viernes, septiembre 17, 2021
Inicio Euskadi Los ocho cañeros vascos en Dakar llevan seis meses amarrados

Los ocho cañeros vascos en Dakar llevan seis meses amarrados

Los ocho cañeros vascos, 5 de Hondarribia, 1 de Getaria y 2 de Bermeo que pescan listado y atún en Senegal llevan seis meses sin poder realizar sus faenas ante la imposibilidad de hacer carnada en aguas de la bahía de Han, una zona cuyo acceso estaba permitida en el acuerdo de acceso firmado entre la Unión Europea y Senegal. El amarre de esta flota va camino de dejar sin empleo a unos 140 marineros.

Esta flota lleva 25 años faenando en este caladero y desde el pasado año, Senegal, en base a un estudio encargado a biólogos senegaleses y de la UE ha decretado que “la sardina, -que sirve de carnada para la pesca de los túnidos- se encuentra en mal estado biológico con lo que no pueden afrontar capturas en esta zona”.

La paradoja de la situación es que los cayucos senegaleses y otras flotas extranjeras sí pueden pescar en esta zona y descargan sus especies, con total normalidad, mientras que a los barcos vascos se les impide. “Los biólogos han señalado que la carnada que compramos nosotros no perjudica al stock de la sardina, pero lo que sí daña es la captura que hacen los cayucos para las fábricas de harina”.

La justificación que dice la flota vasca es que “las autoridades de Senegal tienen promulgada una ley de medio ambiente que dice que en esa zona no se puede entrar mientras que a los barcos chinos se les permite entrar a fondear así como a pequeños mercantes. Incluso han traído seis atuneros coreanos para pescar todo el año en aguas de Senegal, Mauritania etc”

Situación insostenible

La situación se ha vuelto insostenible para esta flota al tener que contraer elevados gastos, en tan largo periodo de inactividad, “en el pago de salarios a los marineros, en los consignatarios en puerto, con lo que nos lleva a pedir apoyo a las instituciones para salir de esta situación que se inició el pasado mes de julio”.

Aunque la flota, se suministraban de carnada capturada a los cayucos africanos, Senegal impide la entrada a esta flota a la bahía con lo que no encuentra otra vía para reanudar las faenas. “Les hemos pedido a la UE que rompa el acuerdo firmado y que nos busquen otro caladero y dicen que no se puede romper porque otros atuneros y palangreros comunitarios pescan en la zona y se verían afectados con la ruptura”. Por su parte, las autoridades de Senegal dicen que “a su flota local le permiten el acceso en base a que si se la prohiben tendrán que quedarse en el paro muchos marineros y trabajadores de las fábricas de harina. A nosotros nadie nos defiende”, señalan responsables de la flota radicada en Senegal.

Artículos relacionados

Lo más popular