europa-azul.es
martes, marzo 5, 2024
Inicio Sector Pesquero Un 71% de los trabajadores empleados en la mar es mayor de...

Un 71% de los trabajadores empleados en la mar es mayor de 40 años.

Un informe del CES establece las prioridades que debe afrontar la pesca española con un infoeme que pone especial atención a las importaciones. Desde las instancias comunitarias se debe velar por el correcto funcionamiento de los sistemas de control de las importaciones de pescado extracomunitarias en todos los Estados miembros.

En este sentido se indica que «la Unión Europea debe seguir avanzando hacia un régimen de certificación de capturas que garantice no solo la legalidad de los productos de la pesca importados, sino también su sostenibilidad. El objetivo es alcanzar un marco competitivo equilibrado entre los productos de la pesca y la acuicultura importados de terceros países y los procedentes de los Estados miembros, que garantice el cumplimiento de las exigencias que imperan en el mercado interior respecto de los estándares de calidad, seguridad alimentaria y de las normas sociolaborales y medioambientales. Un avance en este sentido sería la aprobación de la Propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea por el que se prohíben en el mercado de la Unión los productos reali zados con trabajo forzoso».

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha indicado que el informe del Consejo Económico y Social (CES) sobre ‘La pesca, la acuicultura y la industria transformadora en España’ plantea retos que están en consonancia con las líneas de acción que el Ministerio está llevando a cabo en los últimos años.

Luis Planas valora el informe del CES sobre la pesca y la acuicultura

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha indicado este jueves que el informe del Consejo Económico y Social (CES) sobre ‘La pesca, la acuicultura y la industria transformadora en España’ plantea retos que están en consonancia con las líneas de acción que el Ministerio está llevando a cabo en los últimos años.

Por ello, Planas, que ha recibido en la sede del Ministerio a los representantes del CES, ha valorado el informe, que realiza un análisis sobre la situación actual y perspectivas para el futuro del sector.

En concreto, plantea que el relevo generacional del sector es uno de los retos a los que se enfrenta el sector, dado que un 71% de los trabajadores empleados en el mismo es mayor de 40 años.

Otro de los retos plateados en el informe del CES es la descarbonización de la flota, con el objetivo de fomentar mecanismos de pesca sostenible para los más de 8.600 buques que la componen.

Según Planas, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha previsto actuaciones para dar respuesta a estos desafíos expresados en el informe.

Descenso del consumo

Igualmente. se hace una referencia al descenso de consumo de productoes pesqueros. Como parte del panorama económico del sector, hay que subrayar el descenso del consumo final de productos procedentes del sistema pesquero alimentario observado en
los últimos años en España, consecuencia, entre otros factores, de sucesivas crisis (de
naturaleza económica, ambiental y geopolítica), deficiencias en la comunicación, difusión
y promoción dirigidos a los consumidores, y el escenario inflacionista provocado por el
conflicto bélico en Ucrania que, superada la pandemia de COVID-19, debilitó el proceso
de recuperación. Esta coyuntura afectó particularmente al precio de los productos energéticos y de los alimentos, y entre estos últimos, al pescado y el marisco, cuyo índice de precios aumentó en 2022 un 9,2 por 100, frente a un incremento del índice general del 8,4 por 100 (cuadro 4). Todas las subclases del pescado y el marisco registraron aumentos de precios elevados en 2022, destacando los preparados de pescado y marisco conservados
o procesados (10,4 por 100) y el pescado fresco o refrigerado (9,4 por 100).


Las presiones inflacionistas en el componente de alimentos del IPC respondieron a
distintos factores, como la evolución alcista de los precios de las materias primas para el
sector de la alimentación, y de los precios de la energía en los mercados internacionales
o, según algunos informes, el impacto en el precio final de los márgenes de beneficios a lo
largo de la cadena de distribución alimentaria33. La subida de precios, aunque ha tenido
impacto, no sería el único factor explicativo del descenso de la demanda de consumo final
de productos de la pesca y la acuicultura.

Artículos relacionados

Lo más popular