europa-azul.es
sábado, enero 28, 2023
Inicio Europa Los eurodiputados piden a Sinkevicius que elimine las restricciones y que se...

Los eurodiputados piden a Sinkevicius que elimine las restricciones y que se aparte de prejuicios

La eurodiputada de EAJ-PNV ha solicitado al comisario europeo de pesca que elimine las restricciones adoptadas sobre 81 zonas del Atlántico en las que faenan centenares de embarcaciones europeas dedicadas a distintas artes de pesca de fondo como el arrastre o el palangre. Izaskun Bilbao Barandica considera que la decisión se basa más en prejuicios contra el sector pesquero que en estudios de impacto o datos científicos actualizados y anima al equipo de Virjinijius Sinkevicius a escuchar a un sector que “merece más palabras de apoyo por su esfuerzo para conservar los recursos marinos que imposiciones como esta decisión que podría abocar a tantos barcos al desguace”. 

El Parlamento Europeo ha albergado esta mañana un debate sobre la controvertida decisión de la Comisión Europea de vedar el acceso a 81 zonas de pesca ubicadas en el Atlántico a más de un centenar de barcos que faenaban en esas zonas.  Los afectados consideran que la decisión no se basa en los últimos datos científicos disponibles, no ha medido el impacto socio económico sobre el sector, no discrimina entre las distintas artes de fondo (palangre, enmalle o arrastre) y es sumamente imprecisa en la delimitación de las zonas vedadas.

La propia Comisión ha tenido que aclarar en las últimas semanas el alcance de su decisión al detectarse diferencias entre el calado real de las zonas acotadas y las profundidades (más de 400 metros) en las que se aplica la medida. Finalmente, los profesionales del mar se quejan de una muy deficiente interlocución con los afectados antes de tomar la decisión.

Los profesionales afectados temen la inseguridad jurídica que emana de la decisión, pues siguen sin estar claras las zonas afectadas lo que puede dar lugar a distintas formas de aplicación. También pronostican conflictos y riesgo de sobre explotación en otras zonas del Atlántico, pues muchos barcos se verán obligados a desplazarse de sus actuales caladeros a otros en los que pugnarán por los recursos existentes con barcos ya asentados allí. Finalmente, se desconoce si hay previsiones para ayudar a los barcos que tengan que cesar su actividad a causa de esta decisión. Algunos estados y organizaciones profesionales pesqueras anuncian ya recursos contra este reglamento de ejecución. 

Izaskun Bilbao Barandica ha apelado a su condición de miembro de una familia de pescadores para animar a la comisión europea a tener una interlocución más cercana con el sector y escucharlo antes de tomar decisiones de este calado. “Aurelio, mi padre tiene 91 años, Hilaria, mi madre, 90. Fui a la universidad gracias a su esfuerzo, al riesgo que él corrió durante décadas él embarcado en un cascarón, pescando. A la constancia de ella, cosiendo redes. Son entusiastas de la sostenibilidad. Padecieron los efectos de la sobrepesca y aman el mar”. 

La eurodiputada jeltzale ha animado al comisario a olvidar los prejuicios y “patear puertos y lonjas, empresas transformadoras…Encontrarán mucha gente como Hilaria y Aurelio. Palangreros que no entienden por qué eliminan ustedes, con esta decisión sobre la pesca de fondo, una forma de pesca sostenible. Hablarán con profesionales angustiados porque, o desguazan su barco o cambian de zona de pesca. Convertirán así en miseria las cuotas que tendrán que compartir con los que trabajan allí si resuelven el reparto sin conflicto”.

La política bermeana ha pronosticado al comisario y su equipo que en este recorrido “toparán con pescadores preocupados por la confusión que crea una norma cuyo alcance no era claro ni para ustedes. Otros les dirán que no entienden por qué impiden pescar a barcos europeos, sometidos a un férreo control y normas muy estrictas, mientras se importan producciones menos sostenibles. Por eso, ha subrayado, estas decisiones hay que tomarlas tras hacer un estudio de impacto que considere todas estas cuestiones y sobre datos científicos actualizados. Así que les pido que den marcha atrás”.

“Muchos sospechamos, ha concluido, que en sus decisiones pesan más los prejuicios que los datos. Hablen, conozcan, escuchen, visiten, apliquen el método de la proximidad. Comprobarán que el sector que parecen empeñados en perseguir prefiere seguir trabajando antes que cobrar una ayuda por cese de actividad. Y eso les obliga a trabajar de manera sostenible. Son los primeros interesados. Por eso merecen más palabras de apoyo por su esfuerzo para conservar los recursos marinos que imposiciones como esta decisión que podría abocar a tantos barcos al desguace”. 

Artículos relacionados

Lo más popular