jueves, octubre 21, 2021
Inicio Investigación Una alga tóxica levanta preocupación en la costa vascofrancesa

Una alga tóxica levanta preocupación en la costa vascofrancesa

Una misteriosa alga tóxica está envenenando la vida cotidiana de los surfistas, socorristas, instructores de surf o natación y otros profesionales que trabajan en la orilla del mar a lo largo de la costa vascofrancesa.

Algunas zonas están más afectadas que otras. En un principio, se trata principalmente del norte de San Juan de Luz, Guethary, Bidart, el sur de Biarritz y, en los últimos días, Hendaya. Anglet parece preservada por el momento, quizás protegida por la punta del faro de Biarritz o por la mínima presencia de rocas en sus playas de arena.

El Instituto frances IFREMER acaba de lanzar análisis y un protocolo de investigación, una vez que existe dudas sobre si se trata de la alga Ostreopsis Siamensis o de la Ostreopsis Ovata o ambas. La microalga ha sido vista en el pasado en el sur de la Costa Vasca, pero ahora hay que aclarar las causas de su eflorescencia. Las primeras hipótesis evocan el calentamiento global, pero no cabe duda de que la causa es probablemente multifactorial.

El informe del Instituto Francés de Investigación para la Explotación del Mar (Ifremer) se esperaba para el miércoles 11 de agosto. Confirmó que había muchas más microalgas del tipo ostreopsis siamensis en las playas vascas entre el fin de semana del 7 y 8 de agosto. Aquí es donde una docena de bañistas y surfistas se quejaron de dolores de cabeza e irritación. Con el mal tiempo, el viento y la lluvia del fin de semana, las algas microscópicas que suelen adherirse a las rocas u otras algas pueden ser arrastradas por el viento y respiradas por el spray. El problema es que «no se sabe si es tóxico», afirma la investigadora del Ifremer Elvire Antajan, responsable de la estación de Arcachon/Anglet y autora del informe.

Las primeras muestras se tomaron el 9 de agosto en Hendaya y en las playas de Erromardie y Parlementia, en San Juan de Luz, y «efectivamente hemos observado un aumento de la abundancia de estas células en el agua», señala el biólogo del Ifremer. «Hasta que no tengamos pruebas de lo contrario, pensamos que sigue siendo la especie ostreopsis siamensis en las costas del País Vasco, pero vamos a comprobarlo. La semana que viene vamos a tomar muestras para certificar genéticamente que no es otra especie. Porque hay otra especie de microalga, la ostreopsis ovata, presente en el Mediterráneo, que es tóxica para el ser humano. Pero estas toxinas no están presentes en el alga detectada en el País Vasco, la ostreopsis siamensis.

Elvire Antajan (Ifremer) mantiene que «había mucho viento y oleaje, lo que puede explicar el desprendimiento de estas microalgas». En este sentido, se ha prohibido la natación durante 24 horas de Biarritz a Hendaya como medida de precaución. Esta alga ya fue encontrada en 2018, y luego en septiembre de 2020 en las playas del País Vasco. Pero en su informe de entonces, el Ifremer recomendó una vigilancia epidemiológica. En este mes de agosto, las muestras se toman cada semana. Pero para comprender y probar la hipótesis de la toxicidad de la ostreopsis siamensis, es necesario un estudio a largo plazo. Esto significa, en primer lugar, encontrar los medios para financiar.

Hace 12 años, la Ostreopsis Ovata provocó muchos daños en el Mediterráneo, mientras que esta microalga nunca había causado un problema tan grande en la Costa Vasca, a pesar de haber sido vista allí en el pasado.

La peligrosidad de esta alga proviene de su toxina, que puede provocar síntomas en humanos y animales, por contacto, ingestión o inhalación. Es esta última vía la que plantea el mayor problema, ya que puede contaminar, a través del aire marino y de las salpicaduras, no sólo a las personas que se encuentran en el agua, sino también a todas las que están en la arena, o incluso a las que están presentes en la orilla del mar, en un paseo o en una terraza, por ejemplo.

Recomendaciones

Afortunadamente, los síntomas suelen ser molestos pero leves y autolimitados. A veces pueden ser muy marcados e incluso graves. De los mensajes de las cuentas de Instagram y Facebook se constatan síntomas con picor en nariz, picor de ojos, dolor de garganta o tos, a veces también irritación de la piel.

Cuando la exposición es prolongada, se produce una gran fatiga, fiebre o auténticos síndromes gripales que pueden confundirse con casos de Covid-19, especialmente en esta época, en la que el periodo estival ha registrado una importante oleada de casos en la Costa Vasca.

Las personas de riesgo son aquellas que son sensibles, alérgicas o asmáticas. Los ataques de asma pueden ser desencadenados por la exposición.

¿Qué hacer en caso de síntomas?

Lo primero que hay que hacer es alejarse de la zona de exposición. Si los síntomas provocan molestias respiratorias, malestar o una alteración del estado general, no dude en llamar al teléfono ee socorro. Si los síntomas más moderados de naturaleza alérgica persisten, puede ser suficiente una consulta con su médico de cabecera.

Artículos relacionados

Lo más popular