martes, mayo 24, 2022
Inicio Acuicultura Un estudio de la CGPM analiza la producción y el comercio de...

Un estudio de la CGPM analiza la producción y el comercio de la acuicultura en los seis países ribereños del Mar Negro

La región del Mar Negro ha experimentado en los últimos años un auge en la acuicultura y en el comercio de productos del mar, pero el conflicto puede obstaculizar este crecimiento en Ucrania y amenaza con interrumpir el comercio de productos del mar y las cadenas de suministro en la región, según la Comisión General de Pesca del Mediterráneo (CGPM) de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

La producción de la acuicultura en la región del Mar Negro ha crecido de forma constante en los últimos años, pasando de más de 500 000 toneladas de productos del mar cultivados (principalmente salmónidos, carpas y lubinas europeas) en 2017 a más de 700 000 toneladas en 2019, según un estudio regional de la CGPM.

El recientemente publicado Mercado de la acuicultura en el Mar Negro: perfiles de países es el estudio más autorizado sobre la acuicultura en la región, y en él se recogen las tendencias de la producción y el comercio de alimentos marinos de piscifactoría en los seis países del Mar Negro entre 2015 y 2019.

«La acuicultura ha crecido en la región del Mar Negro, ayudando a impulsar la seguridad alimentaria y proporcionando puestos de trabajo e ingresos a muchas comunidades rurales vulnerables. Pero el sector es frágil y susceptible a las crisis, especialmente porque los pequeños y medianos agricultores representan la mayor parte de los productores de mariscos cultivados en la región. El actual conflicto entre Ucrania y la Federación Rusa está afectando a las cadenas de suministro y a los precios, y los acuicultores de la región tienen dificultades para comprar alimentos para peces o ingredientes para piensos y alevines para mantener sus granjas en funcionamiento. El comercio de mariscos de piscifactoría también se enfrentará a desafíos», dijo Houssam Hamza, oficial de acuicultura de la CGPM y autor principal del estudio.

Ucrania produce una media de 20.000 toneladas de pescado de piscifactoría al año. Hay más de 4.000 piscifactorías registradas en el país, la mayoría de las cuales son pequeñas explotaciones de menos de 30 toneladas de producción anual en estanques artesanales, que crían diversas especies, desde la carpa hasta el siluro, el lucio y la trucha, principalmente.

Mientras que alrededor del 80-90 por ciento de los mariscos consumidos en Ucrania son importados, las exportaciones de mariscos de Ucrania (mariscos cultivados, capturados e importados y luego procesados y exportados) han ido en aumento – de alrededor de 5 000 toneladas en 2015, con un valor de unos 20 millones de dólares, a 11 800 toneladas en 2019, con un valor de más de 46 millones de dólares.

En 2019, los principales destinos de las exportaciones de productos del mar de Ucrania incluyeron países de la Unión Europea, Moldavia, Bielorrusia, Uzbekistán, Israel, Taiwán y Turquía, entre otros.

En lo que respecta al comercio, Rusia es, con diferencia, el mayor exportador de alimentos de origen marino (cultivados y capturados) de la región, con exportaciones de casi 1,8 millones de toneladas en 2019, valoradas en más de 4.600 millones de dólares.

En otros lugares, en Georgia, la pesca y la acuicultura solo suministran entre el 10 y el 15 por ciento del consumo de productos del mar del país, lo que hace que el país dependa de las importaciones.

En Bulgaria, a pesar de representar sólo el 4% de las explotaciones acuícolas registradas, la maricultura -especies como los mejillones cultivados en aguas marinas- ha crecido hasta representar el 30% de la producción acuícola total.

En Rumanía, la acuicultura suministra más del 11% del consumo de marisco, y varias piscifactorías se han ampliado para incluir servicios como el turismo ecológico y la pesca recreativa, lo que ha aumentado las fuentes de ingresos de los acuicultores.

En Turquía, la producción de la acuicultura ha aumentado en más del 50 por ciento entre 2015 y 2019.

En los últimos años, la acuicultura se ha convertido en una parte cada vez más importante de la economía del Mar Negro. Suministra alimentos nutritivos, impulsa la economía local y proporciona puestos de trabajo a las comunidades costeras y rurales. Se practica tanto la acuicultura de agua dulce como la maricultura, aunque en la mayoría de los países de la región la maricultura sigue estando poco desarrollada.

El informe Aquaculture market in the Black Sea: country profiles ha sido elaborado en colaboración con EUROFISH y con el apoyo de la Unión Europea

Artículos relacionados

Lo más popular