miércoles, mayo 25, 2022
Inicio Marina Mercante Las sanciones comerciales a Rusia tendrán efecto sobre el bacalao y abadejo

Las sanciones comerciales a Rusia tendrán efecto sobre el bacalao y abadejo

Tras el ataque del ejército ruso a Ucrania, el mundo está en alerta máxima. La situación afectará a muchos sectores en distinto grado, pero el transporte y la logística sufrirán sin duda un gran impacto en su actividad y estará  probablemente entre los más afectados.

A las pocas día del inicio de la ofensiva rusa en Ucrania, las principales compañías navieras adoptaron rápidamente decisiones que incluían el cierre de sus oficinas y la suspensión de las escalas, entre otros. 

Las sanciones comerciales tendrían consecuencias «muy perturbadoras» para el mercado de abadejo y bacalao de la UE
Rusia es un importante proveedor de productos de pescado blanco a la UE, y una prohibición general de las importaciones supondría un cambio de juego en medio de un panorama de suministro ya difícil.

Por otro lado, MSC ha informado de que, tras el ataque ruso a Ucrania, sus buques dejarán de hacer escala en los puertos ucranianos y que los itinerarios se declararán concluidos en el último puerto antes de Ucrania. Además, la compañía está revisando la mejor manera de gestionar la carga en tránsito hacia Ucrania que se encuentra actualmente en los puertos del Mar Negro y del Mediterráneo. La naviera también ha indicado que se está preparando para posibles nuevas medidas gubernamentales que podrían afectar al comercio en la región.

Debido al conflicto armado, Maersk ha informado de que ha dado instrucciones a sus empleados para que «trabajen desde casa, lejos de cualquier zona de conflicto». Además, Maersk ha puesto en marcha «una estrategia de continuidad» para satisfacer las necesidades de la cadena de suministro en territorio de conflicto «en la medida en que la situación lo permita». Sin embargo, anunció la suspensión de las escalas en todos los puertos de Ucrania hasta nuevo aviso y dejará de aceptar pedidos hacia y desde Ucrania. Los servicios en Rusia, mientras tanto, siguen estando disponibles, pero potencialmente sujetos a cambios según evolucione la situación.  

Un comunicado difundido por CMA CGM, indica que «estamos siguiendo de cerca la situación en Ucrania y en la región del Mar Negro». En los últimos días, apuntan, «hemos tomado todas las medidas necesarias para proteger a nuestros empleados y garantizar, en la medida de lo posible, la continuidad de la cadena de suministro.» El comunicado añade que «la seguridad de nuestros empleados y sus familias en Ucrania es nuestro principal objetivo».  En aras de la seguridad, CMA CGM ha decidido suspender todas las escalas de buques en Ucrania a partir de este viernes hasta nuevo aviso.

Las navieras y los operadores logísticos también están en alerta por posibles ciberataques procedentes de Rusia. Según informó el Departamento de Transporte de Estados Unidos, en su Aviso 2022-002, tras el estallido del conflicto bélico, indicaba que uno de los riesgos que pueden experimentar los buques comerciales que navegan por el Mar Negro y el Mar de Azov es la interferencia del GPS, la suplantación del AIS y otras injerencias en sus comunicaciones. 

Los puertos de Ucrania, cerrados

Según fuentes de seguridad marítima ucranianas, el ejército ucraniano ya ha anunciado el cese de todas las operaciones en los puertos del país, lo que podría provocar graves problemas logísticos en el suministro internacional del tráfico de mercancías. Los puertos rusos, por su parte, siguen operando, pero la incertidumbre que rodea al conflicto bélico preocupa mucho a los puertos de todo el mundo. Por ejemplo, el puerto de Rotterdam, uno de los más importantes del continente europeo, destina 62 millones de toneladas de los casi 470 millones de toneladas de transbordo a Rusia. En total, el 20% del carbón procede de Rusia, al igual que el 20% de los productos petrolíferos, el 25% del GNL y el 30% del petróleo crudo.

Asimismo, la Cámara Naviera Internacional (ICS) advirtió que existe un riesgo de interrupción de la cadena de suministro si se impide la libre circulación de los marinos ucranianos y rusos debido a la invasión rusa de Ucrania, ya que juntos representan el 14,5% a nivel mundial.

Según un informe publicado en el 2021 por BIMCO e ICS, 1,89 millones de marinos operan actualmente en más de 74.000 buques de la flota mercante mundial. De esta plantilla total, 198.123 de los marinos son rusos, de los cuales 71.652 son oficiales y 126.471 son marineros. Ucrania, por su parte, cuenta con 76.442 marinos, de los que 47.058 son oficiales y 29.383 marineros.

El transporte terrestre, por su parte, también es uno de los principales damnificados por el estallido de la guerra. Según informa la Federación Nacional de Asociaciones de Transportistas Españoles (Fenadismer), la conflictiva situación prebélica de las últimas semanas en Ucrania ha afectado a la actividad de las empresas de transporte españolas que operan con Ucrania, con retrasos de más de 4 horas de media para acceder o salir del país. Además, con el estallido de la guerra, indican que varios camiones españoles están bloqueados en Ucrania, cuyos transportistas están teniendo muchas dificultades para llegar a la frontera, e incluso para comunicarse debido a las interferencias y ciberataques que están provocando las autoridades rusas. 

En este sentido, desde Fenadismer indican que la Comisión Europea ha activado la red NCP-Transporte, en colaboración con el Ministerio de Transportes, para prever posibles medidas de repatriación de los profesionales del transporte de la Unión Europea que se encuentran atrapados en territorio ucraniano. 

En el caso de España, Ucrania ocupa el cuarto lugar como país de destino fuera de la Unión Europea para las exportaciones españolas por carretera, estimándose en 2.000 los camiones que transitan anualmente entre ambos países.

Artículos relacionados

Lo más popular