martes, mayo 24, 2022
Inicio Marina Mercante BilbOPS se convierte en la apuesta “verde” del puerto de Bilbao para...

BilbOPS se convierte en la apuesta “verde” del puerto de Bilbao para el 2030

 

La apuesta por la descarbonización portuaria, de la mano de las medidas concretas de transición energética, realizada por la Autoridad Portuaria de Bilbao no tiene marcha atrás. El presidente del puerto de Bilbao, Ricardo Barkala, ha presentado este lunes un “proyecto tractor” con el que “damos un salto cualitativo” para el cumplimiento de los objetivos “Fit for 55” de la Unión Europea. Se trata del BilbOPS, un proyecto en marcha que tiene en sus previsiones atender con el servicio de conexión eléctrica a muelle a 910 escalas anuales de buques de contenedor, ferries y cruceros.

El proyecto contempla varias medidas entre las que destaca la construcción de infraestructuras de suministro de energía eléctrica en el muelle a los buques que recalen en el puerto vizcaíno. El proyecto BilbOPS constituye una “inversión estratégica” y desplegará la tecnología OPS (onshore power supply) o abastecimiento de electricidad en tierra, también conocida como cold ironing. Esta tecnología permite que, durante el tiempo de estancia en el puerto, los buques puedan conectarse a la red eléctrica, apagando sus motores auxiliares diésel. De esta manera, se logra evitar emisiones de gases de efecto invernadero (CO2, nitrógeno y dióxido de azufre), vibraciones y ruidos nocivos para el medio ambiente y para la salud pública.

Esquema del “hub verde” del puerto de Bilbao

No será la única baza que el puerto de Bilbao despliegue para reducir su huella de carbono porque “el que no vaya por esta vía, está fuera de la realidad” dijo Ricardo Barkala. Así, son tres los proyectos para generar energía verde. De un lado, se dotará de placas fotovoltaicas el interior de diques o contradiques para conseguir hasta 6MW de energía solar fotovoltaica dedicada al autoconsumo. Por otro lado, se testará un proyecto piloto de energía undimotriz en Punta Lucero para aprovechar la energía de las olas, una instalación que aportará 1MW y servirá de banco de pruebas para la posibilidad de ampliarse hasta proporcionar 12 MW. Finalmente, la energía eólica podría tener un nuevo desarrollo en el propio puerto, donde ya se instaló, hace años, una planta eólica pionera, que genera 12MW, y que podría estar acompañada de más aerogeneradores en el futuro, siempre y cuando no se obstaculice la seguridad en el atraque de buques.

188 M€ de inversión público-privada

El proyecto de descarbonización requerirá de una inversión global de 51,8 millones de euros por parte de la propia Autoridad Portuaria de Bilbao. Pero, por su carácter “tractor” prevé la movilización de inversiones adicionales por parte de la iniciativa privada y soluciones innovadoras. Todo ello, unido a otros proyectos en ejecución o aprobados, supondrá un impacto económico de, aproximadamente, 188 millones de inversión público-privada. La financiación pública cuenta con una subvención de 4,3 millones de euros para los OPS del muelle A5 a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y, paralelamente, han sido realizados los trámites necesarios para solicitar otra cofinanciación de la UE para el resto de los muelles a través de la convocatoria de ayudas CEF Transport 2021-2027 que aún no ha sido resuelta pero que puede suponer una subvención del 30%, es decir, 14,2 millones.

La repotenciación de todos los muelles se llevará a cabo entre el 2022 y el 2023

Estas acciones son complementarias con otros en marcha, como el de Petronor/Repsol: por un lado, en los próximos años el puerto de Bilbao se va a convertir en el centro neurálgico del Corredor Vasco del Hidrógeno – Basque Hydrogen Corridor (BH2C), un proyecto de marcado carácter estratégico, de alcance global y referencia mundial, vinculado a la innovación y la sostenibilidad medioambiental, que contribuirá a la reducción de emisiones de CO2. Uno de estos proyectos consiste en la construcción, por parte de Petronor y en el propio puerto, de una de las mayores plantas mundiales de producción de combustibles sintéticos a partir de hidrógeno verde, generado con energía renovable. Por otra parte, Repsol construye una terminal de bunker de gas natural licuado (GNL) que contará con un tanque criogénico con una capacidad de almacenamiento de 1.000 metros cúbicos, lo que permite mantener el gas natural en estado líquido a -160ºC.

Siete muelles

El proyecto BilbOPS reducirá en un 40% los gases de efecto invernadero y, con este proyecto y otras medidas complementarias, la Autoridad Portuaria espera alcanzar el objetivo de reducción de emisiones del 55% establecido por la Unión Europea para 2030. Para llevarlo a cabo se han realizado, previamente, reuniones técnicas con las navieras usuarias del puerto de Bilbao para conocer sus necesidades y se han mantenido contactos con puertos que conforman los corredores marítimos con Bilbao, con el fin de contrastar las instalaciones que se van a proyectar. 

El ferry “Salamanca”, propulsado por GNL, ha realizado un simulacro de operación ante su próxima puesta en funcionamiento

Asimismo, se han mantenido contactos con la comunidad portuaria, se han recibido 34 cartas de apoyo, y BilbOPS forma parte del Plan Director “OPS Master Plan for Spanish Ports” que coordina Puertos del Estado. Infraestructuras OPS Con este proyecto, que se divide en varias fases, la Autoridad Portuaria dotará a siete muelles donde atracan líneas regulares (contenedores, ro-ro, ro-pax, cruceros, y al nuevo muelle A5 de la primera fase del Espigón Central) de las instalaciones necesarias para suministrar electricidad a los buques durante su estancia en puerto, con el objetivo de que los motores auxiliares de los buques puedan apagarse, y aun así seguir manteniendo los servicios esenciales, como son las bombas de trasiego, los sistemas de refrigeración, la iluminación o los equipos de emergencia. 

En primer lugar, será necesario repotenciar las líneas eléctricas para que las instalaciones puedan ofrecer 30 MW. Se instalarán para ello en los muelles tres centros de distribución, 11 centros de transformación y 11 puntos de conexión OPS. Para generar una infraestructura flexible se dispondrá de 20 tomas para dar servicio independientemente del punto de atraque de los buques en el muelle. Las zonas a repotenciar son: la terminal de ferries, para atender tráficos ro-pax, en las que se ubicarán dos puntos OPS; la terminal para tráfico ro-ro en el muelle A6; el nuevo muelle A5; los muelles A1 y A2 para contenedores; y los muelles de cruceros. Para aumentar la potencia de la zona de atraque de cruceros, al estar en la zona urbana del municipio de Getxo y muy distante una subestación eléctrica, se extenderá un cable submarino de 1,34 kilómetros desde Santurtzi. 

Dado que las instalaciones de OPS no cuentan, de momento, con patrones estandarizados u homologados, y cada buque requiere una potencia distinta o han desarrollado diferente tecnología para conectarse a muelle (en tierra o en barco), se optará por un sistema versátil que pueda proporcionar desde 1 MW a 12 MW para poder atender a cualquier tipo de buque independientemente de su eslora, GT, diseño o tráfico. Asimismo, se va a desarrollar un sistema para que se produzca un acoplamiento “sin paso por cero”, es decir, que se sincronizará la red del sistema OPS con la red del buque sin cortes de tensión. La repotenciación de todos los muelles se llevará a cabo entre 2022 y 2023. 

El primer muelle en el que se abordará la instalación de OPS será el A5 del Espigón Central y se espera licitar el proyecto a lo largo de 2022. En una posterior fase, se desarrollará el proyecto “Hidrovan”, una plataforma flotante móvil que generará energía eléctrica a partir de H2, en colaboración con Petronor, Tecnalia y Ferrovial, su finalidad es prestar el servicio OPS al resto de los muelles que no cuentan con puntos de conexión. Hub de energía de origen renovable El plan de transición energética, que estará ultimado en primavera, además de la electrificación de los muelles llevará aparejado otras actuaciones asociadas o complementarias como la creación de plantas de energías renovables en el propio Puerto para que la electricidad tenga un origen de cero emisiones, con lo que Bilbao se convertirá en un hub de energías verdes. 

Asimismo, un proyecto tractor de estas características permite poner a pensar a nuestro ecosistema de innovación para aportar nuevas soluciones y perfeccionar la prestación del servicio OPS. Según Barkala, “es muy importante el trabajo en red y generar sinergias para potenciar la descarbonización”. Para ello Bilbo Portlab, el hub de innovación el Puerto, está identificando start-ups y prevé desarrollar un living-lab con la apuesta estratégica por la innovación del puerto, donde espera vincular a unas 20 start-ups en cuatro años. 

Artículos relacionados

Lo más popular