jueves, agosto 18, 2022
Inicio Europa Las zonas sensibles puede dañar a las comunidades de la pesca

Las zonas sensibles puede dañar a las comunidades de la pesca

La Comisión Europea plantea establecer un conjunto de zonas sensibles que puede dañar aún más a las comunidades de pesca. De hecho, Madrids recela del impacto que el plan de acción que va a presentar la Comisión pueda tener en la actividad pesquera

El sector pesquero aprecia que se deben poner en valor los aspectos socioeconómicos de la política pesquera también lo cree el ministro de Agricultura y Pesca, Luis Planas.

Este explicó que España va a pedir a la Comisión Europea que en su propuesta de cuotas incluya una mención expresa a esos dos aspectos de la sostenibilidad, así como al relevo generacional y el abastecimiento alimentario.

Planas aludió al plan de acción que la Comisión va a presentar en breve para proteger los ecosistemas marinos sensibles. España estará muy atenta a esta iniciativa, por el impacto que pueden tener en el sector pesquero las medidas que proponga Bruselas.

Con respecto al futuro Fondo Europeo Marítimo de la Pesca y la Acuicultura (FEMPA), la Comisión pedirá a los Estados miembros que agilicen la presentación de sus programas operativos. En materia de eficiencia energética, España entiende que es «necesario flexibilizar» los requisitos del fondo para dar cabida al mayor número de buques posible.

Junto a nadie extraña la presión de organizaciones ecologistas. Cada cierto tiempo afloran ataques frontales contra la pesca de arrastre de fondo. Uno de los últimos lo impulsa We Move Europe en coalición con Oceana, Seas at Risk, Our Fish, Whale and Dolphin Conservation y Environmental Justice Foundation. Esas oenegés llaman a la Unión Europea  (UE) y a «los líderes mundiales» a vetar esas redes en más zonas costeras, a prohibirlas en áreas marinas protegidas y a «asignar recursos financieros y técnicos para apoyar una transición justa para las flotas». Cepesca, la gran patronal española del sector, aclara que el arrastre de fondo «hoy en día ya tiene cerrados todos los lugares del mundo donde existen ecosistemas vulnerables», y lamenta la «demagogia» de quienes, «sin depender de la pesca, ni ellos ni sus familias, demonizan» ese arte «con informaciones falsas que generan confusión en los ciudadanos y las instituciones».

Artículos relacionados

Lo más popular