Noticia general

Gran parte de las capturas totales de atún proceden de zonas sostenibles

Un 86 por ciento de las capturas de atún proceden de zonas sostenibles, lo que supone un 8 % más del último informe, de la International Seafood Sustainability Foundation (ISSF). Las poblaciones de atún de listado se encuentran en niveles saludables en todas las regiones oceánicas, siendo más de la mitad de la captura total, en una tónica de mejora significativa de los stocks, salvo los de patudo. Junto a ello, la evaluación para el Pacífico occidental y central es más exitosa.

El Océano Atlántico es la zona más importante de evaluación internacional de los atunes del Atlántico (ICCAT) y sigue sobreexplotada. En 2017, las capturas de patudo del Atlántico superaron la captura total permitida (TAC) en aproximadamente un 20%. ISSF ha defendido durante mucho tiempo que ICCAT adopte medidas de manejo específicas de las poblaciones para controlar con eficacia la captura de patudo y otras especies sobreexplotadas como el atún aleta amarilla.

Así, las capturas de patudo del Pacífico oriental en 2017 aumentaron un 10% con respecto a los niveles de 2016. El Consejo Interamericano de Atún Tropical (CIAT) ha realizado una evaluación del estado del arte, pero os resultados deben considerarse con cautela debido a los altos niveles de incertidumbre en la evaluación. “El estado del stock del Pacífico Sur está bien desarrollado pero la evaluación se limita al Área de la Convención de la WCPFC al sur del ecuador, sin tener en cuenta partes de las capturas del Área de la Convención de la CIAT (OEP)”,señala ISSF.

Estadísticas clave del informe

Captura total: En 2016, el total de captura de atún fue de 4.9 millones de toneladas. Más de la mitad de la captura total (57%) fue de listado, seguido de aleta amarilla (30%), patudo (8%) y aleta amarilla (4%), y el atún rojo (3 %).
Niveles de “biomasa reproductora” de la abundancia de oro: a nivel mundial, el 65% de las 23 poblaciones están en un nivel saludable de abundancia, el 13% está sobrexplotado y el 22% está en un nivel intermedio. En términos de captura total, el 86% proviene de poblaciones saludables, el 10% de las poblaciones sobrexplotados y el 4% de las poblaciones de nivel intermedio.

Niveles de mortalidad por pesca: el 70% de las 23 poblaciones experimentan una mortalidad por pesca bien gestionada y el 17% experimenta sobrepesca.

Las mayores capturas por stock: las mayores capturas son de listado del Océano Pacífico Occidental, el atún de aleta amarilla del Océano Pacífico Occidental, el listado del Océano Índico, el atún de aleta amarilla del Océano Índico y el listado del Océano Pacífico oriental.

Producción de atún por región oceánica: la mayoría (53%) de los océanos Pacífico Central y Occidental del mundo, seguido del Océano Índico (20%), Océano Pacífico Oriental (13%) y Océano Atlántico (10%).
Producción de atún por arte de pesca: el 65% de la captura se realiza por cerco, seguido de palangre (12%), caña y línea (8%), redes de enmalle (3%) y otras artes de pesca (12%).

Preocupación de la flota atunera

La flota atunera española ha expresado su preocupación ante la adopción de una nueva medida de gestión de la especie de atún patudo en el océano Atlántico por parte de la Iccat, debido al “alto impacto” que la reducción de capturas de esta especie puede tener en otras, tales como rabil y listado, objetivo también de la flota, debido a que en la mayoría de los lances de pesca se capturan las tres especies, y el patudo representa una menor proporción.

Según los cálculos, una reducción del 20 % de las capturas de patudo al cerco (en torno a 6.000 toneladas) representaría unos daños colaterales de unas 54.000 toneladas de rabil y listado, así como unas pérdidas económicas de, al menos, 80 millones de euros.

Según Opagac, a todo ello habría que añadir las pérdidas en términos de actividad en las fábricas conserveras, puertos de desembarco, pérdida de puestos de trabajo o necesidad de desguace, si la Comisión decidiese también limitar o eliminar la actividad de estos buques, lo que supondría la destrucción de más de 500 empleos directos.

Por otro lado, y según Opagac, entre las medidas que se recogen en los proyectos de recomendación presentados, la mayor preocupación se deriva de las consecuencias que puede tener sobre la actividad de la flota el reparto de los derechos de pesca. Dicha organización duda de que este reparto sea efectivo hasta que no exista un mecanismo “robusto” de limitación de la capacidad de pescaen todas las flotas.

En este sentido, “cualquier sacrificio será inútil” si la Iccat no adopta medidas para limitar la capacidad en el Atlántico y se asegura que “todas las partes” contribuyen a la reducción y respetan las normas adoptadas.

Para Opagac, partiendo del hecho de que sólo el 10 % de los túnidos tropicales capturados por la flota española en el océano Atlántico son atún patudo, cualquier decisión sobre la gestión de este stock debe reconocer este hecho y aplicar medidas consecuentes para minimizar el impacto sobre otros stocks.

La gestión de los túnidos tropicales debe de ser diseñada, a juicio de Opagac, de manera que las tres especies, de las que el listado supone el 60 % de la captura, el rabil el 30 % y el patudo el 10 %, sean gestionadas de manera “conjunta y eficaz”.

Las decisiones que adopte la Iccat, no obstante, no se conocerán previsiblemente hasta el final de esta semana.

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

    Search

    SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

    ¿No estas suscrito a Europa Azul?

    La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

    ¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

    Revistas

    Revistas

    DIRECTORIOS

    DIRECTORIOS