europa-azul.es
sábado, febrero 4, 2023
Inicio Investigación Una nueva alianza marca el inicio de una nueva era en la...

Una nueva alianza marca el inicio de una nueva era en la cooperación europea para la investigación oceánica



Universidades e institutos de investigación planean asumir un papel de coordinación en la investigación y educación oceánicas europeas, mientras la UE se prepara para poner en marcha una Comunidad del Conocimiento y la Innovación marinos. Un grupo de 14 universidades e instituciones de investigación de toda Europa lanzaron la semana pasada la Alianza Europea para la Investigación y Educación Oceánicas (EOREA) en un acto celebrado en el Parlamento Europeo.

El grupo quiere acoger a otras instituciones interesadas en reunir a este fragmentado sector de la investigación para contribuir más eficazmente a las políticas de la UE y mundiales en materia de investigación oceánica y marítima, incluida la misión de investigación Horizonte Europa sobre la restauración de los océanos, y el decenio de las Naciones Unidas de las ciencias oceánicas.

«El océano no ha recibido suficiente atención y cuidado por nuestra parte y no sabemos lo suficiente sobre sus puntos de inflexión ecológicos, por lo que necesitamos más y mejor investigación e innovación oceánicas», declaró Anne Borg, rectora de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU).

La alianza también desea que los engranajes políticos de Bruselas avancen hacia la puesta en marcha de una décima Comunidad de Conocimiento e Innovación (CCI) dentro del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (IET) centrada en la investigación e innovación marinas. Las CCI son asociaciones entre empresas, centros de investigación y universidades sobre temas que van desde el clima a la cultura y la creatividad.

La CCI acuática, marina y marítima está incluida en la agenda estratégica del IET para 2021-27, pero los eurodiputados advierten de que sin un impulso concertado podría no ponerse en marcha antes de las próximas elecciones europeas de 2024.

La CCI marítima es uno de los proyectos favoritos de la eurodiputada portuguesa Maria da Graça Carvalho. La eurodiputada portuguesa Maria da Graça Carvalho explicó que las prioridades políticas cambian con el tiempo, y sugirió que se acelere el trabajo sobre la CCI marítima.

«Cuento con su apoyo para asegurarnos de que continuamos el programa conjunto con las misiones [de investigación de Horizonte] y de que podemos poner en marcha muy pronto la CCI del IET sobre el sector marítimo y el agua», dijo Carvalho.

La Comisaria europea de Investigación e Innovación, Mariya Gabriel, dijo que espera que la nueva alianza ayude a la UE a establecer la CCI marítima en un futuro próximo. «Me gustaría pedir a la nueva alianza que nos ayude a movilizar a los actores clave para la misión océanos y aguas, y que contribuya a todas las demás iniciativas estratégicas europeas en investigación y educación oceánicas, y que contribuya al diseño de la futura KIC para océanos y aguas», declaró.

Massimo Busuoli, director de la oficina de NTNU en Bruselas, declaró a Science|Business que 2023 será un año crucial para el futuro del KIC en particular, pero también para la comunidad europea de investigación oceánica en general. «La alianza llega en el momento oportuno.

«Más que nunca, es importante que las universidades y las instituciones de investigación se unan para contribuir a atajar la falta de integración y colaboración a escala europea en las ciencias oceánicas», afirmó Borg.

Próximos pasos

Los miembros fundadores de la alianza son la NTNU, la Universidad Aix de Marsella, la Universidad Aalto, la Universidad Técnica de Dinamarca, la Universidad Libre de Bruselas, el Centro Helénico de Investigación Marina, la Universidad Tecnológica de Chalmers, el Consejo Nacional de Investigación de Italia, la Universidad de Lisboa, la Universidad Tecnológica de Delft, el Instituto Jozef Stefan de Liubliana, el Instituto Nacional Rumano de Investigación y Desarrollo Marinos (NIMRD) y la Universidad de Southampton.

La alianza está estructurada según el modelo de la Alianza Europea para la Investigación Energética, un grupo de universidades y organizaciones de investigación que se unieron hace más de una década para coordinar la investigación en energía climáticamente neutra.

Según Busuoli, la alianza pasará por una fase piloto inicial de tres años. Durante ese tiempo, las organizaciones miembros pondrán en marcha un programa conjunto para alinear las actividades de investigación y posiblemente reducir la duplicación. El objetivo de la alianza es estructurar «un sistema que parece fragmentado y desorganizado», afirmó Busuoli.

Los participantes en la presentación de la EOREA también plantearon la idea de una Agencia Oceánica Europea. Gilles Lericolais, Presidente del Consejo Marino Europeo, afirmó que «podría ser muy importante» contar con una institución de este tipo.

Carvalho también se mostró partidaria de una estructura «más permanente» de la UE que aunara esfuerzos en investigación e innovación sobre los océanos. No obstante, aconsejó a las partes interesadas que esperen a la evaluación de Horizonte del año que viene, ya que entonces una estructura de este tipo «podría impulsarse en el próximo [programa] Horizonte».

Envejecimiento de la flota de investigación

En los últimos años, la investigación marina ha ido adquiriendo mayor relevancia política en Europa, gracias en parte al cambio climático, pero también a los cambios geopolíticos. El aumento de las temperaturas en el Polo Norte ha llevado a Rusia a explorar el potencial de la región como nueva ruta comercial. Al mismo tiempo, la invasión de Ucrania ha llevado a la mayoría de las organizaciones de investigación de la UE a cortar lazos con sus homólogas rusas, incluida una oleada de proyectos de investigación ártica.

Europa también se enfrenta a una crisis de envejecimiento de las infraestructuras de investigación marina. Según el Consejo Marino Europeo, la investigación oceánica en Europa se lleva a cabo en buques de investigación cada vez más viejos que se acercan rápidamente, o incluso superan, su esperanza de vida de 30 años. La edad media de los buques de la flota europea de investigación es de 25 años.

España recurre ahora a los Fondos Estructurales de la UE para apuntalar su envejecida flota de investigación. Se ha iniciado la construcción de un nuevo buque de investigación para el Instituto Español de Oceanografía.

El Gobierno británico ha anunciado recientemente 45 millones de libras para financiar el mantenimiento y la modernización de su flota de buques de investigación.

Artículos relacionados

Lo más popular