europa-azul.es asyabahisgo1.com www.dumanbetyenigiris.com pinbahisgo1.com sekabet-giris2.com www.olabahisgo.com www.maltcasino-giris.com www.faffbet.net betforward1.org www.1xbet-farsi3.com www.betforward.mobi www.1xbet-adres.com 1xbet4iran.com romabet1.com www.yasbet2.net 1xirani.com romabet.top
viernes, junio 14, 2024
Inicio Marina Mercante Los buques mercantes no están preparados para socorrer a migrantes

Los buques mercantes no están preparados para socorrer a migrantes

La acogida a bordo de los migrantes en los buques mercantes puede ser muy complicada, una vez que estos barcos no están preparados para socorrerlo.

No obstante, los buques mercantes están obligados a socorrer a las embarcaciones en dificultades y a recuperar a las personas en peligro en el mar. Pero en caso de afluencia de migrantes, no existe ninguna disposición real. Además del salvamento, las travesías de migrantes exigen una gran vigilancia por parte de los marineros, sobre todo en el Canal de la Mancha. Sexta parte de nuestra serie sobre las migraciones en el mar.

En 2020, el transportista de productos refinados «Maersk Etienne» embarcó a 27 migrantes que permanecieron a bordo más de un mes después de que Malta se negara a acogerlos.

Puede que Bertrand Derennes encargara en su día uno de los buques más grandes jamás construidos, el ex-TI Europe (ahora SA Europe, un almacén flotante frente a la costa de Malasia), «pero este petrolero de 380 metros nunca fue diseñado para albergar a más de 30 personas, incluida su tripulación. Hay comida, agua, suministros médicos y alojamiento para 30 personas a bordo, lo que significa que nos vemos desbordados fácilmente si suben a bordo docenas o incluso cientos de personas. En un día, a menos que haya ayuda exterior rápida, no queda nada», explica el antiguo capitán, ahora Secretario General de la Asociación Francesa de Capitanes de Buque (Afcan)».

Bertrand Derennes, antiguo capitán del buque de transporte de productos refinados Maersk Etienne, más pequeño pero con un equipamiento similar, recuerda haber salido de Suez hacia el Mediterráneo en 2014 con un cargamento de gasolina. «Recibí una llamada de las autoridades maltesas pidiéndome que asistiera a un buque en peligro, sin más detalles… Cuando llegué, pensé que encontraría entre 20 y 25 personas en el pesquero, con daños en la propulsión. Pero eran 330, entre ellas mujeres y niños. Me preguntaron si podía subirlos a bordo. Había un poco de oleaje, no tenía suficiente agua dulce y tampoco era una decisión fácil: en un barco de productos refinados, un solo cigarrillo puede provocar una explosión. Afortunadamente, un buque militar italiano no estaba lejos y mi barco me sirvió de refugio durante un día mientras los acogía a todos».

«No hay que hacer diferencias».
En la historia marítima, las personas recuperadas del mar siempre han sido principalmente marineros, hombres en la flor de la vida.Se les podía acoger fácilmente.Pero desde la crisis de los boat people, a mediados de los años 70, y más aún hoy, con el aumento de las crisis migratorias, los marinos han tenido que socorrer en gran número a mujeres, niños, enfermos y a veces ancianos.¿Qué es lo que hacen? Evidentemente, ayudar», responde Bernard Derennes. No hay diferencia entre migrantes y marinos en dificultades. La política de Afcan es respetar los convenios internacionales.

El Convenio Solas (Seguridad de la Vida Humana en el Mar), que regula el salvamento de vidas en el mar, es esencial. El salvamento es una obligación, con una sola excepción: si el salvamento pone en peligro al buque que rescata o a su tripulación. El buque debe desembarcar a sus pasajeros en un lugar seguro, que no sea ni un país en guerra, ni un país que represente un peligro para la nacionalidad de los desembarcados, ni un lugar inapropiado, ya sea el pie de un acantilado o una isla desierta…

Artículos relacionados

Lo más popular