Euskadi

Planas destaca la estrecha colaboración de la Fundación AZTI con la Secretaria de Pesca

El ministro de Agricultura y Pesca Luis Planas pone en valor la estrecha y continua colaboración de la fundación AZTI con la Secretaría General de Pesca. Planas visitó las instalaciones de AZTI-Tecnalia, una fundación dedicada a la realización de proyectos de investigación de alto valor añadido, orientados a la generación de conocimiento, productos y servicios tecnológicos para la innovación marina y alimentaria.

Luis Planas ha destacado la estrecha colaboración que mantiene la Secretaría General de Pesca del Ministerio con AZTI-Tecnalia, una fundación pionera que apuesta por la investigación como base para una pesca y una industria agroalimentaria sostenibles y competitivas.

Según ha precisado, la labor que desarrolla AZTI es un ejemplo de cómo la ciencia puede aplicarse a la industria y a los distintos eslabones de la cadena alimentaria, desde el productor hasta el consumidor. Para el ministro, el trabajo que desarrolla esta fundación está en línea con las nuevas demandas de los consumidores, que cada vez se muestran más preocupados por las cuestiones relacionadas con la sanidad alimentaria, la sostenibilidad y el bienestar animal.

En concreto, Planas ha puesto en valor el esfuerzo conjunto del Ministerio y AZTI en temas como la investigación de los ecosistemas marinos, la sostenibilidad de la actividad extractiva y la entrada en vigor de la obligación de desembarque, un aspecto muy importante de cara a configurar otra pesca diferente desde el punto de vista económico, ambiental e incluso laboral. El ministro ha señalado que los trabajos en innovación que desarrolla AZTI para facilitar a la flota su adaptación a la obligación de desembarque constituyen un factor de referencia a la hora de elaborar políticas pesqueras más inteligentes, modernas, selectivas y sostenibles.

Planas ha señalado que el balance de aplicación de la obligación de desembarque, que entró en vigor el pasado 1 de enero, es razonablemente positivo y que la flota española se está adaptando bien a la nueva situación. En este contexto, el ministro considera necesario darle más valor económico a los descartes que se lleven a puerto.

Estudio de AZTI

El cambio climático ya ha comenzado a cambiar los hábitos de vida de algunas de nuestras especies marinas. Así lo ha constatado el Instituto Azti en un estudio en el que también prevé que el calentamiento del Cantábrico perjudicará a algunas especies y beneficiará a otras, entre ellas la codiciada anchoa.

La columna de agua en el Golfo de Bizkaia se ha calentado medio grado en los últimos 30 años. Es un hecho. Y ahora sabemos que este calentamiento, más notable en aguas superficiales, ha provocado ya cambios en algunas especies, como el verdel o la anchoa.

En concreto en el caso de la anchoa el estudio ha constado un adelantamiento de su ciclo vital, y esta especie habría adelantado su puesta de huevos unos 5 o 6 días por década desde hace 30 años, tal y como explica el experto en cambio climático de Azti, Guillem Chust.

También el verdel habría modificado sus hábitos reproductivos, aunque en este caso desplazando su área de puesta unos 16 kilómetros por década. Incluso el bonito del norte habría modificado ligeramente sus hábitos y su llegada a nuetsras costas se habría adelantado una media de 3 días desde los años 80.

Unos salen ganando y otros los pierden todo

El aumento de temperatura del agua en el Golfo de Bizkaia tendrá consecuencias decisivas para las especies, algunas nefastas. Este estudio de Azti realiza también una proyección previendo qué sucederá con estas especies dentro de 50 o 100 años en nuestras aguas. A algunas, como la anguila, se les presenta un futuro complicado, agravando aún más su ya delicada situación y prácticamente condenándola en aguas ibéricas.

En cambio, otras especies podrían incluso encontrarse más a gusto en aguas del Cantábrico si éste sube algo de temperatura. Es el caso de la anchoa, según explica el experto Guillem Chust, las condiciones de temperatura y otras físicas como la salinidad, podrían revertir en un hábitat más idóneo para la anchoa, por lo que su población podría incluso aumentar ligeramente.

La otra gran especie objetivo de nuestros arrantzales, el bonito, capaz de regular su temperatura, no se verá tan afectada por este cambio climático.

What to read next

2944   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

    Search

    SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

    ¿No estas suscrito a Europa Azul?

    La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

    ¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

    Revistas

    Revistas

    Directorios

    Directorios