europa-azul.es asyabahisgo1.com www.dumanbetyenigiris.com pinbahisgo1.com sekabet-giris2.com www.olabahisgo.com www.maltcasino-giris.com www.faffbet.net betforward1.org www.1xbet-farsi3.com www.betforward.mobi www.1xbet-adres.com 1xbet4iran.com romabet1.com www.yasbet2.net 1xirani.com romabet.top
viernes, junio 14, 2024
Inicio CULTURA MARITIMA Bergen, la cuna de la navegación noruega

Bergen, la cuna de la navegación noruega

Texto y fotos: Alberto López Echevarrieta
Nunca falta una corona de flores al pie del Monumento Marino situado en medio de Torvalmenningen, uno de los bulevares más importantes de Bergen. No es extraño su emplazamiento en el corazón de la ciudad noruega, ya que la obra que hizo Dyre Vaa en 1950 resume en cierto modo la importancia que el mar ha tenido para sus habitantes.
Sobre un estanque de planta cuadrada se alza el monumento propiamente dicho. En cada una de sus cuatro caras se representan sendas etapas de la historia marítima de Bergen y al pie de las mismas la representación de los personajes que las protagonizaron. Vikingos, guerreros, descubridores y comerciantes presentes en una masa pétrea que simboliza el espíritu noruego.


Camino al norte
La palabra Noruega proviene de «camino que conduce al norte» por mar, un nombre definido por sus más de 100.000 km. de costa, equivalentes a dos veces y
media la vuelta al ecuador. Las primeras embarcaciones que surcaron sus aguas, allá
por la Edad de Piedra, fueron barcos formados por pieles y troncos a bordo de los
cuales iba una tripulación dispuesta al riesgo con tal de obtener el sustento en la
pesca y la caza de mamíferos marinos.
El dato lo aportan las ilustraciones con escenas alusivas encontradas en grabados rupestres y en los hallazgos arqueológicos de espinas de pescado, anzuelos y arpones. Los asentamientos se establecieron cerca del mar, a lo largo de una línea de costa que se elevaba hasta 160 metros sobre el nivel actual del mar.


La historia marítima de este pueblo se complementa con la visita que hacemos al Museo Marítimo, que desde su creación en 1921 es punto de referencia para cualquier investigación que se lleve a cabo en torno a las grandes gestas nórdicas.
Las instalaciones en que se ubica desde que fuera construido en 1962, en el centro del Campus Universitario, permiten seguir con detenimiento cada una de las etapas de la navegación noruega.


La presencia vikinga
Una de las joyas del Museo Marítimo de Bergen es la reproducción a escala del Kvalsund, el más grande de los dos navíos que, allá por el año 690, fueron intencionadamente colocados y destruidos -tal vez siguiendo un ritual-, en un pantano de la isla de Heroy, en el condado de More y Romsdal, al oeste de Noruega.
El barco estaba muy bien conservado cuando se encontró; de hecho, se pueden ver algunas piezas originales. Construido con madera de roble y pino, poseía un tablón de fondo como refuerzo y una especie temprana de quilla. Contaba con 10 pares de remos y tenía una tripulación de aproximadamente 20 personas. No hay datos sobre la posible utilización de velas, pero el gran timón y la tabla inferior sugieren que el barco podría haber navegado.
El Kavlsund es un predecesor del drakkar vikingo, aquel navío que tenía monstruosos mascarones con los que trataban de asustar a sus oponentes. Su disposición interior indica ya que existía un orden social jerárquico con centralización del poder. La presencia de reproducciones a escala de las famosas naves vikingas de Oseberg y Gokstad constituye un atractivo que se agradece.


El auge de la era hanseática
La utilización del metal durante la Edad del Bronce (1700-500 a. C.) permitió el uso de mejores herramientas para la construcción de barcos. Se impuso la utilización de tablones, algo que, en su momento, debió llamar mucho la atención, ya que se convierten en el motivo más común en las imágenes talladas en roca que aparecen en la parte occidental de Noruega en ese tiempo. Representan una sociedad donde el barco jugaba un papel importante, incluso en un contexto ritual.
Estos modestos avances en la construcción de barcos afectaban no sólo al
transporte de productos agrícolas, sino también permitían el saqueo en pleno ejercicio
de las expediciones comerciales. Los experimentos demuestran que podían mantener
una velocidad constante de 10 kilómetros por hora. Los botes de remos requerían una
gran tripulación gracias a la cual era posible cubrir largas distancias y llegar, por
ejemplo, a la península de Jutlandia, la actual Dinamarca.
Tras la dominación marítima de los mercaderes hanseáticos durante el siglo XVI con sus famosas cocas y urcas, comenzó una nueva era en la navegación noruega tras muchos años de declive. Inglaterra y Holanda eran las principales naciones marineras de la época y ejercieron una influencia máxima en el desarrollo del transporte marítimo, tanto técnica como políticamente.
La batalla que libraron ingleses y holandeses en el puerto de Bergen en 1665
tuvo una notoria importancia a juzgar por los numerosos objetos conmemorativos de
esta contienda naval que se exponen.
Barcos para el sacrificio
En 1880 se localizaron los restos de la embarcación construida con tablones más antigua de Europa. Había sido un barco de guerra y se le bautizó como Hjortspring en atención al lugar donde fue hallado. Se calcula que fue construida alrededor del año 350 con madera de tilo dispuesta como tablones de 20 metros de largo cosidos con estopa del mismo árbol.
Sólo pesaba 530 kilos y podía transportar a 24 hombres. Por su estructura se parece a las imágenes de barcos de la Edad del Bronce talladas en roca. El final deesta nave constituye todo un misterio, ya que fue transportada varias millas desde la costa hasta Hjortspring para ser destrozada posiblemente siguiendo algún rito y posteriormente hundida.
Junto a la nave se encontró una colección de armas pertenecientes a un ejército de unos cien guerreros. El hallazgo ha sido interpretado como un sacrificio de guerra realizado por el bando victorioso de una batalla, aunque, como digo, todas son conjeturas.
Un destino semejante tuvo el Nydam, un barco de 23 metros de largo,
localizado en 1859 en un pantano de Slesvig, no lejos de Hjortspring. El pantano era
originalmente un lago al que los habitantes próximos otorgaban poderes mágicos. De

3
ahí que, durante un largo tiempo, se llevaran a cabo en él sacrificios en los que no
faltaban barcos, armas, herramientas, etc.
El Nydam fue construido con roble, aproximadamente en el año 320 d. C., en
la costa sur del Báltico, en Escandinavia. El bote era de remos y necesitaba una
tripulación de 30 personas. Es conocido como el ejemplo más antiguo de construcción
de clinker, una técnica que tuvo gran importancia en la Edad del Hierro y la Edad
Media para la construcción de barcos nórdicos.
El vapor se impone
La irrupción del barco de vapor supuso toda una revolución por representar la
forma más antigua de transporte mecanizado en el mar. La primera máquina de vapor
utilizable se construyó en Inglaterra en 1712, si bien, como es sabido, fue en los
Estados Unidos donde la nueva tecnología se utilizó por primera vez para la propulsión
de un barco. El honor inaugural del nuevo sistema inventado por Robert Fulton en
1807 le correspondió al North River Steamboat que ha pasado a la Historia como
Clermont.

El Charlotte Dundas se considera el primer «barco de vapor práctico» y se utilizó en el río Clyde. En 1809 y en el mismo lugar se probaron las posibilidades comerciales del nuevo sistema con el barco de paletas Comet.


Diez años más tarde, el primer barco de vapor cruzaba el Atlántico. Era el Savannah y hacía el itinerario de Savannah, en el estado norteamericano de Georgia, a San Petersburgo en Rusia. En el viaje de regreso, el Savannah hizo escala en Arendal, en el sur de Noruega. Al hacerlo, se convirtió en el primer barco de vapor que hacía escala en un puerto noruego.


Lento, pero seguro
El primer barco de vapor noruego fue el Constitutionen, que marcó el comienzo de la nueva era cuando empezó su periplo en 1827 cubriendo el Servicio Postal de este país entre Christiania y Christiansand. La transición de vela a vapor fue un proceso lento en Noruega y no fue hasta principios de 1900 cuando la flota de barcos de vapor superó a la de vela. Bergen fue la ciudad pionera en este proceso de transición convirtiéndose, junto con Oslo, en la ciudad marítima líder.
Otro histórico fue el Bergen, el primer barco de vapor privado noruego en eltráfico interna cional regular de pasajeros. Era propiedad de Bergen Steamship Company y entró en servicio entre Bergen y Hamburgo en 1853.


A principios del siglo XIX, la flota noruega de buques de vapor era tan grande como la de veleros. Bergen adquirió una enorme importancia como punto de partida de las rutas marítimas de pasajeros a Inglaterra, Alemania, Holanda, Dinamarca y los Estados Unidos.
Miles de marineros de la flota mercante noruega perdieron la vida en las guerras mundiales. La compañía naviera Nortraship, dotada de aproximadamente de 1.000 buques mercantes y 30.000 marineros, desempeñó un importante papel en el esfuerzo bélico aliado durante la II Guerra Mundial.


Desde la década de 1970, la navegación noruega se ha vuelto cada vez más especializada, es decir, con buques construidos para fines o mercados específicos.


Bergen continúa siendo uno de los principales puertos de Noruega y más de una veintena de compañías navieras tienen su sede en la ciudad. Por otra parte, es eL puerto de cruceros más conocido del país y uno de los más transitados del norte de
Europa.

Artículos relacionados

Lo más popular