p.e. dar color rojo al atún) y prolongar su vida útil, lo que podría inducir a error a los consumidores y también podría suponer un riesgo para la salud por la presencia de altos niveles de histamina a la vez que supondría un fraude comercial.

TERCERO: Fraude en la venta del atún, que suele estar focalizado en el atún rojo.
La etiqueta es una importante fuente de información a la hora de reconocer qué especie de atún es la que vamos a comprar. Ya que hay diferentes especies de túnidos en el mercado es muy importante consultarla para asegurarnos de la especie que vamos a adquirir.
El precio es un importante indicador, dado que existen especies de mayor valor comercial que otras, por lo que es extraño encontrar especies de alto valor comercial a precios excesivamente económicos.
Seguiremos informando sobre cualquier novedad que se produzca en relación con este tema.

Leave a Reply

351   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios