lunes, septiembre 26, 2022
Inicio Marina Mercante Los puertos de Barcelona y Tarragona reducirán las emisiones un mínimo del...

Los puertos de Barcelona y Tarragona reducirán las emisiones un mínimo del 10% en tres años

 

La sostenibilidad ambiental es una prioridad para los puertos de Barcelona y Tarragona, y así lo demuestra su adhesión al Acuerdo de la Cumbre de la Calidad del Aire de Catalunya, que reconoce el papel clave de las infraestructuras portuarias en la mejora de la calidad atmosférica

Los puertos de Barcelona y Tarragona se han adherido este viernes al Acuerdo de la Cumbre de la Calidad del Aire de Catalunya, un pacto que implica a todos los municipios de más de 20.000 habitantes, diputaciones, agentes sociales y económicos de Catalunya. Este gran acuerdo de consenso, con medidas y acciones para mejorar la calidad del aire, se ha hecho oficial en la III Cumbre de la Calidad del Aire, celebrada en Barcelona.

Al encuentro han asistido por primera vez, además de las administraciones, representantes de los agentes sociales y económicos. Los acuerdos alcanzados en esta III Cumbre de Calidad del Aire constituirán la hoja de ruta para la mejora de la calidad del aire y deberán incorporarse como principios rectores del nuevo Plan de Mejora de la Calidad del Aire de Catalunya.  

Tanto los puertos de Barcelona y Tarragona como cada una de las administraciones y organismos que han adoptado este acuerdo, se comprometen a reducir las emisiones de NOx y PM en al menos un 10% para el año 2025, tomando como referencia el año 2019, al mismo tiempo que se comprometen a realizar las acciones estructurales necesarias para acelerar la mejora de la calidad del aire y tender progresivamente a alcanzar los niveles recomendados por la OMS. También pretenden dar continuidad a las estrategias coordinadas de información, sensibilización y educación ambiental para implicar a la ciudadanía y a la industria para que se conviertan en un agente activo y comprometido en la modificación de los hábitos que afectan a la calidad del aire y a la salud, asegurando una transición justa que no deje a nadie atrás. En último lugar, buscan apoyar la investigación y promover el conocimiento de las causas y el comportamiento de la contaminación atmosférica en Catalunya, así como su impacto en la salud.

La III Cumbre de la Calidad del Aire se ha celebrado en Barcelona
La III Cumbre de la Calidad del Aire se ha celebrado este viernes en Barcelona

La traducción práctica de estos compromisos implica siete áreas de actuación, una de las cuales implica directamente a los puertos. La sostenibilidad ambiental es una prioridad para los dos grandes puertos catalanes, como demuestra su adhesión a un pacto que reconoce el papel clave de las infraestructuras portuarias en la estrategia de mejora de la calidad atmosférica. 

El documento incluye una serie de compromisos que tanto Barcelona como Tarragona asumen como propios y en los que llevan años trabajando: garantizar que el 100% de la energía eléctrica adquirida proceda de fuentes renovables y promover la electrificación de las instalaciones. Asimismo, adoptar medidas técnicas y operativas para los vehículos (buques, embarcaciones y aeronaves) que reduzcan las emisiones de contaminantes atmosféricos y a fomentar entre las empresas portuarias y los usuarios del puerto, nuevos combustibles alternativos para la movilidad de mercancías y pasajeros basados en el hidrógeno, los biocombustibles y los combustibles sintéticos. Los dos puertos catalanes también se comprometen a establecer como criterio de adquisición de nuevos vehículos que estos sean 100% eléctricos, salvo en aquellos casos en los que, por necesidades del servicio, puedan ser vehículos de bajas emisiones, y promover la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos. 

En el caso del puerto de Tarragona, a lo largo del 2023, pondrá en funcionamiento la nueva terminal intermodal de Puerto Centro y optimizará la terminal intermodal de La Boella, favoreciendo el transporte ferroviario de mercancías.

En el caso de Barcelona, se está trabajando con el objetivo de que en el 2030 el puerto tenga electrificados todos los puntos de atraque de cruceros, portacontenedores y ferrys. Las primeras conexiones eléctricas para buques están previstas para finales del 2023 o principios del 2024 en la terminal de contenedores BEST y en la terminal de ferrys de Barcelona.

Representantes institucionales junto a representantes de los agentes sociales y económicos de Catalunya en la III Cumbre de la Calidad del Aire
El presidente del puerto de Barcelona, Damià Calvet; el presidente del puerto de Tarragona, Josep Maria Cruset; la consellera d’Acció Climàtica, Alimentació i Agenda Rural de la Generalitat, Teresa Jordà y Jordi Puigneró, vicepresidente y conseller de Polítiques Digitals i Territori, junto a representantes de los agentes sociales y económicos de Catalunya que han participado en la III Cumbre de la Calidad del Aire

El presidente del puerto de Barcelona, Damià Calvet, ha explicado al final de la III Cumbre que «la mejora de la calidad del aire solo se puede conseguir con un pacto nacional como el que hemos logrado. La sostenibilidad medioambiental es cosa de todos, incluso de las personas a nivel individual». Aun así, algunos de los agentes presentes aquí, como el puerto de Barcelona, juegan un papel clave como motor económico y principal centro logístico del país».

Damià Calvet ha asegurado que «en el puerto de Barcelona somos plenamente conscientes de lo que nos jugamos y por eso desde hace tiempo trabajamos en la mejora medioambiental: nos hemos convertido en un agente de cambio para la descarbonización del sector marítimo, portuario y logístico. Hoy, el puerto aporta el 2% del PIB de Catalunya y las operaciones portuarias solo emiten el 0,7% de las emisiones de CO₂. Por tanto, y esto es muy importante para nosotros, generamos más riqueza que emisiones. Pero sabemos que esto no es suficiente y por eso ahora iniciamos un nuevo ciclo de inversiones ecoeficientes que nos permitirán reducir las emisiones de CO₂ de las operaciones portuarias en un 50% para el año 2030 y convertirnos en un puerto neutro en carbono para el año 2050.»

Por su parte, el presidente del puerto de Tarragona, Josep Maria Cruset, ha afirmado que «hoy en día, el desarrollo económico no puede entenderse ni desvincularse del respeto al entorno natural y de la lucha contra el cambio climático». Asimismo, ha añadido que «el puerto de Tarragona ha hecho suyos los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la ONU y desde el 2020 ha pasado a la acción con la puesta en marcha de un Plan de Sostenibilidad con 25 objetivos prácticos y más de 80 acciones con el objetivo de reducir en un 99% las emisiones de CO₂ de la Autoridad Portuaria».

El presidente del puerto de Tarragona también ha destacado «la compra del 100% de la energía procedente de fuentes renovables, la ampliación de plantas propias de producción de energía solar, la reducción del consumo eléctrico dentro del dominio portuario y la renovación de la flota con vehículos eléctricos o híbridos, entre otros, como ejemplos de acciones concretas y efectivas para orientar la actividad portuaria hacia los estándares marcados por la Unión Europea para conseguir puertos verdes». Cruset ha añadido que «el puerto de Tarragona está trabajando en la electrificación de sus muelles, habiendo realizado ya los primeros trabajos preparatorios en el muelle Balears donde se está instalando la terminal de cruceros».

Artículos relacionados

Lo más popular