Marina Mercante

Occidente asiste con sorpresa a la creciente potencialidad de la Armada Rusa

Occidente asiste con sorpresa a la potencialidad de la Armada Rusa, en el Artico, gracias al encargo de nuevos barcos que se vienen construyendo, junto a submarinos sofisticados. Entre las novedades, la Armada rusa recibirá el rompehielos Iliá Múromets en 2017. El buque “está ahora en la primera etapa de pruebas fabriles, tras lo cual, el rompehielos retornará a la empresa y hasta aproximadamente el 20 de agosto pasará la segunda etapa de pruebas, y cuando concluyan comenzará la preparación para las pruebas de homologación”.

El Ilia Muromets es el primer buque de este tipo que se construye para la Armada Rusa en décadas.”En noviembre se estableció fecha para entregar el buque a la Flota del Norte, donde se llevará a cabo la ceremonia de izado de bandera”, añadió. La quilla fue puesta en Astilleros de Almirantazgo el 23 de abril de 2015 y botado en junio de 2016. Además, Rusia pone en quilla su primer rompehielos de combate. Este buque se utilizará para garantizar las actividades del grupo naval ártico de la Armada Rusa.

El navío tiene una eslora de 85 metros, una manga de 20 metros, un calado de 7 metros y alcanza una velocidad de 15 nudos, siendo capaz de vencer una capa de hielo de un metro. Contará con una tripulación de 32 personas

El nuevo rompehielos diésel-eléctrico además de cumplir su misión principal de conducir barcos entre hielos, podrá transportar cargamentos en sus bodegas y en contenedores en la cubierta superior, llevar a cabo investigaciones hidrográficas y participar en operaciones de salvamento.También podrá utilizarse para sofocar incendios en instalaciones averiadas, limpiar derrames de petróleo y trasladar tropas de asalto anfibio.
El buque está dotado de una grúa con capacidad de carga de hasta 26 toneladas para trabajos de carga y descarga, y tiene en su proa una pista de aterrizaje para helicópteros.

Nuevos submarinos

Asimismo, la empresa Astilleros de Almirantazgo, perteneciente a la constructora naval rusa OSK, tiene previsto poner en quilla en 2019 otros dos submarinos diésel-eléctricos del proyecto 636.3 para la Flota del Pacífico, informó su director general.”El tercer submarino se llama Magadán y el cuarto, Ufá, serán entregados en 2021, con poca diferencia de tiempo, los pondremos en quilla en 2019″, declaró.Según Buzakov, “consecuentemente, uno será botado en 2020 y el otro en 2021”. El quinto submarino se llama Mozhaisk, el sexto aún no ha sido bautizado por la Armada Rusa; ambos serán entregados en 2022″, añadió.

El empresario recordó que el pasado 28 de julio fueron puestos en quilla los primeros dos submarinos de este proyecto, Petropávlovsk-Kamchatski y Vóljov. Buzakov señaló que Petropávlovsk-Kamchatski será botado en 2019 y entregado el mismo año. Anteriormente se informó sobre la firma en septiembre de 2016 de un contrato entre el Ministerio de Defensa y Astilleros de Almirantazgo para la construcción de seis submarinos del proyecto 636.3.Los submarinos del proyecto 636.3 clase Varshavianka pertenecen a buques de tercera generación, desplazan 3.950 toneladas y pueden navegar a una velocidad de hasta 20 nudos y descender a 300 metros de profundidad.
Son capaces de detectar la presencia enemiga a distancias tres y hasta cuatro veces superiores al alcance que tienen submarinos similares de otros países.

Su armamento incluye seis tubos lanzatorpedos de 533 milímetros, minas y sistemas de misiles Kalibr. Los submarinos Varshavianka son llamados por la OTAN ‘agujeros negros’ por lo difícil que resulta descubrirlos.

Leave a Reply

628   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios