miércoles, enero 26, 2022
Inicio Europa Las empresas pesqueras no quieren que una reducción de cuotas agrave la...

Las empresas pesqueras no quieren que una reducción de cuotas agrave la crisis del sector por la subida de costes

Las empresas pesqueras españolas no quieren que unq reduccuón de cuotas agrave la precaria situación sobre la que están muchas empresas con un incremento de costes notables, tras conocer la propuesta de reglamento del Consejo Europeo para los caladeros donde desarrollan su actividad los pescadores comunitarios; y, en el caso de la zona mediterránea, a la difusión del borrador de reglamentación de la Comisión Europea que establecerá del número máximo de días de pesca de la flota de arrastre de fondo durante el próximo año, un posible Total Admisible de Capturas (TAC) para la gamba roja y los días de faena para el palangre de fondo.

La última decisión se adoptará en el Consejo de Ministros de Pesca de la Unión Europea de los días 13 y 14 de diciembre que tendráuna importante repercusión sobre los intereses de la pesca español, un sector económico de vital importancia para la comunidad autónoma que contribuye a la recuperación económica de los puertos al generar empleo al mismo tiempo que provee a la sociedad de alimentos básicos y saludables.

Por esta razón, las empresas instan al Gobierno de España a defender a la flota ante el Consejo de Ministros de la Unión Europea. En este sentido, reclaman que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación solicite que en 2022 no se produzcan recortes de TAC, de cuotas, ni de días de pesca para los barcos de Andalucía, que está realizando ya un extraordinario esfuerzo para continuar avanzando en sostenibilidad y acompasar su actividad a los requisitos de la Política Pesquera Común (PPC) encaminados a lograr la plena recuperación de las especies en 2025.

Galicia ya ha avisado. Si se aprueban los recortes de merluza que propone la UE para las especies que gestiona en exclusiva, a la espera de negociar con el Reino Unido las compartidas, el impacto de la rebaja de la merluza en Galicia «en casi 60 millones de euros, un riesgo evidente para 500 empleos».

Ante estas justas reivindicaciones, el Consejo de Gobierno se adhiere a la posición del sector y respalda su petición de mantenimiento de las posibilidades de pesca en 2022 para, de esta forma, poder ofrecer mayor seguridad de continuidad a la actividad de los barcos, al mantenimiento de los empleos y a la generación de riqueza en los municipios y zonas que dependen de la pesca.

Texto íntegro del Manifiesto por la defensa de las posibilidades de pesca de la flota andaluza para 2022:

Como ya es habitual, será en el último Consejo de Ministros de Pesca de la UE, previsto para los días 13 y 14 de diciembre de 2021, donde se tomarán las decisiones respecto a las cuotas de pesca aplicables durante 2022 para determinadas especies, las cuales afectarán directamente a la flota andaluza.

Por un lado, para la zona atlántica, para el Golfo de Cádiz y litoral atlántico de la Península Ibérica, se decidirán los topes de captura para las principales especies para alcanzar el Rendimiento Máximo Sostenible. Por otro, para la zona mediterránea, el Consejo no decide topes de capturas, sino topes de días de pesca sólo para la flota de arrastre de fondo, en cumplimiento del Reglamento por el que se aprueba el plan plurianual para la pesca demersal en el Mediterráneo occidental. Sin embargo, como novedad este año, la Comisión Europea propone para la pesca demersal en el Mediterráneo, establecer un tope de días de pesca para la flota de palangre, así como un tope de capturas para la gamba roja.

En este sentido, la Comisión Europea ha publicado la propuesta de Reglamento del Consejo por el que se establecen para 2022 las posibilidades de pesca para determinadas poblaciones y grupos de poblaciones de peces aplicables en aguas de la Unión y, en el caso de los buques pesqueros de la Unión, en determinadas aguas no pertenecientes a la Unión.

De acuerdo con la misma y, en relación con las propuestas que incluye para las principales especies de interés para la flota andaluza en el Golfo de Cádiz, se observan reducciones del tope de capturas que consideramos claramente perjudiciales para el sector pesquero andaluz. La flota pesquera andaluza está compuesta por cerca de 1.500 barcos, en los que trabajan más de 6.000 marineros y que desarrollan su actividad en el entorno de 25 puertos. Cada año, se desembarca en la región alrededor de 55.000 toneladas de pescados y mariscos cuyo valor de venta en lonja supera los 170 millones de euros.

Así, para la merluza, especie de un gran valor comercial y de una gran importancia socioeconómica para el sector pesquero del Golfo de Cádiz, la propuesta plantea una reducción del tope de capturas del 18,4%, pasando ésta de 8.314 toneladas métricas (Tm) en 2021 a 6.947 Tm para 2022. Ello unido al porcentaje asignado a esta flota en virtud del Plan de gestión para los buques de los censos del Caladero Nacional del Golfo de Cádiz, al que corresponde un 6,24% del total asignado a España, implicaría una cuota para Andalucía de tan sólo 264 Tm para el próximo año, cantidad claramente insuficiente, por lo que se propone desde Andalucía el mantenimiento de los niveles de captura de la campaña actual sobre la base de las consideraciones del Comité Científico del ICES que asesora a la propia Comisión Europea.

Respecto al rape, la Comisión propone un incremento del 5,3%. Se trata de una especie de alto interés para la flota de arrastre del Golfo de Cádiz, y a la vista también del porcentaje de cuota que le corresponde a la misma de acuerdo con el antes citado Plan de gestión para los buques de los censos del Caladero Nacional del Golfo de Cádiz, el 2,56% de la cuota de España, el resultado de la aplicación de la propuesta de la Comisión arrojaría una cuota de 75 Tm, para 2022, insuficiente a la vista de las capturas declaradas en primera venta a fecha 10 de octubre del corriente, situadas por encima de las 100 toneladas.

Por su parte, para el grupo de especies de lenguados, la propuesta implica reducir el tope de capturas un 15,16%, pasando éste de 686 toneladas en 2021 a 582 toneladas en 2022. El consumo de cuota por la flota del Golfo de Cádiz se establece en 42 Tm a fecha 10 de octubre, lo que supondría un 19% de la cuota que le correspondería a España.  Si bien en la actualidad la cuota existente es suficiente para la flota andaluza, se considera necesario no seguir reduciendo el tope de capturas para evitar que la situación pase a ser en un futuro próximo similar a la de otras especies, es decir, el establecimiento de una cuota insuficiente.

Asimismo, la propuesta para el gallo contempla un incremento del tope de capturas de un 13%, pasando éste de 2.072 Tm en 2021 a 2.347 Tm para 2022, siendo dicho incremento algo superior a la propuesta de incremento realizada por parte del Comité Científico del ICES. Dicha propuesta, permitiría disponer de una cuota de 78,41 Tm, para el año 2022 para la flota del Golfo de Cádiz, lo cual cubriría las necesidades de dicha flota teniendo en cuenta las capturas contabilizadas hasta el momento, en torno a 6 toneladas a fecha 10 de octubre.

Con respecto a la pesca del jurel, se recoge una disminución del tope de capturas de un 16,46%, pasando éste de 123.045 Tm en 2021 a 102.796 Tm para 2022, mientras que la recomendación científica del Comité ICES recomienda un incremento del 11,5%. Dicha propuesta, permitiría disponer de una cuota de 1.112 Tm para el año 2022 para la flota del Golfo de Cádiz, lo cual no cubriría las necesidades de dicha flota, teniendo en cuenta que las capturas contabilizadas hasta el momento se acercan ya a dicha cantidad, por lo que se considera la propuesta de la Comisión claramente insuficiente, pues los datos científicos avalan la posibilidad de incrementar dicha cantidad considerablemente.

Para la cigala, la Comisión en documento ‘non paper’ de fecha 16 de noviembre, plantea una reducción del 15%, pasando de 374 tm en 2021 a 316 tm en 2016. Supondría para el Golfo de Cádiz pasar de 65 tm en 2021 a 50 tm en 2022, lo cual debe ser rechazado por cuanto las necesidades de esta especie para la flota andaluza, como poco, están por encima de las 100 tm al año. De otra parte, debe igualmente revisarse la clave de reparto por parte del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de las posibilidades de pesca entre los barcos que participan en la pesquería, porque siendo de por sí insuficiente la cuota de cigala existente para 2021, se producen sobrantes que no se pueden transferir de unos barcos a otros.

Junto a estas especies antes relacionadas, existen otras, como la bacaladilla, caballa, y raya, importantes para la flota del Golfo de Cádiz, para las que todavía no se ha realizado propuesta de topes de capturas.Un barco pesquero muy cerca del litoral andaluz.Un barco pesquero muy cerca del litoral andaluz.

Por lo que se refiere a la zona mediterránea, mediante Reglamento (UE) 2019/1022, de 20 de junio de 2019, del Parlamento Europeo y el Consejo, se aprobó el Plan plurianual para la pesca demersal en el Mediterráneo occidental. En su aplicación, el acuerdo del Consejo de Ministros de la UE del próximo mes de diciembre va a establecer el número máximo de días de pesca que podrá faenar la flota de arrastre de fondo del mediterráneo en 2022, además de un posible tope de capturas para la Gamba roja y la asignación de una serie de días para la modalidad de palangre de fondo.

A este respecto hay que tener en cuenta que en 2020 los días de pesca asignados a España fueron algo más de 110.000 días de pesca para toda la flota del mediterráneo español, lo que supuso una reducción del 10% sobre la actividad que venía desarrollado la flota. Además, se dejaron de pescar más de 13.800 días por causa de la pandemia.

En 2021 se aprobó una nueva reducción, fijando como tope algo más de 100.000 días. Por tanto, en 2020 y 2021 la reducción de días de pesca supera el 18% de media. A ello hay que añadir los más de 13.800 días antes citados que se dejaron de pescar en 2020 por la pandemia.

La propuesta de la Comisión Europea para 2022 emitida el pasado 24 de noviembre establece una reducción del 7,5% para días de arrastre, lo que supondría una pérdida para la flota andaluza de 1.500 días de pesca en el próximo año, así como el establecimiento de un tope de días para la modalidad de palangre de fondo, y el establecimiento de un tope de capturas de 800 toneladas para la gamba roja.

La posición de la Federación andaluza de cofradías de pescadores (Facope) y de la Federación de asociaciones pesqueras de Andalucía (Faape), es de total rechazo a esta nueva reducción propuesta para 2022, que se añade a pérdida de días de pesca que ha sufrido la flota andaluza de arrastre del mediterráneo en los años 2020 y 2021, y que implica que muchos barcos posiblemente no puedan llegar a fin de año por haber agotado sus días de pesca. A ello hay que unir la reducción de las áreas de pesca donde puede faenar esta flota, con motivo de zonas de veda espacio temporales.

Por otra parte, no hay que olvidar las iniciativas del propio sector de arrastre del mediterráneo andaluz para mejorar la selectividad de las redes de arrastre y su impacto en los fondos marinos. Concretamente el proyecto ‘Arrastre revolution’, presentado conjuntamente entre las Federaciones Andaluzas de Cofradías de Pescadores y de Asociaciones Pesqueras que cuenta con un presupuesto de 744.000 euros, y que se trata de una flota en equilibrio, conforme a los últimos informes anuales del propio Ministerio sobre la situación de la flota española.

Por todo ello, en un contexto actual de situación de crisis provocada por la pandemia, que está lejos de desaparecer y que demanda medidas para incentivar la recuperación de las actividades económicas en general, y en especial de las vinculadas a servicios esenciales, como la pesca, consideramos y solicitamos:

1º.- Que es necesario que se proceda a evaluar de forma urgente las consecuencias que sobre los ‘stocks’ han tenido las medidas que hasta ahora, desde la implantación del antes citado Plan plurianual para la pesca demersal en el mediterráneo occidental, se han puesto en marcha, como la reducción de días, cierre espacio temporales, etc., ya que parece inviable esperar a 2025 para realizar una evaluación del mismo, máximo teniendo en cuenta que el Comité Científico del ICES, en su informe, afirma que la plena recuperación de las especies no se va a conseguir en todas las zonas y para todas las especies en ese año. Por ello, es necesario aplazar la fecha pretendida para alcanzar el objetivo de recuperación de las especies, planteando, en su caso, una duración mayor del Plan, siendo imprescindible disponer de evaluaciones anuales que orienten sobre los resultados de las medidas.

2º.- Que es necesario, tal y como señala el propio Comité Científico, que las medidas de ordenación que se adopten hayan de analizarse para cada zona, para de esta forma no perjudicar al caladero con desplazamientos de esfuerzo pesquero.

3º.- Que instamos al Gobierno de España, a través del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, para que defienda y exija ante el Consejo de Ministros de Pesca de la UE del 13 y 14 de diciembre, que los días de pesca no usados tanto en el año 2020 como en este 2021, sean considerados como una reducción voluntaria de esfuerzo ya realizada, rechazando cualquier otra reducción de esfuerzo que se proponga hasta el año 2025, pues de lo contrario se pondría en riesgo d desaparición al 50% de la flota andaluza y el empleo de cerca de 2.000 trabajadores.

4º.- Que debe reconocerse en dicho Consejo la singularidad de nuestra flota en cuanto a que el Plan plurianual para la pesca demersal en el Mediterráneo occidental permite una actividad diaria de los barcos hasta 18 horas, frente al horario máximo de 12 horas diarias que cumple nuestra flota, lo que conlleva una disminución del esfuerzo pesquero muy importante y perfectamente evaluable.

5º.- Que el establecimiento de un tope de capturas para la gamba roja es una línea que no debe traspasarse en un caladero, como es el Mediterráneo, donde se comparten zonas de captura con terceros países que están fuera de estas obligaciones.

6ª.- Así mismo, el Gobierno de España debería esperar a tener unos resultados concluyentes sobre las campañas que se están realizando para comprobar los efectos del incremento de la malla en la selectividad de los artes de pesca y sus efectos socioeconómicos antes de considerar si es oportuna su aplicación.Temas

La Junta

Servicios

Artículos relacionados

Lo más popular