Internacional

La pesca en Ghana en crisis por las actividades ilegales cometidas

En noviembre de 2013, Ghana recibió una tarjeta amarilla de la Unión Europea (UE) por no cumplir con sus obligaciones internacionales de combatir la pesca ilegal. La advertencia provocó nuevas políticas y leyes, un plan de acción para erradicar la pesca ilegal y reformas que abordan los fallos de gestión en las pesquerías del país africano. La tarjeta amarilla se levantó en octubre de 2015 en reconocimiento al progreso realizado. Dos años después,  las pesquerías de Ghana están en crisis.

La pesca ilegal en este país es desenfrenada, y las poblaciones de peces pelágicos pequeños, cruciales para la seguridad alimentaria y los medios de subsistencia, están colapsados. De ahí, que desde diversas instituciones se insta al Gobierno de Ghana a tomar medidas audaces y transparentes para evitar esta crisis.

La tarjeta amarilla sirvió como un claro recordatorio de que la falta de una gestión efectiva de las pesquerías de Ghana podría llevar a una prohibición de las exportaciones de productos del mar a la UE, por un valor estimado de US $ 230 millones en 2015.

A principios de febrero de 2018, una delegación de la Comisión Europea visitó el Ministerio de Pesca y Desarrollo de la Acuicultura de Ghana (MoFAD) para evaluar el progreso en la lucha contra la pesca ilegal como parte de un proceso de diálogo continuo.

La visita se produjo en un momento crucial para las pesquerías de Ghana, una vez que la industria está en fuerte declive, mientras que las prácticas de pesca destructiva van en aumento. Ante esta situación, los medios de subsistencia de alrededor de dos millones de ghaneses están en peligro, así como la seguridad alimentaria de la nación. El Plan de gestión pesquera 2015-2019 de Ghana proporciona una hoja de ruta para la recuperación de estas pesquerías.

Los compromisos para acabar con esta lacra incluyen la sanción disuasoria de infracciones de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU), la reducción del número de arrastreros y la implementación de temporadas de veda para todas las flotas pesqueras para aliviar la presión sobre los recursos sobreexplotados.

Ante esta situación se requiere un plan de gestión, con su  implementación  en áreas clave, pero ocurre que tres años después no existe un comité de múltiples partes interesadas para supervisar la implementación del plan. Tampoco se ha constituido una Junta de la Comisión de Pesca para garantizar la implementación sin problemas de las políticas. Por ello,  el Gobierno es requerido a una acción más ambiciosa, transparente e imparcial para garantizar que se cumplan los compromisos del plan.

También se juzga que la aplicación de la ley debe ampliarse para abordar las ilegalidades en todo el sector. Con demasiada frecuencia, la aplicación se ha centrado en la pesca ilegal en embarcaciones menores (por el uso de redes no autorizadas, pesca ligera, etc.), pero no en prácticas destructivas de la flota industrial. Esto socava la credibilidad de la aplicación y cualquier intento de alentar a los pescadores de pequeñas embarcaciones a cumplir con las leyes de pesca.

Los arrastreros  se dirigen a los peces específicamente para el transbordo, capturando juveniles que aún no han reproducido y producen la sobrepesca a los pequeños pelágicos (sardina caballa, etc.), Esto hace que la gestión efectiva de la pesca sea imposible, contrariamente a las obligaciones del Estado costero de Ghana en virtud de la Convención de las Naciones Unidas (ONU) sobre el Derecho del Mar.

Así, se considera que las inspecciones en el puerto y en los observadores a bordo pueden garantizar que se respeten las restricciones, así como las prohibiciones contra el transbordo. Según el plan de gestión, el gobierno debe ser «responsable y transparente en la gestión de los recursos pesqueros». Esto incluye el objetivo de reducir los días de pesca de la flota de arrastre industrial en un 50% para fines de 2018.

A fines de 2017, 76 arrastreros tenían licencias para pescar en Ghana, en comparación con 107 en 2014.

Esta reducción es bienvenida, pero representa solo una ligera disminución con respecto a los 84 arrastreros autorizados en 2011. En 2017, cuatro arrastreros ingresaron al registro de buques de Ghana que no tenían licencias en 2015 o 2016

What to read next

3507   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios