miércoles, diciembre 8, 2021
Inicio noticias de pesca Los portacontenedores de Nodosa para Groenlandia serán entregados a partir de otoño

Los portacontenedores de Nodosa para Groenlandia serán entregados a partir de otoño

El Tilioq Arctica, construido en Nodosa
El Tilioq Arctica, construido en Nodosa
El Tilioq Arctica, construido en Nodosa
El Tilioq Arctica, construido en Nodosa
El Tilioq Arctica, construido en Nodosa
El Tilioq Arctica, construido en Nodosa
El Arpaarti Arctica, gemelo del Tilioq Arctica

Los dos portacontenedores que Nodosa Shipyard construye en Marín para una empresa de transporte de mercancías entre Europa y Groenlandia han entrado en la fase final de ejecución. El primero, el Arpaarti Arctica, lleva ya unos días en el muelle del astillero en fase de armamento a flote, después de que los operarios de la atarazana marinense lo bajasen de los carros de varada. Ahora esta embarcación afronta su proceso definitivo con la instalación de equipos de navegación y la realización de las pruebas necesarias en el agua. La previsión es que esta primera unidad, que también será la primera que Nodosa realiza para la isla ártica, se entregue a la empresa insular en el otoño, según explicó el director comercial de la empresa marinense, José Ramón Regueira.

El segundo portacontenedores, el Tilioq Arctica, probó por primera vez el agua de la ría pontevedresa la pasada semana cuando, aprovechando el régimen de mareas, los operarios de Nodosa también lo bajaron de la parte seca del astillero al mar. Ahora pasará por el mismo proceso que su hermano gemelo para que pueda estar listo para su entrega a lo largo del último trimestre del año. 

Una vez que pasen las inspecciones y certificaciones pertinentes y se produzca su botadura oficial, enfilarán al norte.

Cuando los dos portacontenedores groenlandeses estén activos, Nodosa habrá conseguido un nuevo hito en su historia en la sección de construcción naval. Será la primera vez que barcos fabricados en este astilleros operen en las gélidas aguas de la isla ártica.

Estas dos embarcaciones desempeñarán una función vital para los habitantes de Groenlandia, ya que se ocuparán de trasladar todo tipo de suministros y materiales que se necesiten en la isla. Los groenlandeses dependen de las rutas comerciales marítimas para abastecerse de muchos productos cotidianos.

Con el éxito de este encargo, Nodosa Shipyard da un salto cualitativo en su proyección mundial, ya que la construcción de estos portacontenedores requirió de una serie de cuestiones técnicas que supusieron un reto a los ingenieros y operarios gallegos. Nodosa ya tiene en su haber la construcción de barcos emblemáticos del naval del siglo XXI en Galicia como el Falcon, el Argos Cíes, y los cuasi gemelos Monteferro y Montelourido, que faenan en aguas del Atlántico Sur y que fueron también un hito en su clase entre los logros del sector del metal gallego en las últimas décadas.

Para el transporte regular de mercancías

La armadora groenlandesa Royal Artic Line es la propietaria de estas nuevas unidades que saldrán del astillero marinense. Esta empresa encargó el diseño de los navíos al acreditado diseñador noruego Havyard Design & Solutions AS, que se ocupó de las cuestiones básicas de los buques.

En cuanto a la aportación marinense, esta fue mucho más allá que la mera ejecución de unos planos. La oficina técnica de Nodosa Shipyard asumió el reto de la elaboración de la ingeniería de detalle y del desarrollo de los dos barcos.

Regueira precisó que los dos mercantes son gemelos y cumplirán idéntica función en el transporte regular de mercancías entre el continente y la isla ártica. Cada uno de estos buques tiene una eslora aproximada de 38 metros y una manga de diez.

Sus bodegas pueden refrigerar a una temperatura muy baja (-25 grados) y disponen de una capacidad de 350 metros cúbicos de almacenaje cada uno. Podrán también trasladar hasta ocho contenedores de veinte pies en cubierta más dos en bodega.

Artículos relacionados

Lo más popular