europa-azul.es
martes, diciembre 6, 2022
Inicio Acuicultura La Seriola lalandi en vías de convertirse en una de las grandes...

La Seriola lalandi en vías de convertirse en una de las grandes alternativas de la acuicultura en Chile

La Seriola lalandi está en vías de convertirse en una de las grandes alternativas de la acuicultura en Chile. El cultivo de la seriola en Chile tiene más de 15 años, y en este tiempo ha quemado todas las etapas necesarias para tener sus primeras exportaciones durante este año. Hoy ya envía producto a Estados unidos e Italia y espera aumentar su producción a 3.600 kilos semanales en el mediano plazo.





Hace alrededor de 16 años, la empresa Acuícola del Norte S.A. se instaló en nuestro país y desde entonces ha sido pionera en la producción de la Seriola lalandi, o también conocida como yellowtail, hiramasa o palometa, a través del cultivo en tierra utilizando sistemas de recirculación (RAS).



Este periodo ha sido de mucho trabajo y aprendizaje para la empresa, ya que “no es rápido ni sencillo desarrollar el cultivo de una nueva especie desde cero. Hay que recordar que todo partió con la captura de peces desde el medio para poder conformar un stock de reproductores”, comenta la gerente Comercial y de Proyectos de Acuinor, Muriel Teixidó.

La siguiente etapa fue la construcción del hatchery con salas controladas con termo y fotoperiodo para su aclimatación en distintas épocas del año, y con esto lograr desoves de calidad y permanentes, y así continuar con la producción de huevos, larvas, juveniles y peces de talla comercial en la sala de nursery. Aquí fue donde se marcó un primer gran hito, debido a que “gracias a estos resultados Chile se convirtió en el segundo país (después de Australia) en lograr la cría de Seriola lalandi en cautiverio”, explica Muriel Teixidó

Es así que se han invertido muchos años de trabajo en I+D analizando aspectos biológicos, sanitarios, ambientales, genéticos, de reproducción, operación y de producción en todas y cada una de sus etapas que permitan asegurar niveles de competitividad sostenibles y establecer el cultivo de esta especie a través de un desarrollo vertical.

Hoy en día y “precisamente gracias a estos años de arduo trabajo y por cierto al apoyo permanente de Corfo, se ha concluido satisfactoriamente el ciclo completo de la seriola. Se cuenta con un plantel de reproductores de alta variabilidad genética, producción de larvas y juveniles de calidad de manera estable, continua y con altas tasas de sobrevivencia, y unas instalaciones de engorda para una producción de 200 toneladas al año operativa y en funcionamiento, logrando generar dos nuevos productos de exportación para el país, animales vivos (ovas/larvas y peces juveniles) y producto terminado” agrega la ejecutiva.

Esta es una experiencia única y pionera en Chile, es el primer cultivo de peces marinos en sistemas de recirculación en tierra a lo largo de todo su ciclo productivo a una talla comercial de 5 Kg. Sin embargo los desafíos han sido muchos en diversas áreas, y es por este motivo que muchas otras empresas fueron parte de este proyecto siendo socios vitales para que llegara a este nivel.

Desarrollo técnico especializado

El desarrollo del cultivo de una nueva especie, más aún con el uso de tecnologías de sistemas de recirculación intensivos, implica cerrar brechas y por ende generar el suficiente conocimiento técnico para definir y concluir exitosamente cada uno de los procesos productivos.

El director del Comité Técnico del programa de seriola, Gustavo Parada, en conversación con Revista AQUA comenta que “cuando va a una piscicultura, uno ve el estanque con peces adentro, pero ese estanque debe tener ciertas capacidades, y hay todo un equipo alrededor del mismo que hace que se mantenga vivo”.

“Primero, uno tiene que tener una capacidad aeróbica, o sea, los peces van a consumir oxígeno, y nosotros tenemos que llevar el oxígeno a la tasa que los peces necesitan, y ese valor es muy distinto en un salmón que una seriola”, explica el experto, agregando que “para ponerle un número, que no son muy exactos, pero me sirve para explicarlo, un salmón de 100g tiene un consumo de oxígeno dependiendo de las condiciones ambientales. A una temperatura de unos 12 grados, debe consumir unos 250 a 300 mg de oxígeno por hora por kilo de peso. Una seriola consume más de 1.000”.

Estas diferencias han obligado a generar el conocimiento básico de la especie, conocer sus requerimientos, sus demandas, sus emisiones y trabajar en una serie de proyectos en las áreas de reproductores, genética, alimento vivo, nursery, pre engorda, ambiente, nutrición, salud y bioensayos, como parte de los programas Corfo, lo que ha permitido desarrollar en conjunto ingeniería nacional y la tecnología especie-específica para la producción de este pez.

“Fundamental ha sido además la generación de capital humano más preparado en áreas técnicas, con conocimientos de ingeniería, bioquímica, salud de peces por nombrar algunas. En estos tipos de desarrollos es importante contar con gente con conocimientos y experiencia que no solo entienda de biomasa, sino también de cómo funciona la tecnología RAS para maximizar el entorno de los peces. Este es un gran desafío”, agrega Muriel Teixidó.

En términos generales, “si bien se ha logrado generar conocimiento en todas las áreas, los desafíos en materia de producción son un continuo mejorar, ser más eficientes para asegurar competitividad en el largo plazo” detalla la ejecutiva

Artículos relacionados

Lo más popular