lunes, octubre 25, 2021
Inicio Investigación Reglas de Control de Capturas: un importante paso adelante para la correcta...

Reglas de Control de Capturas: un importante paso adelante para la correcta gestión del bonito del norte

HARITZ ARRIZABALAGA,experto en gestión pesquera de túnidos en AZTI

El asesoramiento científico es la base de la toma de decisiones en el establecimiento del Total Admisible de Capturas (TAC). El atún blanco, bonito del norte, se sometió por primera vez a TAC en el año 2001, apostando por una correcta gestión del bonito del norte. Por aquel entonces el TAC se fijó en 34.500 toneladas y se mantuvo hasta 2008, año en el que bajó a 30.200 toneladas y luego a 28.000 toneladas en 2010.

Desde entonces, se hacían evaluaciones de stock cada tres años y el TAC se mantuvo en 28.000 toneladas. Parecía que el stock comenzaba a remontar, pero no de manera clara, hasta la evaluación de 2016, donde salía un stock que había subido mucho. Sin embargo, la evaluación presentaba síntomas de que estábamos sobrestimando la recuperación del stock. Por ello, el Comité científico recomendó no subir el TAC en base a esa evaluación.

El estado del stock y la incertidumbre asociada que se obtenía con estas evaluaciones tradicionales marcó una gestión más conservadora hasta que en el año 2017 el International Comission for the Conservation of Atlantic Tunas (ICCAT), basándose en los análisis de su Comité Científico, fijó un nuevo método de gestión: la Regla de Control de Captura. El bonito del norte fue el primer stock de túnidos del Atlántico para la cual se adoptó esta forma de gestión.

Con el nuevo sistema de gestión se produjo la primera subida en las posibilidades de pesca a 33.600 toneladas que, con el sistema tradicional y tomando en consideración la incertidumbre y el principio de precaución, se hubiesen mantenido en 28.000-30.000 toneladas durante 3 años más. El TAC del 2018 aumentó a 33.600 toneladas y volvió a aumentar en 2021, fijándose en la mayor cuantía desde que la pesquería se regula por TAC, con 37.801 toneladas. 

Total Admisible de Capturas

La Regla de Control de Captura en la correcta gestión del bonito del norte

El diseño y la adopción de la Regla de Control de Captura, en el que ha participado directamente el equipo de túnidos de AZTI, ha sido un importante paso adelante para la correcta gestión del bonito del norte. Previo a la adopción de la Regla de Control de Captura las evaluaciones del stock se hacían de una manera tradicional, es decir, se intentaba ajustar un modelo para estimar el estado del stock y el Rendimiento Máximo Sostenible. El bonito del norte resultaba ser un recurso que estaba ligeramente sobrexplotado y parecía que le costaba recuperarse o no mostraba signos claros de recuperación.

Sin embargo, los propios científicos teníamos dudas acerca de nuestra propia capacidad de hacer un correcto diagnóstico científico. Esto se debía a las características del bonito porque su stock se distribuye por todo el Océano Atlántico norte, y las pesquerías principales, que son las europeas, están localizadas en una zona concreta pero no abarcan ni mucho menos toda su distribución. Los indicadores de las flotas europeas no dejan de dar una visión parcial del estado del recurso, a veces incluso contradictoria con los indicadores de otras flotas que operan en el Atlántico central u occidental. Era necesario juntar los indicadores relevantes disponibles en todo el Atlántico norte.

La situación marcó la evolución del asesoramiento hacia la definición de un modelo basado en Reglas de Control de Captura. Se trata de reglas de adopción de TACs predefinidas, que son testadas de antemano ante un universo de posibles realidades. Con ello se asegura que, sea cual sea la realidad particular de nuestro stock, la regla va a funcionar. Por eso es más segura y robusta a la incertidumbre.

En AZTI hemos liderado los análisis científicos para acompañar el proceso que ha permitido a la Comisión Internacional del Atún Atlántico (ICCAT) adoptar la Regla de Control de Captura, desde el establecimiento de puntos de referencia hasta el diseño y evaluación de las reglas de control de captura alternativas. Estos análisis han sido enriquecidos por la comunidad científica de ICCAT formada por científicos de todos los países que pescan atún en el Atlántico, y finalmente evaluados por expertos independientes.

La Regla de Control de Captura adoptada por ICCAT incluye una mortalidad por pesca máxima que se sitúa por debajo de la mortalidad por pesca en el Rendimiento Máximo Sostenible; esto permite que la biomasa del stock se mantenga a niveles relativamente altos, evitando bajadas importantes del TAC.

En el 2020 se ha vuelto a evaluar el stock, concluyendo que el stock goza de buena salud, con tendencias al alza consistentes en diferentes pesquerías, y en general para el conjunto del stock, durante los últimos años. Esto ha permitido subir el TAC otro 12,5 % hasta las 37.801 toneladas, el nivel más alto de la historia desde el 2001 que es cuando se implementó por primera vez el TAC.

Artículos relacionados

Lo más popular