europa-azul.es
martes, marzo 5, 2024
Inicio Galicia Orpagu lleva a los barcos exoesqueletos para facilitar el trabajo de los...

Orpagu lleva a los barcos exoesqueletos para facilitar el trabajo de los tripulantes

A la izquierda, el exoesqueleto elegido por Orpagu, cuyo presidente, Joaquín Cadilla (en el centro), lo presentó con la gerente Juana Parada en la planta frigorífica de Tui

A la izquierda, el exoesqueleto elegido por Orpagu, cuyo presidente, Joaquín Cadilla (en el centro), lo presentó con la gerente Juana Parada en la planta frigorífica de Tui 

Dos años después del inicio del proyecto Autopesca, subvencionado con fondos europeos a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, la organización guardesa Orpagu lleva a su planta de Tui a la vanguardia de la tecnología que ayudan a cargar y mover peces pesados a bordo y en la planta frigorífica, donde estrenan cintas de clasificación semiautomáticas de quenlla y espada. Por medio de unos exoesqueletos, estructuras que se acoplan al cuerpo y reducen el esfuerzo de músculos y columna, se consigue mejorar las capacidades de quienes las usan y ayudándoles.

La colaboración de los palangreros guardeses con el Centro Tecnológico de Automatización de Galicia y Josmar ha resultado un éxito que ha llamado la atención de otras empresas y centros de investigación.


Para el pelado de la quella congelada, muy complicado y que requiere de la pericia de trabajadores especializados, se ha innovado en un sistema semiautomático pendiente de patente. Innovar para avanzar es el objetivo de Orpagu que incluyó en su jornada final de difusión del proyecto de I+D una cata de nuevos productos.

Todo ello, en el hito de alcanzar desde A Guarda el liderazgo del palangre de superficie europeo tiene mucho que ver la apuesta continua de Orpagu por la innovación a todos los niveles. En tierra, con una planta frigorífica inteligente, y en el mar, con una flota sostenible y dotada de la mejor tecnología para ser más eficiente. Ahora, tras la finalización del proyecto Autopesca, los palangreros guardeses apuestan por la armonización de los puestos de trabajo, tanto a bordo del buque como en su frigorífico ubicado en el polígono industrial de Tui.


Tras dos años de intenso trabajo, Orpagu, en colaboración con el Centro de Automoción de Galicia, ha culminado con éxito el objetivo de dotar a sus trabajadores de una ayuda clave a través de exoesqueletos que faciliten el manejo de grandes peces. Después de un proceso de selección, en el que se testaron diferentes modelos del mercado usados en el ámbito sanitario y militar, el concluyó que el exoesqueleto que mejor se adapta a los objetivos buscados es el Apex de la empresa HeroWear. Fue el elegido tras la jornada de familiarización llevada a cabo en el laboratorio Booster Manufacturing del Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG), donde se emplearon los diferentes
dispositivos para medir el tiempo empleado, el ritmo cardiaco del usuario y la respuesta muscular en la zona lumbar, a los que se añadió una encuesta subjetiva sobre la comodidad o incomodidad del uso de este artilugio.


Una vez determinado el modelo, las instalaciones de Orpagu acogieron una intensa jornada de pruebas con la colaboración de profesionales de la pesca de más de 20 años de experiencia. Se realizaron simulaciones reales con cargas de 30, 48 y 50 kilos -medidas seleccionadas tras un estudio del sector en el pez espada y la quella- tanto en carga y descarga como en arrastre y, a la espera de un análisis profundo de los datos
recabados, se ha recibido una gran acogida entre los profesionales, superando el 60% la sensación de ayuda que producen los exoesqueletos.

Autopesca, el proyecto de automatización de procesos, también ha permitido desarrollar unas cintas de clasificación semiautomáticas por tallas y volúmenes de los pescados que captura la flota de Orpagu y procesa en su planta frigorífica. El CTAG lo ha diseñado y la empresa Josmar se ocupó de desarrollarlo.

Y otra innovación, pendiente de patente, ha sido la mesa de pelado asistido y servoautomático de quenlla, importante porque ahora requiere un operario especializado para un proceso manual laborioso y costoso. En desarrollo, Orpagu la explicará en los próximos meses


Gemelo digital para representación virtual

Por otra parte, en la clasificación por tallas y volúmenes de las especies pesqueras que se hace en la planta, el CTAG desarrolló un gemelo digital para recrear la representación virtual de los diferentes procesos y dar con el sistema indicado para los ejemplares que captura la flota de Orpagu. En esta acción, los palangreros y los técnicos del centro gallego encontraron en Josmar a un perfecto aliado para el desarrollo de estas
cintas de clasificación.


Un sistema único para el pelado de la quella
Otra de las innovaciones presentadas en esta jornada, fue la mesa de pelado asistido servoautomática, que se encuentra ahora mismo en fase de patente porque no existe nada en el mercado similar. La dureza extrema de la piel de esta especia, unida a la capa de grasa de estos ejemplares que hay que eliminar sin tocar la proteína, obliga a un proceso manual costoso y que requiere de un operario especializado. El nuevo sistema, que se dará a conocer en los próximos meses, permite combinar la acción manual selectiva con el apoyo mecánico.
Tras la explicación pormenorizada de todas las fases del proyecto, los asistentes al evento disfrutaron de una cata de nuevos productos, valorando cada una de las recetas en base a su sabor, textura y otras características.


Los exoesqueletos estaban en el mercado, ya utilizados en los ámbitos sanitario y militar, en colaboración con el Centro Tecnológico de Automatización de Galicia (CTAG). Ahí los probaron, midiendo tiempo de trabajo, ritmo cardíaco del usuario, la respuesta muscular en la zona lumbar y la impresión sobre la comodidad. Se decantaron por el Apex, de HeroWear, un exoesqueleto que pesa 1,6 kilos y cuyo precio va de 1.000 y 2.000 euros. 

.

Artículos relacionados

Lo más popular