miércoles, diciembre 8, 2021
Inicio Europa Un estudio revela malos tratos a los trabajadores inmigrantes de la flota...

Un estudio revela malos tratos a los trabajadores inmigrantes de la flota irlandesa

Insultos racistas, abusos verbales, largas jornadas de trabajo con pocos descansos y una remuneración inferior al salario mínimo legal son «experiencias comunes en el lugar de trabajo» de los trabajadores inmigrantes del sector pesquero irlandés, según un nuevo estudio, según publica The Guardian.

El informe, realizado por el Departamento de Derecho de la Universidad de Maynooth, llega cuatro meses después de una evaluación condenatoria del Departamento de Estado de EE.UU. sobre el fracaso de Irlanda en la lucha contra el tráfico de personas, en la que se afirmaba que los trabajadores indocumentados de los barcos irlandeses son vulnerables al tráfico de personas y al trabajo forzado.

El estudio incluye entrevistas en profundidad con 24 trabajadores inmigrantes varones del sector pesquero irlandés, algunos de ellos indocumentados. Más de dos tercios dijeron que podían trabajar hasta 20 horas al día, con denuncias de retención de salarios, de verse obligados a vivir en el barco sin comida suficiente y de trabajar bajo amenaza de despido y deportación de Irlanda. Más de la mitad de los participantes entrevistados dijeron que habían sido objeto de abusos verbales y raciales.


Sólo un tercio de los trabajadores dijo sentirse seguro en los barcos pesqueros. Otros informaron de una serie de lesiones, como huesos rotos, problemas de espalda y lesiones o pérdida de dedos. Mientras que un pequeño número de trabajadores lesionados fueron «atendidos», según el informe, el resto parecía no recibir la paga por enfermedad.

En 2016, tras una investigación de The Guardian que destapó denuncias de explotación de trabajadores de Asia y África a bordo de los arrastreros irlandeses, el gobierno irlandés creó un grupo de trabajo para investigar el trato a los trabajadores inmigrantes en los arrastreros, lo que dio lugar a la creación de un «plan de trabajo atípico» (AWS) para los trabajadores no pertenecientes al EEE en la flota pesquera.

Incumplimiento de la legislación

En virtud de este régimen, los trabajadores son contratados por un empleador individual y tienen derecho a un entorno de trabajo seguro, pausas y períodos de descanso regulares, vacaciones anuales y el pago del salario mínimo legal. Si cualquiera de las partes incumple el contrato, el permiso debe ser revocado.

Pero este último estudio, financiado por la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte, revela una brecha entre los términos y condiciones del contrato AWS y la realidad de cómo se trata a los trabajadores en el mar. El informe afirma que el AWS «puede ser utilizado por los empleadores como un medio para amenazar y explotar a los trabajadores», y añade que el nivel de control ejercido por los empleadores «hace imposible que los trabajadores migrantes participen de forma significativa en las inspecciones». Un trabajador dijo a los investigadores que el contrato era «para aparentar». «Muchas horas, muchas horas, a veces una semana, sin dormir, sólo trabajando», dijo otro.


Las cifras publicadas en julio por el Departamento de Justicia irlandés muestran que 227 pescadores de barcos irlandeses tienen permisos de trabajo AWS, entre ellos trabajadores de Filipinas, Egipto, Ghana e Indonesia. El departamento dijo que no había tenido conocimiento de ningún incumplimiento de contrato confirmado en el marco del AWS. Cinco trabajadores entrevistados para el informe dijeron que estaban satisfechos con su situación laboral, pero que su estatus de inmigración y la falta de libertad para cambiar de empleador o de sector eran un reto clave.

Según la inspección de trabajo irlandesa, desde que se introdujo el AWS en 2016, se han producido 323 incumplimientos de la legislación laboral en los barcos irlandeses. Menos de la mitad de los entrevistados para este estudio recordaban que los barcos fueran inspeccionados por las autoridades para comprobar el cumplimiento de la legislación laboral. Un trabajador dijo a los investigadores que había denunciado los malos tratos a los inspectores, pero «no hicieron nada».

La doctora Clíodhna Murphy, una de las autoras del informe, declaró a The Guardian que el sistema de permisos no era adecuado para su propósito. «Creo que el esquema atípico necesita ser revisado a fondo y revisado – si es que se mantiene», dijo. En 2019, cuatro relatores especiales de la ONU advirtieron al gobierno irlandés de que su régimen de permisos infringía la legislación internacional sobre derechos humanos.

El informe pide a las autoridades irlandesas que concedan permisos de trabajo para el sector, y que eliminen el vínculo entre el titular del permiso y el empleador. Otras recomendaciones son permitir que los pescadores inmigrantes indocumentados tengan acceso al plan de regularización del Ministerio de Justicia, y revisar el enfoque de la inspección laboral y marítima para garantizar que tengan acceso a intérpretes formados y puedan hablar directamente con los trabajadores inmigrantes lejos de sus empleadores durante las inspecciones.

Artículos relacionados

Lo más popular