miércoles, julio 6, 2022
Inicio Sector Pesquero Cerca de 166.000 kilos de bonito se han descargado por parte de...

Cerca de 166.000 kilos de bonito se han descargado por parte de la flota de bajura


Una descarga de 160.000 kilos tuvo lugar ayer en el puerto de Hondarribia, en el primer día de  fuertes desembarcos por parte de la flota de cebo vivo. En Getaria se registraron 1.000 kilos  y en Ondarroa 5.000 kilos.Esta es la primera descarga de importancia, cerca de 166.000 kilos después de que la flota iniciara la pasada semana la costera más importante del año, tras haber agotado en primavera las cuotas de verdel y anchoa.

En la descarga hubo bonito grande de 7 a 8 kilos que dio un precio medio en lonja de 8 euros, mientras que el bonito mediano de 4 a 5 kilos, el precio osciló sobre los 6 kilos. Las capturas fueron realizadas cerca de la costa francesa.
La mayor oferta hizo que los precios descendieran después de una mayor cotización, la pasada semana, de 8,50 a 8,70 euros-kilo.

La campaña parte con el condicionante de los altos precios del gasóleo con lo que se promete también una costera corta para tratar de hacerse con la especie. Esto hace que los barcos traten de localizar la especie lo más cercana a sus puertos para evitar fuertes consumos de gasoil. Algunos barcos pequeños, incluso, habían retrasado la salida para tratar de contraer los menos gastos posibles.


Hasta ahora, la flota  había realizado descargas de esta especie en Burela con 9.200 kilos subastados y 10.000 en A Coruña, más otros  30.000 kilos que fueron adquiridos de forma directa por Mercadona. Tres pesqueros gallegos y dos vascos descargaron el 13 de junio cerca de 50.000 kilos de este  pescado azul de temporada. Sin tasas ni impuestos, los cerca de 20.000 que salieron a subasta se cotizaron a más de 8 euros de media por kilo, con máximos como los 15,20 euros de las mejores piezas en la lonja burelense.

En los últimos años, la costera tiene un cierre prematuro que condiciona la cuenta de explotación de las empresas pesqueras.Cabe recordar que el pasado 16 de agosto de 2021, la Secretaria de Pesca comunicó que, como consecuencia de la previsión de agotamiento de la cuota española, quedaba cerrada la pesquería.Por ello, si la campaña llega a mantenerse hasta finales de agosto será considerada como una victoria. No obstante, el pasado 16 de noviembre, tras la revisión de los datos disponibles se había observado que existía cuota disponible del stock, con lo que se reabrió la pesca de esta especie en dicha zona.Pese a la reapertura, los pescadores vascos rechazaron dirigirse a esta especie, una vez que la Administración central destinó los 200.000 kilos de sobrante que había calculado  para la flota de Canarias.

Los arrantzales mostraron su malestar por el prematuro cierre de agosto cuando habían detectado una importante cantidad de la especie en la mar.El pasado año fue el cierre más prematuro de todos los que se conocen. Además fue la cuarta  ocasión que concluyó en agosto esta campaña. La del 2020 finalizó el día 19 se agosto, la del 2019, el 27; y la del 2018, el 23. En el 2017 se cerró el 13 de octubre y en el 2016, el 5 de ese mes, la época hasta ese momento habitual. El cierre de la campaña supone un imponderable para los arrantzales que deben  centrar las faenas exclusivamente, en la sardina y el chicharro, al haberse agotado este año ya las cuotas permitidas de anchoa y verdel.


El total admisible de capturas de esta especie es de 37.801 toneladas. La cuota para el conjunto flota estatal es de 17.704, muy baja para los cerca 350 barcos que se dedican a la especie.

En Burela, 24 toneladas

La costera del bonito arrancó con las primeras descargas en el Puerto de Burela (Lugo), con unos 24.000 kilos de capturas, en el marco de una campaña condicionada por los altos precios del combustible que está “al doble del año pasado y al triple del 2020”.

Así lo ha destacado el gerente de Armadores de Burela (ABSA), Miguel Neira, que ha concretado que “la semana pasada se hicieron las primera subastas en la lonja de Burela, hubo ventas durante tres días, con tres barcos y 24.000 kilos descargados”.

El gerente de ABSA ha destacado que este año observan “un pequeño retraso en el arranque, el año pasado la primera subasta fue el 3 de junio y este año el 13”. “Lo que vemos es que la flota está metida prácticamente en el Cantábrico y esto va a provocar un incremento de capturas bastante importante”, ha señalado.

Artículos relacionados

Lo más popular