miércoles, junio 23, 2021
Inicio Europa Grave conflicto entre Francia y Reino Unido por las licencias en Jersey

Grave conflicto entre Francia y Reino Unido por las licencias en Jersey


Unos sesenta barcos de pesca de Saint-Malo, Granville, Barneville-Carteret, Gouville-sur-Mer y Cherburgo zarparon hacia la isla de Jersey el jueves 6 de mayo, los primeros hacia las 3 de la madrugada, para mostrar su descontento con las restricciones impuestas con las licencias concedidas por el gobierno de la isla del Canal.

Los vídeos grabados por un periodista de “Ouest-France” muestran a los barcos en camino a primera hora de la mañana, antes de llegar frente a Saint-Hélier. Una vez allí, algunos iban y venían por el puerto, otros simplemente disparaban sus bengalas.

Tras solicitar una conversación con las autoridades de Jersey, una delegación fue llevada por el Normandy Trader al final de la mañana para hablar con el Ministro de Asuntos Exteriores de la isla, Ian Gorst. Entre ellos, Cyril Piraud, patrón de Granville, que describió los intercambios en el VHF: “Echaron la culpa al Estado francés que, según ellos, no proporcionó los datos correctos. (…) Se acabaron las faenas para los barcos nuevos que no tienen historial de pesca. Quieren dejar fuera a los jóvenes. “

Los pescadores normandos y bretones pusieron fin a su acción tras la entrevista. Sin ocultar su ira, pidieron al Estado que cumpliera sus amenazas.

Patrulleros británicos y franceses en la zona

La ministra del Mar, Annick Girardin, evocó en efecto el 4 de mayo “medidas de represalia”, sugiriendo un corte de la electricidad, estando el suministro de la isla asegurado por un cable submarino procedente de Francia. El gobierno británico respondió al día siguiente. “Las amenazas a Jersey son claramente inaceptables y desproporcionadas”, comentó su portavoz. Por su parte, Ian Gorst jugó al apaciguamiento hablando de “algunos detalles adicionales para poder afinar las licencias”, refiriéndose a las solicitudes pendientes.

Dos buques navales británicos, el HMS Severn y el HMS Tamar, fueron enviados al lugar de los hechos el día anterior a la acción. Mientras se producía la movilización, las autoridades francesas también enviaron los buques patrulla Athos de la Gendarmería Marítima y Thémis de Asuntos Marítimos.

Las 41 licencias para los pescadores normandos y bretones fueron eliminadas, ejes del conflicto

“Hay medidas de represalia en el acuerdo de comercio y cooperación, que estamos dispuestos a utilizarlas. “Annick Girardin mostró un tono muy decidido ante la Asamblea Nacional, el martes 4 de mayo, en relación con las autorizaciones de pesca en las aguas de la Bailía de Jersey.

Respondía así al diputado del LREM de la Mancha Bertrand Sorre, durante la sesión de preguntas al Gobierno. Con el apoyo del Secretario de Estado de Asuntos Europeos, Clément Beaune, la Ministra del Mar ha querido dar la cara ante lo que los pescadores bretones y normandos consideran una “maniobra altamente provocadora” de las autoridades de la isla del Canal.

Sin embargo, el viernes 30 de abril predominó el alivio. Ese día era el último plazo para expedir licencias a los buques equipados con sistemas de posicionamiento automático (VMS); los demás tenían hasta el 30 de junio para demostrar sus credenciales por otros medios. El Comisario de Pesca de la UE, Virginijus Sinkevicius, había anunciado, tras una “productiva” reunión con Ian Gorst, Ministro de Relaciones Exteriores de Jersey, que se habían concedido 41 licencias y que continuaban las negociaciones para otros 14 buques.

Pero este alivio pronto dio paso a la incomprensión y al enfado, ya que las cartas llegaron a las oficinas de los armadores. Aparte de la inexplicable ausencia de algunos barcos, todos los patrones recibieron cinco documentos muy legales, todos en inglés, con condiciones totalmente incoherentes”, explica Marc Delahaye, director del Comité Regional de Pesca de Normandía. Ya sea sobre el número de días en el mar, las artes de pesca autorizadas o su número, se trata de un auténtico salchichón de los derechos de pesca anteriores. “

“Peero bajo la apariencia de medidas técnicas, los pescadores de Jersey restringen los derechos de pesca de forma ilegal, no prevista en el acuerdo”, añade Jacques Doudet, su colega del comité regional de pesca de Bretaña. Durante el fin de semana del 1 de mayo, el conflicto subió. Tras una primera concentración ante la Dirección Departamental de Territorios y Mar en Cherburgo, los pescadores del Canal de la Mancha se reunieron el lunes 3 de mayo en Granville

Cuatro
Hay cuatro categorías de autorizaciones de pesca en aguas británicas: la ZEE (obtenida en enero), la zona de 6 a 12 millas (203 solicitudes, 101 obtenidas), Guernsey (167 provisionales) y Jersey.

Autorizaciones existentes en 2020, en virtud del Tratado de la Bahía de Granville. Se espera que el requisito de 11 días de pesca en el Tratado post-Brexit conduzca a menos solicitudes.

6-12 millas
El 26 de abril, Annick Girardin había asegurado que las 21 licencias para las 6-12 millas que esperan los pescadores de Hauts-de-France llegarían “en los próximos días”. El martes 4 de mayo, según el comité regional de pesca, seguían esperando.

En un movimiento inusual, los dos comités regionales de pesca emitieron una declaración conjunta, recordando que las medidas técnicas presentadas por Jersey son “una total violación de las disposiciones del tratado”, y pidiendo “la suspensión de todas las relaciones económicas con Jersey”. En su punto de mira, el acceso de los pescadores de Jersey a las subastas de Saint-Malo y Granville, y el enlace por ferry entre Saint-Malo y Saint-Hélier. El miércoles 5, los transbordadores Condor aún no habían interrumpido el servicio. Pero la amenaza no se esgrime a la ligera.

Este asunto de Jersey se suma a la mala fe del Reino Unido en la negociación de las cuotas de los stocks compartidos y al goteo de licencias de 6-12 millas. “Si aceptamos ceder ante Jersey, es peligroso para todos nuestros accesos”, dijo Annick Girardin a los diputados. Estas nuevas condiciones son nulas. “

“Creo que se puede encontrar una solución”, reaccionó Ian Gorst, en la BBC. Respondiendo un poco a destiempo, dijo que era “optimista en cuanto a la posibilidad de dar más tiempo a los elementos”. ¿La firmeza del ministro, que incluía “la transmisión de electricidad por cable submarino” a Jersey, llevará al Gobierno británico a transigir? A los pescadores les gustaría creerlo.

Otro conflicto en el Canal de la Mancha


Los comités regionales de pesca de Hauts-de-France y Normandía, que participaron el jueves 6 de mayo en la reunión de la Comisión del Mar del Norte con representantes holandeses, belgas e ingleses, han decidido no firmar el acuerdo entre caballeros sobre la red de cerco danesa.

“Vamos a devolverlo a las organizaciones de productores neerlandesas para que vuelvan con cambios reales”, dijo Olivier Leprêtre, presidente del comité regional de Hauts-de-France.

Entre las medidas solicitadas por los pescadores franceses, “reducir el esfuerzo pesquero en el Canal de la Mancha en al menos un 50%. Hay que dejar que los peces descansen”, dijo Olivier Leprêtre. Los dos comités también desean remitir el asunto al Consejo Consultivo Europeo para que inicie una consulta sobre el impacto de la red de cerco danesa en el recurso.

Para denunciar la gran presencia de barcos holandeses en Boulogne-sur-Mer, los pescadores realizaron una manifestación simbólica.. Al igual que el pasado diciembre, pretenden bloquear su acceso al puerto para impedir la venta de sus capturas.

Artículos relacionados

Lo más popular