miércoles, diciembre 8, 2021
Inicio Internacional Muchas dificultades para alcanzar un consenso en la reunión de la CCAMLR

Muchas dificultades para alcanzar un consenso en la reunión de la CCAMLR

La 40ª reunión anual de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos, que finaliza el 29 de octubre, no tiene visos, nuevamente, de alcanzar un acuerdo sobre nuevas áreas marinas protegidas.

La Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR, pronunciado Camelar) se creó en virtud del Tratado Antártico y es responsable, en particular, de la gestión de la pesca en el Océano Austral. Tiene 26 miembros, entre ellos la Unión Europea y ocho de sus Estados miembros, con Francia representada por sus posesiones en las Tierras Australes y Antárticas (Taaf).

La 40ª sesión anual se inauguró on line el 18 de octubre desde su sede en Hobart, en el estado australiano de Tasmania. Los debates, que comenzaron en serio el día 22, tras unos días de reuniones técnicas, se centran, como desde hace varios años, en la creación de nuevas áreas marinas protegidas (AMP).

Tres resoluciones bloqueadas por China y Rusia

El problema es que la CCRVMA funciona por consenso. Sin embargo, China y Rusia bloquean tres resoluciones a favor de nuevas AMP, que representarían casi 4 millones de km2. Dos de ellos han sido propuestos por la Unión Europea y sus Estados miembros, los de la Antártida Oriental (950.000 km2 ) y el Mar de Weddell (2,18 millones de km2 ), y otro de 650.000 km2 propuesto por Argentina y Chile alrededor de la Península Antártica. Todos ellos salvaguardarían el recurso del krill, un pequeño camarón que los rusos pescan desde la década de 1970 y que es un alimento básico para cetáceos y aves marinas.

Junto a ello, se están debatiendo tres resoluciones a favor de nuevas AMP: en la Antártida Oriental (propuesta de AMP en la Antártida Oriental), propuesta de AMP en el Mar de Weddell y propuesta de AMP alrededor de la Península Antártica. (Mapa: Pew/CCAMLR, 2019)

Estas nuevas AMP cuentan con el apoyo de las principales organizaciones ecologistas de la Coalición Antártica y del Océano Austral (AOSC), que han lanzado una petición internacional para «la mayor medida de protección de los océanos de la historia». También están incluidos en los objetivos estratégicos de biodiversidad de la Unión Europea y Francia, y este año han obtenido el apoyo de otros países, entre ellos Estados Unidos. Pero si las resoluciones presentadas por China y Rusia en el Comité Científico de la CCRVMA, reunido del 11 al 15 de septiembre, sirven de ejemplo, hay pocas posibilidades de alcanzar un consenso.

Esta disensión en torno a las AMP podría impedir, como represalia, la continuación de programas de pesca experimental como el realizado por Francia, con otros países, sobre la merluza negra, en las aguas de la convención, fuera de la ZEE francesa de Kerguelen y Crozet.

Artículos relacionados

Lo más popular