Euskadi

Año fatídico para los delfines en el Golfo de Vizcaya

El 2020 pasará a la historia por ser otro año negro para los delfines en la costa francesa con muchos varamientos vinculados a la pesca, por falta de medidas suficientes, advierten científicos y ONGs.

Un triste récord . En cinco años en la costa francesa, los varamientos de cetáceos se han triplicado y podrían alcanzar la cifra de 2000 este año. Especialmente porque este número es solo la cara visible del iceberg, porque los científicos explican que tras la aparición d un delfín varado, otros siete son arrastrados o hundidos hasta el fondo del océano. Como resultado, en total, se cree que cerca de 10,000 cetáceos murieron este año. 

“Volvemos a tener varamientos extremadamente altos, principalmente en Vendée, Charente-Maritime y el sur de Bretaña” , señala Hélène Peltier, del observatorio científico Pelagis. En Ploemeur (Morbihan), por ejemplo, un cetáceo quedó varado nuevamente el mes pasado, descubierto por un residente local. “Es el 13 de este año”, lamenta Claude Orvoine, teniente de alcalde (centro derecha) de espacios públicos de Ploemeur (Morbihan). “Siempre es triste ver a un animal así, inteligente además, que se queda varado. Siempre es desastroso” , prosigue.

El caso es la presencia de redes de enmalle pescando en el golfo de Vizcaya, de las cuales coloca decenas de kilómetros de red todos los días, convierte a los caladeros es un campo minado para los delfines., según cuenta– Lamya Essemlali, presidenta de Sea Sheperd France

Lamentablemente, el problema no es nuevo: el Observatorio Pelagis observa desde 2016 un agravamiento de este fenómeno de 30 años. El problema además es que estas son poblaciones que tardan muchísimo en reproducirse y recuperarse, por lo que si esperamos ver un gran descenso, después de eso será demasiado tarde, ya no podremos rectificar la situación y ver que las poblaciones aumentan de nuevo ”, explica Hélène Peltier.

Para la Comisión Europea, Francia no está cumpliendo con sus obligaciones con esta especie protegida. Además, en julio se abrió un procedimiento de infracción. Porque además de las muertes naturales, las autopsias también destacaron otra causa de muerte, la actividad humana, con muchos delfines atrapados en artes de pesca. Y lo que representa una captura accidental para los pescadores no es ni más ni menos que una masacre para el presidente de Sea Sheperd France. “Hay cientos de redes de enmalle pescando en el golfo de Vizcaya, cada una de las cuales coloca decenas de kilómetros de red todos los días, por lo que, de hecho, la zona es un campo minado para los delfines y para la vida marina en general. Y sabemos que los capturaremos en tales proporciones que pone en peligro la supervivencia de la especie. Entonces, de hecho, los delfines son sacrificados ”, denuncia Lamya Essemlali.

A nivel político, las cosas se están moviendo un poco. El pasado 17 de diciembre, el Secretario de Estado de Biodiversidad, Bérangère Abba, anunció una nueva asociación entre la Oficina Francesa de Biodiversidad (OFB), el Instituto Francés de Investigación para la Explotación del Mar (IFREMER) , el CNRS y la Universidad de La Rochelle para el observatorio Pelagis en La Rochelle. ¿La meta? Ampliar el alcance de su cooperación en la recopilación y análisis de datos sobre mamíferos marinos . “Gracias a la complementariedad de nuestros establecimientos, nos embarcamos conjuntamente en un ambicioso programa de comprensión de las relaciones entre las poblaciones de mamíferos marinos y las presiones que ejercen sobre su entorno, lo que nos permitirá reducir su mortalidad”, decía Bérangère Abba.

Soluciones tecnológicas

Por su parte, los pescadores afirman que están haciendo todo lo posible para evitar capturas accidentales. “Muy claro, los profesionales no están en una pesquería de cetáceos. Intentan esquivarlos y se sienten acusados ​​de ser profesionales irresponsables cuando no lo están. Esta no es la realidad de las cosas. y debemos ayudarlos a encontrar soluciones y evitar estas capturas ”, dice Olivier Le Nezet, presidente del Comité Regional de Pesca Marítima y Agricultura Marina en Bretaña.

La profesión está trabajando en soluciones con científicos. Al igual que Eric Guyniec, jefe de armamento Apak, que ha estado equipando sus barcos de pesca con pingers durante diez años, dispositivos ultrasónicos que espantan a los delfines. Para él, su eficacia ha seguido evolucionando año tras año. “Es realmente efectivo porque los modelos antiguos tenían un 65% menos de capturas, y hoy estamos al 90%. A partir de enero de 2021 será obligatorio para todos los pescadores, pero lo hacemos de forma natural , todos los pelágicos se lo ponen ”, dijo.

Paralelamente a Pinger, los investigadores de Ifremer están probando nuevas tecnologías para reducir las capturas accidentales de los pescadores. Gracias a un cable verde, por ejemplo, el animal finalmente puede detectar la red de pesca que antes no veía. “El delfín no las ve con sus ojos, se comunica con el exterior por ondas sonoras, y si no hay reflejo de estas ondas piensa que no hay obstáculos . La idea es tener un dispositivo que permita evitar al máximo la captura de delfines en las redes ” , analiza el biólogo Alain Biseau.

Como última pista considerada, muchos científicos recomiendan cerrar la pesca en el Golfo de Vizcaya durante algunas semanas este invierno. Pero Annick Girardin, la ministra del Mar, rechazó este cierre. Su ministerio asumirá compromisos en 2021 para reducir la captura incidental de cetáceos. Como fortalecer la presencia de observadores en los barcos o experimentar con cámaras a bordo.

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

    Search

    SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

    ¿No estas suscrito a Europa Azul?

    La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

    ¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?