europa-azul.es
sábado, marzo 2, 2024
Inicio Euskadi La flota de Ondarroa pide que se apoye la soberanía alimentaria

La flota de Ondarroa pide que se apoye la soberanía alimentaria

La flota de Ondarroa pide a la Comisión Europea que apoye la soberanía alimentaria en el seno de la UE apoyando la agenda ambiental, en este caso imponiendo una veda en la costa de Francia.

Dos delos barcos de arrastre, Kaxu y Kaxarra tuvieron que amarrar debido a la prohibición de Francia, apoyada por la Comisión Europea, de pescar en sus aguas, entre el 22 de enero y 20 de febrero. El motivo no era otero que que mueren demasiados delfines. Decisión difícil de entender para los armadores si tenemos en cuenta que los científicos de AZTI demostraron que los pingers (dispositivos acústicos que ahuyentan a los cetáceos y que llevamos en nuestras redes) han reducido un 90% toda interacción con delfines.

Los datos científicos no importaron y 22 trabajadores se quedaron sin trabajo durante 30 días, tampoco. El trabajo indirecto en tierra, tampoco importa. Las 200.000 kg de pescado que han dejado de llegar a las pescaderías de este país, tampoco. «(«Ya se sustituirán por pescado congelado de importación que no respeta los derechos laborales, ni la cadena de frío, o por productos ultracongelados de dudoso aporte nutricional)». La soberanía alimentaria no importa. El 70% del pescado consumido en Europa es de importación», señalan desde la Organización de Productores de Ondarroa (OPPAO9.

Incertidumbre ante el futuro

A pesar de que la pandemia y la guerra de Ucrania nos han mostrado lo débiles que somos, dependiendo dramáticamente de países terceros, especialmente, Asia, seguimos castigando a los pescadores europeos en favor de flotas asiáticas de dudosa crediblidad. «La parte económica no importa. Sin ingresos ni rentabilidad, los armadores no lograrán convencer a sus hijos para que sigan con la actividad en 5-10 años. Los médicos y la AESAN, Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición recomiendan consumir 3 o 4 raciones de pescado por semana. La realidad dice que no lo estamos cumpliendo; los hogares están sustituyendo el pescado por proteínas de menor valor nutricional y menos saludables. El sistema sanitario se verá, por tanto, más afectado por su mayor coste económico. ¿Cuál es el futuro que queremos para nuestas familias? Salud, nutrición, el producto de aquí, de nuestros pescadores, lo auténtico, lo de toda la vida, el placer de un buen pescado al horno en familia, nuestra gente, nuestra tierra. Estos son los valores que aprendí y por los que seguiré luchando», finalizan desde la OPPAO de Ondarroa.

Artículos relacionados

Lo más popular