martes, abril 20, 2021
Inicio noticias de pesca Una consulta pública trata de conocer las condiciones de trabajo y vida...

Una consulta pública trata de conocer las condiciones de trabajo y vida de los pescadores

.

El Ministerio de Trabajo pone en marcha una consulta pública para «asegurar que las condiciones de trabajo y de vida de los pescadores en los buques de pabellón español cumplan los requisitos» de la legislación internacional. Con DNI electrónico o certificado digital, España quiere «recabar la opinión de los sujetos y de las organizaciones más representativas potencialmente afectados por la futura norma». Las aportaciones pueden presentarse en este enlace.

Más de ocho meses han pasado desde que el Gobierno español aprobó el decreto Real Decreto 618/2020 que regula las condiciones de trabajo en la pesca. Aplica una directiva comunitaria del 2016, resultado de las negociación de los agentes sociales europeos en el 2012, tras aprobar en el 2007 la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el Convenio 188. Hasta el 22 de marzo es el momento de opinar sobre el proyecto de real decreto «para el cumplimiento y control de la aplicación» de un cambio legislativo aplaudido por sindicatos y organizaciones de armadores

El Convenio 188 de la OIT «tiene como objetivo crear un instrumento único y coherente para completar las normas internacionales sobre las condiciones de vida y de trabajo para el sector pesquero», para lo cual actualiza recomendaciones y «los principios fundamentales consagrados» en otras regulaciones de ámbito laboral. Lo recuerda Trabajo, que también apunta que pretende «contribuir a la creación de condiciones de competencia equitativas» para la pesca en la Unión Europea (UE).

El proyecto de real decreto surge con idea de establecer «las reglas para la supervisión, control y garantía del cumplimiento» de la normativa. El ministerio que dirige Yolanda Díaz añade que España pretende seguir las indicaciones del Convenio 188, para «ejercer efectivamente su jurisdicción» sobre el trabajo en pesqueros de bandera española mediante, «según proceda, inspecciones, presentación de informes, supervisión, procedimientos de tramitación de quejas, aplicación de sanciones y medidas coercitivas apropiadas». Todo porque los barcos «deben llevar a bordo un documento válido expedido por la autoridad competente, en el que se indique que el buque ha sido inspeccionado» para velar porque cumpla lo dispuesto legalmente sobre «las condiciones de vida y de trabajo» a bordo.

Una asignatura pendiente

El 13 de octubre de 2016, el Consejo aprobó una directiva que daba efecto jurídico a un acuerdo entre los interlocutores sociales de la UE (Cogeca, ETF y Europêche) en el sector de la pesca marítima.

El acuerdo entre los interlocutores sociales permitía que se aplique en la UE el Convenio sobre el trabajo en la pesca de 2007 de la OIT.

El presidente del Consejo, Jan Richter, en 2016,ministro de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia de Eslovaquia, ha declarado: «Es un importante avance para contribuir a mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los pescadores, y también un excelente ejemplo de un fructífero diálogo social sectorial. Hoy hemos logrado que ese trabajo se consagre en la legislación de la UE, en beneficio de todos los pescadores en el conjunto de la UE».

El objetivo del acuerdo es garantizar unas mejores condiciones de trabajo para los pescadores y unas condiciones de trabajo dignas a bordo de los buques pesqueros que enarbolen pabellón de un Estado miembro de la UE, también fuera de las aguas de la UE. La directiva incluye unos requisitos mínimos relativos a las horas de trabajo y de descanso de los trabajadores de la pesca marítima, las condiciones de trabajo, la seguridad en el trabajo, la protección respecto de las enfermedades relacionadas con el trabajo, los procedimientos en caso de lesiones o muerte, la atención médica a bordo, el pago a los pescadores, el alojamiento y la alimentación.

Artículos relacionados

Lo más popular