europa-azul.es
martes, febrero 27, 2024
Inicio Euskadi IOTC adopta limitar la captura de patudo y no se pronuncia sobre...

IOTC adopta limitar la captura de patudo y no se pronuncia sobre el rabil y crea un comité de impacto de los FADs

La 27ª reunión anual de la Comisión del Atún para el Océano Índico IOTC, que tuvo lugar del 8 al 12 de mayo de 2023 en Mauricio, arrojó algunos resultados importantes para la pesca sostenible en el Océano Índico y concluyó con la adopción de 9 importantes medidas de conservación y gestión. En principio, la UE ha acogido con satisfacción la adopción de una medida para garantizar la gestión sostenible del patudo.

La adopción de las reducciones de capturas de patudo solicitadas por el Comité Científico de la IOTC,demuestra una vez más que las Organizaciones Regionales de Ordenación Pesquera (OROP) pueden aplicar estrategias modernas de captura de especies tropicales de túnidos basadas en los mejores conocimientos científicos. La adopción de directrices para los sistemas de seguimiento electrónico también debería garantizar una mejora progresiva de la cobertura de los observadores, muy baja actualmente en la IOTC,

Tras la adopción el año pasado de un límite de capturas global para el patudo, la IOTC,, impulsada por la UE y Japón, adoptó límites de capturas individuales, así como reducciones de capturas para los mayores pescadores. Anne-France Mattlet, directora de Europêche Tuna Group, respalda plenamente esta decisión: «La adopción de límites de capturas para el patudo es primordial para garantizar la sostenibilidad de la pesquería. Sólo esperamos que los operadores artesanales, a los que se ha dado la posibilidad de capturar hasta 2.000 toneladas anuales en los próximos dos años, también se la jueguen y no vayan más allá sin pedir que se redistribuya el TAC, como ocurrió con el rabil».

Sin embargo, la propuesta multiespecífica europea sobre el atún tropical fue rechazada y no se pudo llegar a un compromiso sobre el rabil, que habría sumado a los objetores a la medida. Mattlet declaró: «Lamentamos la total falta de voluntad de varios Estados para adoptar límites de capturas para el rabil y el listado a niveles que permitan su explotación sostenible. La propuesta multiespecífica de la Unión Europea permitía conseguirlo al tiempo que garantizaba unas condiciones más favorables para los Estados costeros en desarrollo, pero se encontró con una fuerte oposición a principios de esta semana. ¿Cómo es posible que la mayoría de las partes, incluidos los Estados costeros en desarrollo que saldrían ganando, ni siquiera la hayan considerado?».

En cuanto a los dispositivos de pesca agregada (DCP), se creó un grupo de trabajo a iniciativa de Corea, para estudiar los impactos y posibles nuevas medidas de gestión basadas en la ciencia.

También se dio un paso importante para la exactitud de los datos: la CAOI adoptó directrices para los sistemas de seguimiento electrónico (SSE). A partir de ahora, las flotas podrán completar los observadores humanos a bordo con EMS, incluso en el caso de los buques artesanales. Xavier Leduc, presidente de Europêche Tuna Group, concluyó: «Por fin se adoptan las directrices del EMS, por lo que todas las flotas podrán aumentar su cobertura de observadores. Ahora mismo, sólo la flota europea de cerco aplica voluntariamente una cobertura de observadores del 100%. Otras flotas, incluidos los palangreros industriales asiáticos, apenas alcanzan el 5% de cobertura obligatoria».

La medida introduce límites de capturas para todos los países que pescan en la zona, a fin de garantizar que no se supere la cuota global. Además, se acordaron disposiciones especiales para que los Estados ribereños puedan desarrollar sus propias pesquerías. La UE acordó contribuir en mayor medida a la reducción de capturas, reduciendo las capturas de la UE en un 18,7% con respecto a la media de capturas declaradas para 2017-2021.

Lamentablemente, no se ha podido llegar a un acuerdo sobre el rabil ni sobre el establecimiento de límites de capturas para el listado. La UE lo lamenta y espera que se pueda avanzar también en la gestión de estas poblaciones lo antes posible.

Cumplimiento de las normas vigentes
Otro éxito es la adopción de la propuesta de la UE, presentada hace tiempo, de mejorar el proceso de cumplimiento de la IOTC,. Tras reiteradas propuestas de la UE para modificar las normas del Comité de Cumplimiento, la IOTC, aprobó finalmente este importante paso adelante para garantizar que las actividades pesqueras se realizan de conformidad con las leyes, reglamentos y medidas de conservación aplicables. Además, la propuesta ayuda a los países de la CAOI a determinar los ámbitos prioritarios en los que debe mejorarse el cumplimiento.

Protección de los ecosistemas
Además, IOTC adoptó una importante medida para proteger a las aves marinas y los cetáceos de los efectos adversos de la pesca del atún. La medida para proteger a los cetáceos fue copatrocinada por la UE. Estas medidas refuerzan el «enfoque ecosistémico» adoptado por la CAOI, que pretende tener en cuenta todo el ecosistema a la hora de gestionar las pesquerías.

Seguimiento electrónico de las capturas para una mejor recopilación de datos científicos
La IOTC aprobó una propuesta copatrocinada por la UE para adoptar normas mínimas de seguimiento electrónico (sistema de seguimiento electrónico -SEM- o seguimiento electrónico a distancia -REM-).

La IOTC,es la primera organización regional de ordenación pesquera (OROP)ES— que adopta tales normas. Esto permitirá aumentar la cobertura de los observadores en un futuro próximo, algo que no era posible con el uso exclusivo de observadores humanos (la mitad de las capturas en la CAOI las realizan buques artesanales).

No hay resolución sobre los dispositivos de concentración de peces
La UE lamenta que, una vez más, la IOTC, no haya sido capaz de llegar a un acuerdo sobre una nueva resolución, muy necesaria, para la gestión de los dispositivos de concentración de peces a la deriva (DCP). La UE propuso una nueva resolución que abordaba todos los aspectos relevantes de la pesca con DCP, desde la lucha contra la contaminación por plásticos hasta la limitación del número de DCP. La propuesta habría abarcado todas las flotas que faenan en la región bajo un único plan de gestión.

El objetivo era sustituir y mejorar la Resolución 23/02EN—, aprobada en la sesión extraordinaria de febrero de la IOTC, pero a la que se han opuesto la mayoría de los miembros que pescan con DCP a la deriva. La UE cree que es necesario adoptar medidas sobre la gestión de los DCP y sigue invitando abiertamente a los miembros de la CAOI a entablar un diálogo para encontrar una solución aceptable para todos, que tenga un impacto real sobre el terreno.

Ausencia de medidas de apresamiento e inspección de buques en alta mar
La UE lamenta que la propuesta de establecer un régimen de apresamiento e inspección de buques en alta mar no haya podido adoptarse, a pesar de contar con un apoyo muy amplio. La UE proseguirá sus esfuerzos para llegar a un entendimiento con todas las partes antes de la próxima reunión anual

Insuficiente para los ecologistas

Para los ecologistas »la reunión anual celebrada la Comisión del Atún del Océano Índico (IOTC) ha adoptado varias resoluciones hacia una gestión más eficaz y equitativa de la pesca de los atunes tropicales, pero ha aplazado una vez más la adopción de decisiones claras que impidan el colapso de las poblaciones de rabil de la región. En ese sentido, pedimos que se reduzcan las capturas de rabil un 30% con respecto al nivel de referencia de 2020». 

Según un análisis de los ecologistas la reducción en las capturas en un 30%, incrementaría las posibilidades de recuperación a un 67% de la población de rabil, que se encuentran actualmente en declive. Entre las resoluciones más destacadas que se han adoptado figuran: 

  • El cierre voluntario de las pesquerías de rabil, o la opción de reducir voluntariamente las capturas anuales, para aquellos miembros de la IOTC que muestren su compromiso con la gestión sostenible de la pesca.
  • Una reducción del 15% de las capturas anuales permitidas de atún patudo. 
  • Medidas para reducir las capturas accidentales de aves y mamíferos marinos, como delfines y ballenas.
  • Normas para los sistemas de control electrónico de los buques de pesca industrial. Estos sistemas aprovechan la inteligencia artificial y las tecnologías de teledetección para controlar con mayor precisión los volúmenes y las especies capturadas. La IOTC es la primera organización regional de gestión pesquera que adopta estas normas.

Una propuesta largamente esperada por nuestra organización para mejorar los mecanismos de cumplimiento. Sin embargo, sigue sin haber una señal clara para reducir sustancialmente las capturas anuales de rabil. Elogiamos a la Comisión por adoptar varias resoluciones para apoyar la conservación marina en el océano Índico, pero el hecho es que, en lo que respecta al rabil, nos estamos comiendo nuestros recursos.

A menos que tomemos medidas ahora para reducir significativamente las capturas anuales, no quedará población suficiente para capturar en menos de 10 años. 

Aunque estas resoluciones son bienvenidas, no son más que los primeros pasos hacia una mejor gestión pesquera. Los miembros de la IOTC deben ahora cumplir estas resoluciones y resistir la tentación de presentar objeciones sin el respaldo de pruebas científicas irrefutables, como ha ocurrido en el pasado. 

También nos sentimos decepcionados por el fracaso de los miembros de la IOTC para alcanzar un acuerdo sobre la limitación del uso FADs (Dispositivos de Agregación  de Peces, en sus siglas inglesas), técnica que aumenta la captura de atunes juveniles. La biomasa reproductora de atún rabil en los últimos 15 años ha disminuido en un 50% y los miembros no han actuado de forma responsable para garantizar la sostenibilidad de esta pesquería. 

Al no limitar de forma efectiva el uso de FADs, la IOTC está incumpliendo su mandato de gestión sostenible y defraudando a las generaciones presentes y futuras. Las flotas europeas que utilizan estos dispositivos están capturando enormes cantidades de juveniles de rabil de una población que ya está en números rojos. Ahora es esencial que la Unión Europea tome medidas voluntarias de buena fe para reducir el impacto de estos dispositivos, reduciendo su uso y estableciendo épocas y zonas de cierres; así como seguir compartiendo datos para reforzar el asesoramiento científico. 

Igualmente, los países costeros, cuyas poblaciones dependen de la economía del atún, deben comprometerse con la aplicación de las normas aprobadas en los últimos años, reforzando el seguimiento y la recogida de datos.  

Planeamos ahora intensificar su compromiso con la cadena mundial de suministro de productos marinos, incluidos destacados supermercados, para discutir a largo plazo las políticas de abastecimiento de atún rabil del Océano índico.

Artículos relacionados

Lo más popular