jueves, septiembre 29, 2022
Inicio noticias de pesca Las negociaciones finales para el Tratado e los Océanos están en marcha...

Las negociaciones finales para el Tratado e los Océanos están en marcha en Nueva York


El Tratado de los Océanos se considera clave para alcanzar el objetivo de tener al menos el 30% de los océanos protegidos para 2030. Para ello, las negociaciones finales para un Tratado Mundial sobre los Océanos se iniciaron en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York y continuarán hasta el 26 de agosto. La reunión determinará el destino de los océanos para las próximas generaciones.

49 países se han comprometido en un ambicioso acuerdo para proteger el inmenso patrimonio de los mares y océanos, cada vez más amenazado por la crisis climática. La Conferencia Intergubernamental trabajará en la elaboración de un instrumento internacional jurídicamente vinculante, en el marco de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, para la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica marina en las zonas situadas fuera de la jurisdicción nacional.

Representantes de la flota pesquera española han defendido ante la ONU los avances en la protección de los ecosistemas marinos vulnerables siguiendo los criterios aplicados por las Organizaciones Regionales de Pesca (ORP) para su detección y delimitación durante las dos últimas décadas.

En una conferencia reciente, se mostró el ejemplo de la Organización de Pesquerías del Atlántico Noroccidental (NAFO) que sólo permite pescar con artes de fondo en el 4,4 % de los 2,7 millones de km2 que comprenden su área de actuación.

El sector ha defendido que «es necesario desarrollar una cartografía completa de los océanos, especialmente en alta mar, para lo que se necesita una coordinación centralizada», según un comunicado.

Desde el sector ecologista se ofrece una visión más negra. «Estas negociaciones son una oportunidad única para proteger la parte azul de nuestro planeta. Los océanos sustentan toda la vida de la Tierra, pero durante demasiado tiempo los hemos descuidado. Los delegados deben concluir un tratado fuerte. Un tratado débil, o cualquier otro retraso, mantendrá el statu quo que ha puesto a los océanos en crisis», afirmó Laura Meller, de la campaña de Greenpeace «Protege los océanos».

«Los gobiernos llevan dos décadas debatiendo este tratado. En ese tiempo, los océanos han perdido mucho y las comunidades que dependen de los recursos oceánicos están luchando. Aquí, en África Occidental, ya hemos visto cómo los buques de pesca industrial, a menudo procedentes de Europa, han esquilmado gravemente las poblaciones de peces, lo que ya está perjudicando los medios de subsistencia y la seguridad alimentaria en toda la región. Cualquier otro retraso sería una bofetada a todos los que confían en que los líderes políticos cumplan sus promesas. Los delegados deben cumplir los compromisos de sus gobiernos y finalizar un ambicioso Tratado Mundial sobre los Océanos ahora», declaró Awa Traore, de Greenpeace África.

El Tratado de los Océanos es crucial para alcanzar el objetivo de tener al menos el 30% de los océanos protegidos para 2030: es el mínimo necesario para dar a los océanos espacio para recuperarse.

Entre los puntos más importantes de la agenda está sin duda el objetivo de lograr una red mundial de áreas marinas protegidas para preservar la vida marina de la pesca intensiva y otras actividades humanas.


Dos tercios de los océanos del mundo se consideran actualmente aguas internacionales, lo que significa que todos los países tienen derecho a pescar, comerciar e investigar. Sin embargo, en la actualidad sólo el 1,2% de los mares y océanos están protegidos: la mayor parte de las aguas están, por tanto, expuestas a la explotación, a las amenazas de la crisis climática, a la pesca intensiva y al tráfico marítimo. Una investigación publicada en enero y financiada por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, sugiere que «entre el 10% y el 15% de las especies marinas están ya en peligro de extinción».

Cepesca en la ONU

El secretario general de la patronal de armadores Cepesca, Javier Garat, como el presidente de la coalición internacional de asociaciones pesqueras (ICFA), e Iván López (en nombre de la asociación de arrastreros EBFA), habían participado en una conferencia en la sede de Naciones Unidas. El objetivo de le Naciones Unidas es implementar varias resoluciones sobre pesca sostenible y analizar el impacto de las artes de fondo en los ecosistemas marinos vulnerables. Cepesca ha considerado que «solo un diálogo que supere el escenario polarizado actual y la ciencia garantizarán el futuro de los océanos».

Artículos relacionados

Lo más popular