europa-azul.es
miércoles, febrero 28, 2024
Inicio Euskadi La flota vasca está a punto de agotar la cuota de verdel

La flota vasca está a punto de agotar la cuota de verdel

La flota vasca de cerco se encuentra a punto de agotar la cuota de verdel después de unas capturas importantes a lo largo de la semana. En este momento, se lleva capturada el 95 por ciento de la cuota asignada a las Federaciones de Cofradías de Gipuzkoa y Bizkaia, en base a los acuerdos que tienen alcanzados con el reparto por territorios. Ante los escasos días que llevan dirigiéndose a la especie los arrantzales han solicitado utilizar una parte de la cuota asignada a los barcos de anzuelo y que el año pasado no pescaron. El tope permitido para los barcos de cerco vascos alcanza cerca de las 3000 toneladas.

De cerrarse la pesca de verdel la única oferta que llegara al mercado será la correspondiente a la flota de arrastre. Junto a ello, los pescadores de cerco han obtenido muy poca rentabilidad con los bajos precios de  la especie. Las buenas capturas no han ido acompañadas de precios como los del año pasado. En esta dirección según incidió Emeterio Urreisti, presidente de la Cofradía de Getaria «hemos registrado unos precios bajísimos sobre los 0,80 a 0,90 euros kilo, muy bajos. 

Las buenas capturas no han ido acompañadas de precios como los del año pasado´´.El agotamiento de la cuota supondrá dedicarse exclusivamente a la pesca de anchoa si se produce el cierre inminente. En 2022, las cofradías vascas obtuvieron un 3,8% más de verdel y estornino, con cerca de 8.474 toneladas frente a las 8.163 de 2021. Su cotización se vió reforzada hasta 1,48 euros/kilo, lo que se tradujo en un incremento del 37,2% respecto al precio medio de 2021. Con todo, en 2022 este grupo de especies había recaudado cerca de 12,5 millones de euros en lonja, un 42,4% más que en el ejercicio precedente. De cara a este nuevo año, la cuota asignada a la especie había aumentado un 20% hasta alcanzar las 29.439 toneladas, tope permitido para todas las flotas de cerco, arrastre y artes menores.

Finalmente, los arrantzales muestran su preocupación por las capturas que vienen realizando los barcos de arrastre pelágico de Francia. «Al mercado exponen capturas de atún de 200 a 300 kilos, pero estamos seguros que la misma especie de inferior tamaño de 80 a 90 kilos descartan su pesca y la devuelven muerta al mar dañando el recurso. No vemos controles ni sobre sus faenas, ni sobre sus pescas´´.

Artículos relacionados

Lo más popular