europa-azul.es
domingo, diciembre 4, 2022
Inicio Sector Pesquero Una plataforma reúne a 400 mujeres para salvar los océanos

Una plataforma reúne a 400 mujeres para salvar los océanos



Más de 400 mujeres participan en una plataforma con el doble objetivo de promover el valor de la mujer en el mar y la sostenibilidad. El grupo es muy diverso y abarca desde investigadores, científicos o biólogos hasta surfistas, pescadores, mariscadores, buceadores, abogados, profesores o médicos de norte a sur del país, incluidas las islas.El proyecto incluye un documental y una miniserie de cuatro episodios. El objetivo es ilustrar la relación entre las mujeres y el mar.


Cuando Raquel Costa tuvo la rara oportunidad de bajar en el submarino amarillo Nautile, del centro de investigación francés IFREMER, a unos 3.000 metros de profundidad frente a las Azores, no sabía que iba a cambiar su vida para siempre.

Lo que la geóloga marina vio en 1998 fue, según sus propias palabras, «indescriptible». En un lugar profundo del planeta Tierra, donde no llega la luz y casi todo está por descubrir y documentar, vio un «gran pez azul con tres patas finas, un pulpo rosa que parecía tener orejas y que bailaba delante del submarino, un tiburón que parecía estar tumbado, corales que no sabía que existían a tres mil metros de profundidad». «En términos de geología, vi y recogí muchas rocas que eran increíblemente diferentes a lo que esperábamos».

«La inmersión de siete horas y media me causó una gran impresión. Es importante transmitir el mensaje de que no conocemos bien el mar, que es inmenso: el 70% del planeta es mar y sólo conocemos el 3%».

En esta inmersión de 7h30 en plena oscuridad con una «increíble presión del agua», además de seres y escenarios que parecen de otro mundo, la investigadora fue testigo de una grandiosidad que le hizo querer ser una voz activa para la preservación de los océanos. «Esta experiencia me marcó enormemente, porque el privilegio de haber hecho esta inmersión me hizo pensar que era importante transmitir el mensaje de que no conocemos realmente el fondo del mar, ni el propio mar, que es inmenso: el 70% del planeta es mar y sólo conocemos el 3%», destaca Raquel Costa.

De la geología marina pasó a la estructura de la misión para la ampliación de la plataforma continental en la ONU y, de ahí, a la alfabetización oceánica. «Nos dimos cuenta de que los portugueses saben poco sobre el mar», destaca. Hoy se dedica a educar y concienciar sobre la necesidad de preservar los océanos: «Es necesario tener conciencia para cambiar las actitudes. Es necesario que la gente entienda realmente la importancia de las cosas para tomar decisiones informadas».

Del campo de la alfabetización pasamos a las artes de pesca. En Portugal, las mujeres sólo representan una cuarta parte de la mano de obra del sector, y Anabela Valente es una de ellas. Mariscadora en la ría de Aveiro, continúa una actividad familiar en la que la presencia femenina es muy fuerte y representa a la Rede Estrela do Mar – Red Portuguesa de Mujeres de la Pesca. «El papel de las mujeres en la actividad ha aportado sensibilidad al sector, capacidad para mediar en las negociaciones y organización. Las mujeres siempre han estado vinculadas al sector, pero no siempre han tenido visibilidad», explica la mariscadora a Negócios. La defensa del mar y de la ría es también una de sus prioridades y una de las razones para unirse al proyecto Mujeres del Mar. «Es muy importante valorar la actividad de los mariscadores y pescadores, para concienciar a la gente de la falta de pescado y marisco en el mar, en la ría y, por supuesto, en nuestra alimentación», dice.

Emoción por la defensa del mar

Raquel y Anabela son dos de las más de 400 mujeres que participan en el proyecto Mujeres del Mar, cuyo objetivo es mostrar la relación emocional que algunas mujeres tienen con el mar y promover así la conservación del océano. El proyecto incluye un documental, una miniserie, una página web donde se recoge toda la información recopilada y una campaña de comunicación que utiliza la emoción transmitida por estas mujeres, transmitiendo el doble mensaje de respeto al océano y el valor del trabajo de las mujeres en el mar.

Cuando escuchamos a estas mujeres hablar de su relación emocional con el mar, nos damos cuenta de que el mar ha estado presente en sus vidas y forma parte de su esencia.

«Sin dejar nunca de lado el mar, en el documental hablan de su infancia, de sus familias, de la maternidad, de la igualdad de oportunidades en el mercado laboral, de la economía circular, de la biología marina y la biodiversidad, de la historia de los mares en el pasado y de los sueños para el futuro. Cuando escuchamos a estas mujeres hablar de su relación emocional con el mar, nos damos cuenta de que el mar ha estado presente en sus vidas y forma parte de su esencia», explica Raquel Clemente Martins, mentora del proyecto. Y añade: «Las entrevistas con las Mujeres del Mar se realizan de forma muy íntima e individual. Los mensajes que nos dan son hermosos y sensibles», señalan desde la plataforma

Artículos relacionados

Lo más popular