Acuicultura

Apromar solicita que se ponga fin a las limitaciones de la acuicultura española

Apromar solicita que se ponga fin a las limitaciones al desarrollo de la acuicultura española.Durante la celebración de la Conferencia Empresarial de Acuicultura 2019 de APROMAR, su presidente, José Carlos Rendón, exponía antes los asistentes los retos a los que se enfrenta del sector y las acciones que se están llevando a cabo desde la asociación para superarlos; en un año en que la actividad tanto por parte del sector empresarial como de la propia asociación fue calificada como de “frenética”.

En este sentido el presidente de APROMAR, Rendón, añadía: “hemos perseverado en la puesta en marcha de acciones colectivas que redundan tanto en el beneficio común como en cada una de las empresas asociadas”. Aun así, apuntaba “seguimos siendo realistas: la acuicultura es un sector altamente reglado y supeditado a los diferentes ritmos de la política española y de las diferentes políticas de las CCAA, por lo que su desarrollo no depende solamente de lo que son las empresas y nosotros sino que depende de otros entes con los que tenemos que luchar a veces para poder sacar este sector adelante.”
Mencionaba Rendón algunos de los retos más importantes a los que ha de hacer frente el sector empresarial, “algunos de ellos muy conocidos” pero que, “gracias al buen momento que hoy en día está viviendo la asociación y la acuicultura española, hace que podamos abordarlos desde la unidad y con diversas acciones que hemos puesto en marcha”.

Entre esos retos mencionaba la dificultad para lograr las autorizaciones administrativas que permitan poner en marcha granjas de acuicultura o una ampliación de las mismas”. Un hecho que, añadía, “sigue siendo, a nuestro entender, el principal freno para el desarrollo de la acuicultura en nuestro país”. Y de ahí la insistencia de APROMAR ante las distintas administraciones públicas “para promover la tan necesaria buena gobernaza”. Otro aspecto de las grandes trabas a las que se enfrenta el sector empresarial, es el relativo a sus ubicaciones. Un tema acuciante para el que, como recordaba el presidente de APROMAR, a día de hoy, se está haciendo frente, y todavía con mayor intensidad en lo que se refiere a la posible modificación del reglamento de Costas “para lo que estamos utilizando todos los recursos necesarios y adecuados ante las instituciones con la finalidad de que nuestra actividad se pueda desarrollar de manera transparente y clara”.

Otro de los retos mencionados ha sido la tendencia decreciente en el consumo de productos pesqueros en los hogares españoles. En este sentido, subrayó las acciones que está llevando a cabo APROMAR con el fin de diferenciar el producto y contar las bondades y beneficios de su consumo a través de la campaña de sello Crianza de Nuestros Mares, y que, como avanzó el presidente de APROMAR, y después de cinco campañas y media “según los estudios sociométricos realizados, está calando de forma muy positiva en el consumidor”. Su finalidad, recordaba, “no es otra que poder competir con la procedencia de productos acuícolas de acuicultura de terceros países donde las condiciones de cultivo y de desarrollo no son iguales que en España. Queremos apostar y potenciar más esta marca. Y tendremos que llegar a lograr que se diferencie el pescado de Crianza de Nuestros Mares del pescado de cualquier otra procedencia”. También y respecto al mercado, expuso el presidente de APROMAR otro aspecto que está afectando de forma negativa a la acuicultura nacional: la entrada de pescado de acuicultura ( dorada, lubina y corvina) de Turquía, “en condiciones de cultivo que no son las mismas que las nuestras, con una reglas de juego distintas, y que compite con nosotros de forma desigual en los mercados” . En este sentido expuso que es necesario luchar para que desde las instituciones públicas, tanto del Estado español, como de la UE, se defienda en alguna manera que, “por lo menos, las condiciones de cultivo sean las mismas , y que vayamos con las mismas reglas de juego al mercado nacional o europeo”.
Otro reto destacado por Carlos Rendón es el de incrementar la competitividad de las empresas de acuicultura españolas, para lo que se están poniendo en marcha una serie de acciones, como es la implementación de la Acuicultura 4.0 asociada a una mejora de los procesos de cultivo, automatización, digitalización y mejor uso de toda la información y datos que se necesitan para desarrollar la acuicultura de una manera sostenible. También habló del Plan de Comunicación de la Acuicultura Española que, en breve, quiere poner en marcha la asociación y de otros retos que quedan por delante. Entre estos últimos “y en un contexto en el que ha de seguir trabajándose en un sector muy intervenido y muy mediático”: el nuevo FEMP, “del que esperamos y pedimos al gobierno una distribución más orientada al desarrollo de la acuicultura”; el acceso a nuevos mercados que presentan dificultades y para lo que se necesita ayudas de las instituciones, como es el chino”; o una mejores condiciones de los seguros para acuicultura “más realistas con la problemática que tenemos hoy en día en nuestras instalaciones, y más efectivos”.

Entre los retos que el sector de la acuicultura tiene delante Jose Carlos Rendón destacó varios:

La pertinaz dificultad para lograr autorizaciones administrativas para poner en marcha nuevas granjas de acuicultura, o ampliar las existentes, sigue siendo el principal freno al desarrollo sostenible de la acuicultura española.
La implementación de la normativa básica que aplica sobre la ocupación del dominio público marítimo terrestre, con intrusiones de doctrina política, está obligando a reformas normativas exprés como la actualmente en curso del Reglamento General de Costas en relación con el cálculo de la duración de las prórrogas extraordinarias.
El consumo general de productos de acuicultura en España sigue cayendo un año más con lo que ello supone para el conjunto del sector pesquero y para la salud de los españoles.
Y, como última referencia, la apertura prácticamente sin restricciones del mercado de la Unión Europea a las importaciones de productos acuáticos de cualquier rincón del mundo y con un nivel de exigencias infinitamente menor al exigido a lo producido dentro de Europa y que tiene en estos momentos en el ojo del huracán las importaciones de trucha, lubina y dorada desde Turquía. Importaciones que llegan a precios inexplicablemente bajos, demostrando una competencia desleal en el límite del dumping o de la subsidiación ilegal.
Rendón expuso que el buen momento asociativo de la acuicultura española que se está viviendo en torno a Apromar se cimenta, entre otras cuestiones, en la identificación de los problemas y en la búsqueda activa de soluciones a nivel sectorial. En este sentido, destacó importantes acciones que Apromar tiene en marcha:

Frente a la dificultad para lograr nuevas autorizaciones administrativas: insistir a las autoridades competentes en la necesidad de mejorar la gobernanza, en aplicar más atinadamente los principios medioambientales precautorios e implementar políticas de ordenación espacial sectorial coherentes.
Frente a los vaivenes doctrinales de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar en la aplicación de la Ley de Costas, oponer alegaciones con rigor jurídico y unificar esfuerzos reivindicativos con otros sectores que sufren los mismos movimientos del Ministerio, MITECO.
Frente a la caída del consumo de productos acuáticos: apostar por reforzar la marca colectiva Crianza de Nuestros Mares con campañas de promoción cada vez más atinadas. En las mediciones sociométricas ya se van percibiendo, campaña tras campaña, incrementos sustanciales en el reconocimiento del sello por parte de los consumidores, como primer paso en el incremento de valor del mismo. Con la campaña en curso Crianza de Nuestros Mares ya suma 6,6 millones de euros invertidos y las doradas, lubinas y corvinas de este sello están visibles destacadamente en la mayoría de las pescaderías.
Y frente a las importaciones descontroladas desde terceros países, Apromar está vigilante para formalizar las demandas legales antisubsidio o antidumping que sean factibles para defender los intereses de los productores españoles. Aunque se sigue necesitando un más claro respaldo gubernamental estatal y de la Unión Europea frente a países, como Turquía, que abusa de los beneficios del libre comercio que gratuitamente le ofrece Europa.
Adicionalmente, Apromar tiene en marcha otras acciones relevantes como:

Mejora de la competitividad de sus empresas a través de la implementación de una Acuicultura 4.0: con mayor adaptabilidad a las necesidades productivas, mejora de los procesos de cultivo, automatización, digitalización y mejor uso de la información y datos.
Gestación de una potente acción de comunicación para mejorar la imagen que sobre la acuicultura y sus productos tiene la sociedad española. Apromar se encuentra en estos momentos realizando una consultoría general para afinar nuestra comunicación de los próximos años y realizando un concienzudo estudio sobre las percepciones que sobre la acuicultura y sus productos tiene la sociedad española.
El presidente de Apromar destacó también que la acuicultura no son solo los productores. Toda la cadena de valor, especialmente aguas arriba, debe trabajar junta para avanzar y desplegar todo el potencial del sector. Cada vez más empresas proveedoras de bienes y servicios para la acuicultura se integran en Apromar. Esto permite afrontar nuevas actividades.

Apromar establece cada vez más puentes de interconexión y colaboración con el estamento científico. Allá donde surge una temática de interés se abren con naturalidad vías de trabajo en común. Se ha demostrado que la falla que antaño separaba el mundo productivo del investigador no era un problema estructural de distanciamiento sino de elección de objetivos. “La acuicultura española somos todos” fue un lema muy escuchado en la conferencia.

El presidente de Apromar finalizó su intervención recordando que la acuicultura es ya un presente relevante en las costas y ríos españoles, pero, sobre todo, que entre todos se tiene el deber de que la acuicultura continúe ofreciendo todo su potencial y empleo a las regiones españolas como motor del Crecimiento Azul.

La conferencia empresarial contó un año más con un importante elenco de ponentes que abordaron los más actuales asuntos relacionados con la acuicultura, tanto a nivel europeo como nacional. Alicia Villauriz, secretaria general de Pesca, destacó varias cuestiones como que el consumo de pescado se ha duplicado a nivel mundial en los últimos 50 años y que los productos acuícolas tienen un papel muy importante para cubrir la demanda, que la acuicultura es clave para el desarrollo económico y social de las zonas rurales costeras y litorales españolas, el trabajo que se está realizando desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación con el nuevo Plan Estratégico Plurianual de la Acuicultura Española (PEAE), la necesidad de establecer nuevas zonas para el desarrollo de la acuicultura, el fomento de la I+D+i a través de los Planes Nacionales de Acuicultura y el refuerzo del apoyo a las Organizaciones de Productores “claves en el desarrollo y vertebración del sector”.

La eurodiputada socialista Clara Aguilera García abordó la actualidad de la acuicultura española y el importante papel que juega Apromar en su mejor posicionamiento y desarrollo a todos los niveles, aportando su experiencia y visión de trabajo en el marco de desarrollo de la Unión Europea. Avanzó que se publicarán nuevos programas de apoyo a la innovación con fondos europeos a los que la acuicultura y en concreto, las Organizaciones de Productores, podrán optar.

Christophe Vande-Weyer del departamento de mercados de la DG-MARE de la Comisión Europea, informó a los asistentes sobre la actividad para el fomento del mercado de los productos acuáticos que están llevando a cabo. Y tras él, Séverine Renault, de la consultora AND International, explicó los informes y documentos que ponen a disposición pública desde el observatorio de mercado EUMOFA.

La presencia del reconocido abogado Fernando Otero Lourido, como experto en legislación en materia de alimentación, permitió a los asistentes tener una información actualizada sobre el impacto de la reforma del Reglamento de Costas sobre la acuicultura y a los productores, poder resolver sus dudas particulares.

Adolfo Uriarte de AZTI realizó una interesante ponencia sobre cómo ha sido posible poner a disposición de la acuicultura un espacio costero industrial que ha estado baldío varias décadas y la apuesta por la implantación de la actividad acuícola, promovida por el Gobierno Vasco.

Para finalizar la jornada, Mateo Blay de AGR Food Marketing, habló sobre la importancia de la diferenciación del pescado fresco como elemento de sostenibilidad y presentó los primeros indicios de consolidación de la marca colectiva Crianza de Nuestros Mares.

INTERVENCION DE VILLAURIZ
La acuicultura puede jugar un papel fundamental en el suministro de productos pesqueros ante la creciente demanda a nivel mundial, según puso de manifiesto la secretaria general de Pesca, Alicia Villauriz, en la inauguración de la Asamblea General de la Asociación Empresarial de Acuicultura de España (Apromar).Según ha apuntado Villauriz, la demanda de proteínas de pescado sigue creciendo a un ritmo mayor que el resto de sectores de producción. Así, en los últimos 50 años, el consumo de productos pesqueros en el mundo se ha duplicado, superando en 2017 los 20 kg. por habitante y año.

Asimismo, la secretaria general ha señalado que el origen “acuicultor” de estos productos está cada vez más presente en los lineales de pescaderías, supermercados e hipermercados de toda Europa. Por ello, ha animado a trabajar para que los consumidores conozcan mejor los atributos y condiciones de cultivo de los productos de la acuicultura y les puedan dar su justo valor.

En su intervención, Villauriz ha indicado que la acuicultura española sigue liderando la producción en la Unión Europea y se sitúa como tercer país en valor de la producción, por detrás de Reino Unido y Francia. Además, en España este sector da empleo directo a unos 16.000 trabajadores, en los más de 5.100 establecimientos dedicados a la acuicultura.

Por lo tanto, la secretaria general considera que la acuicultura está llamada a desempeñar un papel fundamental en el relanzamiento social y económico de muchas zonas rurales y litorales de España.

Para ello, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación tiene en marcha el Plan Estratégico Plurianual de la Acuicultura Española hasta el 2020 (Horizonte 2030) con 4 objetivos estratégicos centrados en simplificar el marco legal y administrativo, mejorar la planificación sectorial, reforzar la competitividad del sector y fomentar la competencia equitativa.

De cara al futuro, la secretaria general ha expuesto la necesidad de seguir incidiendo en aspectos como la identificación de nuevas zonas para el desarrollo de la acuicultura, garantizando una adecuada protección y conservación de los recursos naturales.

Alicia Villauriz ha explicado que la Secretaría General de Pesca trabaja, junto a las comunidades autónomas, para la Planificación Espacial Marina de la Acuicultura y está finalizando la elaboración de los Planes de Ordenación del Espacio Marítimo. El objetivo principal es permitir que la acuicultura pueda disponer de zonas reservadas para desarrollar su actividad en el futuro y aumentar la producción.

En cuando al refuerzo de la competitividad del sector, el Ministerio hará hincapié en el fomento de la I+D+i, en el marco de los Planes Nacionales de Acuicultura, mediante la convocatoria de proyectos de carácter innovador para las explotaciones acuícolas, en aspectos como la selección genética, la optimización del cultivo de nuevas especies o la mejora del rendimiento productivo.


REFORZAR LAS ORGANIZACIONES DE PRODUCTORES

En relación con la mejora de la competencia en condiciones de equidad, los esfuerzos se van a centrar en medidas de apoyo al mercado, en particular, reforzando las Organizaciones de Productores, “claves en el desarrollo y vertebración el sector”.En este contexto, Villauriz ha puesto en valor las medidas destinadas a apoyar la promoción de los productos acuícolas, como la marca “crianza de nuestros mares”, que promueve Apromar.

Por último, la secretaria general ha recordado las oportunidades que ofrece al sector el Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca 2014-2020, que contribuye al desarrollo de una acuicultura innovadora, competitiva, sostenible, generadora de empleo y eficiente en el uso de los recursos.

Aportación de Valencia

El director general de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Generalitat Valenciana, Roger Llanes, este jueves, 25 de abril, durante su intervención en la inauguración de la Conferencia Empresarial de Acuicultura 2019 organizada por APROMAR. Donde también se refirió a la problemática de la escasez de ubicaciones que, en el caso de la Comunitat, y así lo subrayó, “no solo hemos sido, sino que seguiremos siendo capaces en el futuro, de habilitar y compaginar espacios que puedan ser adecuados para la instalación de nuevas granjas, nuevas piscifactorías, y nuevas bateas para continuar con este empuje que está mostrando el sector en nuestra comunidad”.

Según el director general son, a día de hoy, 52 instalaciones las autorizadas en la región, principalmente en la provincia de Valencia, y la mitad de esa producción son moluscos. Si bien, y así lo reconocía Roger Llanes, “la producciones en las que estamos más avanzados, y el empuje es mayor viene dado por otro tipo de especies”; mas específicamente, peces.

En la Comunitat hay una producción autorizada de 30.000 toneladas, alcanzando actualmente las 18.000 con 16 tipos de producciones diferentes; incluyéndose recientemente, y después de las autorizaciones pertinentes, novedosas producciones de microalgas y algas en instalaciones en tierra y mar.

El director general destacó, asimismo, que hay muchos proyectos e iniciativas en tramitación, y que desde la administración autonómica se prevé que en dos años las perspectivas de producción se vean ampliamente superadas. Esto será así sin duda, añadía, “valiéndonos de las propias expectativas del sector y del número de solicitudes que tenemos en tramitación”, que podrían llevar a doblar la producción autorizada a día de hoy, “pudiendo alcanzar las 76.000 toneladas; con una producción de alevines también muy elevada”, y donde cobrarían fuerza especies de mayor tamaño como son la corvina y la seriola.

También hizo referencia el director general a las ayudas del FEMP y a cómo desde la Comunitat se ha tratado de impulsar estas ayudas e incentivos con destino a la acuicultura. De hecho, recordó cómo, recientemente, se llevó a cabo una modificación presupuestaria por la que se re-dotaron y destinaron más fondos “de otras línea más apáticas” hacia la acuicultura. Y con respecto al nuevo FEMP, la idea, añadía, “es, por parte de la administración, seguir dando un importante respaldo a esta actividad”.

“Con el escenario existente y la aprobación de los fondos que estamos destinando -y podremos destinar-, creemos que en los próximos dos años vamos a poder consolidar esta producción esperada, del mismo modo que vamos a poder consolidar un entorno también muy competitivo y, a la vez, muy favorable al desarrollo de este tipo de actividades en nuestra costa. Para ello, continuaremos apoyándonos en el plan estratégico que nos marcamos ya hace algunos años y que seguimos impulsando”, concluía el director general.

Leave a Reply

2507   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios