viernes, mayo 20, 2022
Inicio Industria Naval Nodosa repara a la flota atunera

Nodosa repara a la flota atunera

El Astillero Nodosa está consiguiendo importantes resultados en la reparación de buwurs atuneros.
En sus instalaciones realiza trabajos de mantenimiento y mejora a cuatro pesqueros de gran porte. Tres de estos buques se hallan ya en sus gradas, mientras un cuarto está atracado a muelle de la Autoridad Portuaria esperando su turno. La presencia de atuneros en Marín se ha vuelto común en los últimos años, pero nunca antes se han podido ver tantos juntos, una circunstancia que avala el buen hacer de los operarios de Nodosa y de las empresas auxiliares vinculadas a este astillero. De hecho, por las gradas de Nodosa pasan a lo largo del año un buen número de atuneros, que faenan normalmente en el Atlántico, el Pacífico y el Índico. Marín lidera en España los trabajos de puesta a punto y reparación de esta clase de buques pesqueros.

En la actualidad se encuentran en las gradas del astillero marinense el Mar de Sergio, un atunero de 86 metros de eslora y perteneciente a la empresa Albacora, una de las armadoras vascas de mayor influencia en el sector. Albacora es la principal empresa española en el ámbito del atún y la compañía que tiene mayores unidades de este segmento de la flota. Otro atunero, que como el anterior también faena en el Atlántico, es el Via Mistral, de 78 metros de eslora. En este caso se trata de un buque de una empresa armadora de pabellón francés, Via Océan SAS, perteneciente al grupo Bolton Food, una importante multinacional. El tercer atunero que está ahora mismo en las gradas de Nodosa es el Pont Saint Louis. Se trata de un pesquero del Grupo Pereira. Es un atunero de algo más de 75 metros de eslora, que asimismo faena en el Atlántico. El Grupo Pereira es una compañía gallega que ha destacado por su expansión diversificando sus mercados y sus productos estrella.

Atracado  en Marín se encuentra el Playa de Bakio, de la compañía armadora vasca Pevasa, la segunda empresa más destacada en este ámbito en España. En estos momentos los operarios están realizando trabajos de reparación en el Playa de Bakio en el muelle. Es una forma de ir adelantando el trabajo mientras se espera a que la próxima semana quede disponible la vía de varada al bajarse el Pont Saint Louis.A diferencia de los anteriores, el Playa de Bakio faena en el Índico y se hizo famoso en  abril del año 2008 cuando un grupo de piratas somalíes lo secuestró mientras se hallaba frente a las costas del Cuerno de África.

Prestigio del astillero marinense

La presencia de estos buques en Nodosa evidencia el prestigio del que goza el astillero marinense, que combina su actividad de construcción de buques nuevos con los trabajos de mantenimiento y puesta a punto de barcos de muy distintos caladeros y complejidad técnica.El director comercial de Nodosa, José Ramón Regueira, explica que el año 2022 empieza con una notable carga de trabajo para el astillero marinense. En este momento, todas las gradas están ocupadas y también se está operando en barcos a flote atracados en puerto. En este momento los técnicos de Nodosa intervienen, de esta manera, en quince barcos, entre los que se encuentra otro de sus proyectos más novedosos: la construcción de una draga de succión de casco partido para una empresa coruñesa. «Ofrecemos seguridad, capacidad de respuesta y plazos de entrega» Los trabajos que se están realizando en Marín en los cuatro atuneros consisten en la sustitución de equipos y puesta a punto en general. El director comercial de Nodosa, José Ramón Regueira, indica: «Los atuneros tienen una actividad importante y por el sistema de procesamiento del pescado necesitan que se les haga una revisión general de equipo y del casco».

Añade que esta clase de barcos cuando llegan a Marín es para hacer «una obra de mantenimiento importante», dada la distancia que recorren.Nodosa ha visto crecer la cartera de trabajo de este segmento de la flota de manera creciente. «Nosotros ofrecemos seriedad absoluta. Es muy importante para ellos [las armadoras de atuneros] que se cumpla el plazo de ejecución, porque tienen unas agendas muy determinadas». Este buen hacer de los marinenses es uno de los factores que les ha permitido ir labrándose una imagen confiable por parte del sector. «Nodosa les ofrece fiabilidad, seguridad, capacidad de respuesta, plazo de entrega», resalta Regueira. «Tenemos mucha mano de obra especializada, experimentada y somos capaces además de asegurarle la logística que necesitan,», remarca.

El director comercial de Nodosa sostiene: «Somos muy flexibles y les podemos dar una cobertura integral a todas sus necesidades ya sea con actividades propias de destino como con lo que son las empresas que ellos necesitan y que contratan muchas veces directamente para los equipos principales como marcas de motores, de frío, de comunicaciones, etc». En conclusión, eligen Marín porque «aquí se sienten como en casa», remata Regueira.
Artículos relacionados

Lo más popular