europa-azul.es
viernes, mayo 24, 2024
Inicio Europa Opiniones diferentes entre los eurodiputados sobre el reglamento de control

Opiniones diferentes entre los eurodiputados sobre el reglamento de control

Los eurodiputados han reaccionado de forma diferente a la aprobación del reglamento de control de la pesca. La ponente Clara Aguilera señala que «hemos cerrado el acuerdo exactamente cinco años después de que la Comisión propusiera la revisión del sistema de control de la pesca. Esta es la última propuesta pendiente de la revisión de la Política Pesquera Común. Una propuesta que nos pondrá a la cabeza del control de la pesca con la digitalización, la armonización de las normas y la plena trazabilidad de los productos pesqueros, tal y como piden los ciudadanos. Por primera vez, la pesca recreativa ha sido incluida en este reglamento. Esperamos tener concluido este proceso a finales de año».


El eurodiputado gallego y miembro de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo, Francisco Millán Mon (PP), valora como «equilibrada y gradual» el principio de acuerdo sobre el reglamento europeo de control de pesca alcanzado.

Por su parte desde italia Annalisa Tardino, eurodiputada de la Liga, miembro de la Comisión de Pesca y comisaria regional del partido en Sicilia considera que » la UE criminaliza y consecuentemente penaliza al sector pesquero, aplicando una nueva medida vejatoria, vergonzosa y disparatada. No hay otra forma de definir el acuerdo alcanzado en Bruselas sobre la revisión del reglamento «Controles», que prevé la obligación de instalar cámaras a bordo de los buques pesqueros de más de 18 metros de eslora y el endurecimiento de las normas sobre el llamado «margen de tolerancia», una decisión descabellada que reduce al mínimo la flexibilidad en las operaciones de transbordo y de capturas accidentales y se traduce en aún más sanciones para los pescadores. La obligación, prevista para los pesqueros de más de 12 metros, sólo se elevó a 18 gracias a la Liga, con lo que se salvó una parte de nuestra flota, pero hubo que anularla del todo. Las instituciones de la UE demuestran estar cada vez más alejadas de las necesidades reales de la economía y los ciudadanos, dejándose embrujar por las sirenas de los ecologistas y los fanáticos de las ideologías verdes. Nos opondremos a estas nuevas normas en el Parlamento, votando en contra del acuerdo, que se sumará a un régimen ya bastante opresivo hacia las comunidades pesqueras sicilianas y sardas, siempre perjudicadas por normativas asfixiantes y ahora también por el temido cese de la pesca de arrastre, que da trabajo a unas mil personas sólo en Sicilia. La única nota positiva procede del trabajo realizado por la delegación de la Lega, que también ha conseguido una mayor trazabilidad en la cadena de suministro, algo que beneficia a la calidad de las capturas de nuestros puertos deportivos, y más controles y sanciones para quienes compiten de forma desleal. En el momento de la votación, cada parlamentario tendrá que asumir sus responsabilidades. Estaremos ahí, en defensa de los pescadores y del pescado de calidad».

“Equilibrado y gradual”

El eurodiputado gallego y miembro de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo, Francisco Millán Mon, se ha referido al principio de acuerdo sobre el Reglamento europeo de control de pesca alcanzado. Millán Mon, que durante los últimos cinco años ha participado en las negociaciones en nombre del Grupo Popular en el Parlamento Europeo, ha calificado el acuerdo de “equilibrado y gradual” y ha señalado que protege al sector frente a la deriva ecologista radical de la Comisión Europea. “Este acuerdo de trílogos es mejor que el texto que el Parlamento Europeo aprobó en primera lectura en el año 2021 y es mucho mejor que la propuesta que presentó la Comisión en 2018. Estoy seguro, además, de que si empezásemos desde cero el texto que presentaría el Comisario Sinkevičius sería mucho peor. Algunos aspectos de la reforma no nos satisfacen plenamente, pero gracias al intenso trabajo del Partido Popular hemos
logrado evitar males mayores”, ha declarado.


Millán Mon ha querido poner en valor que el acuerdo refuerza el control de las importaciones y la protección de los pescadores europeos frente a la pesca ilegal en terceros países, avanzando en el deseado “level-playing field” internacional. “La digitalización del control de las importaciones, el conocido como sistema CATCH, evitará que accedan al mercado europeo productos del mar de dudoso origen. No olvidemos que, desgraciadamente, la UE importa el 70% de los productos del mar que consume” ha dicho.
“La reforma también aspira a acabar con la competencia desleal dentro de la propia Unión Europea. La armonización del régimen de infracciones y sanciones beneficiará especialmente a España, frente a otros Estados miembros donde el control pesquero es más laxo y las sanciones, inferiores . Así se desprende del informe del Tribunal de Cuentas de la UE del año pasado sobre pesca ilegal” ha señalado el eurodiputado popular.
Por otra parte, Millán Mon ha destacado que gracias a las enmiendas del PP se limita severamente el uso de tecnologías como la CCTV a bordo y losdispositivos de control continuo de la potencia motriz, a la vez que se protegela privacidad de la tripulación.
“Salvo que el Estado miembro así lo permita, no estará permitido instalar cámaras en buques de eslora inferior a 18 m. Y, en todo caso, no se instalará CCTV en cualquier embarcación, sino únicamente en aquellos buques que, por sus características, presenten un alto riesgo de incumplimiento de la obligación de desembarque. El texto del Reglamento deja claro que no existirá un Gran Hermano que controle a la flota en vivo y en directo. Y,
además, las grabaciones de estos sistemas se circunscribirán a aquellas partes del buque donde se pueden producir descartes y no permitirán laidentificación de las personas” ha detallado el eurodiputado gallego.
“De manera similar, la instalación de dispositivos de control continuo de la potencia motriz también requerirá un previo análisis de riesgo por parte de las autoridades nacionales, y se circunscribirá a los arrastreros de mayor tamaño, de más de 221 kW” ha declarado.
Asimismo, Millán Mon recordó que la reforma tendrá plazos de aplicación muy dilatados en el tiempo, con cuatro años de vacatio legis para las disposiciones más complejas de implementar, como CCTV, control de la potencia motriz o geolocalización y diario de pesca electrónico para buques de eslora inferior a 12m. “Además, los buques de eslora inferior a 9 metros que cumplan ciertas condiciones también podrán beneficiarse de la exención de la geolocalización hasta el 31 de diciembre de 2029” ha añadido.
El eurodiputado popular también ha hecho hincapié en que la reforma europea homologa el modelo gallego de control de marisqueo a pie, de modo que podrán seguir siendo las cofradías quienes envíen los datos de capturas en representación de las mariscadoras.
“De igual manera, las normas sobre comercialización de productos pesqueros tienen en cuenta las necesidades de la industria conservera gallega. Se permitirá la mezcla en los lotes y la digitalización de la información sobre trazabilidad de los productos procesados se aplaza al año 2030, para dar tiempo a que el sector se adapte, y previo informe de viabilidad qu elaborará la Comisión Europea” ha afirmado.
El eurodiputado gallego ha destacado que, por primera vez, existirá a nivel de la Unión Europea un sistema de registro y control de la pesca recreativa, una actividad que cada vez tiene más impacto en los recursos pesqueros.
Además, en la recta final de las negociaciones se ha logrado una solución a una cuestión tan importante para la flota atunera y pelágica como es el margen de tolerancia. “Desde la entrada en vigor del Reglamento, los Estados Miembros y la Comisión Europea contarán con un plazo de seis meses para publicar una lista de puertos donde la flota podrá estimar sus capturas sobre el total de lo pescado y no por especie, siempre que se satisfagan una serie de condiciones” ha explicado el eurodiputado popular.
Millán Mon ha concluido declarando que la mejora en la recolección de datos de capturas y posicionamiento puede ser una garantía para el sector pesquero. “Al fin y al cabo, los informes de impacto socioeconómico con datos fiables y abundantes son la mejor arma contra la deriva ecologista radical de la Comisión Europea. Uno de los problemas con el veto a la pesca de fondo en 87 áreas fue, precisamente, que el ICES de Copenhague manejó datos incompletos y desactualizados. Los datos de geolocalización también permitirán a la flota pesquera armarse de razones frente e actividades que compiten por el espacio marino, como la energía eólica offshore”.

Uso de nuevas tecnologías

Las nuevas tecnologías, como las cámaras a bordo, y las mejoras en la trazabilidad deberían contribuir a garantizar un mejor cumplimiento y una mayor protección de los consumidores.

Los negociadores del Parlamento y la Presidencia sueca del Consejo alcanzaron el martes un acuerdo sobre la actualización de las normas de la Política Pesquera Común, en particular en lo que respecta al seguimiento de las actividades pesqueras y la trazabilidad de los productos pesqueros.

Según el texto acordado, la información sobre el pescado fresco y congelado será plenamente accesible, incluso digitalmente, para salvaguardar la seguridad alimentaria y los intereses de los consumidores. Este sistema de trazabilidad digitalizada se ampliará también al pescado transformado en cinco años.

Mayor control y seguimiento de todos los buques

Los buques de la UE de 18 metros o más que puedan suponer un riesgo de incumplimiento dispondrán de sistemas de seguimiento electrónico a distancia (REM) a bordo, incluido un circuito cerrado de televisión (CCTV), para garantizar el respeto de la llamada obligación de desembarque, cuyo objetivo es animar a los pescadores a evitar capturas no deseadas.

Según las normas revisadas, los países de la UE tendrán que implantar sistemas de seguimiento de la posición y los movimientos de todos los buques pesqueros comunitarios, incluidos los de menos de 12 metros. No obstante, los Estados miembros podrán eximir a los buques pequeños de la obligación de seguimiento en circunstancias limitadas y justificadas hasta 2030.

Sanciones y pesca recreativa

Para superar las importantes diferencias entre los países de la UE en materia de sanciones, los eurodiputados y el Consejo decidieron que el valor de los productos de la pesca capturados por un buque definirá el nivel mínimo de la multa que se le aplicará en caso de infracción grave de las normas. En caso de infracción reiterada, la sanción será como mínimo el doble del valor medio de los productos.

Se encargará a los países de la UE que comprueben el cumplimiento de las normas por parte de la pesca recreativa y determinen las sanciones adecuadas. Los países de la UE también tendrán que introducir un sistema de recogida de datos que incluya las capturas de actividades no comerciales, como las organizadas por organizaciones turísticas o competiciones deportivas. Se considerará infracción grave la pesca recreativa que venda capturas de más de 10 kg o más de 50 euros.

Márgenes de tolerancia

Los negociadores acordaron que el margen de tolerancia -la diferencia entre la estimación del pescado capturado y el resultado del pesaje en el puerto de desembarque- será del 10% por especie. Se aplicará un margen de tolerancia del 20% para cualquier otra especie a bordo que no supere los 100 kg. Para los pequeños pelágicos, la pesca industrial y el atún tropical, el margen de tolerancia será del 10% de la cantidad total registrada, bajo estrictas condiciones de control. Los pescadores artesanales tendrán un margen de tolerancia del 20%, ya que es más difícil calcular el tamaño de las capturas pequeñas.

Artículos relacionados

Lo más popular