viernes, julio 23, 2021
Inicio noticias de pesca Comercialización Noruega, la protección del bacalao ártico

Noruega, la protección del bacalao ártico

Noruega, la protección del bacalao del Ártico y la acuicultura. De hecho, la pesca siempre ha sido crucial para el comercio y la industria noruegos. La tradición pesquera de Noruega está íntimamente ligada a la historia del bacalao del Ártico. Hoy en día, Noruega es el segundo mayor exportador de pescado del mundo, y cada día se consume el pescado de sus aguas en el equivalente a 37 millones de comidas en todo el mundo. El bacalao ártico es un tipo único de bacalao estacional noruego que migra desde el mar de Barents hasta sus zonas de desove frente a la costa del norte de Noruega.

Esta gran especie de bacalao es especialmente abundante cerca de las costas de Lofoten, Senja y Vesterålen entre enero y abril. Sólo los mejores ejemplares cumplen los estrictos criterios para convertirse en skrei. Estos peces deben estar completamente desarrollados, tener unos cinco años de edad y ser capturados con sedal desde pequeños barcos de pesca locales. El bacalao del Ártico puede desembarcarse entre enero y abril, cuando los mares son tormentosos y las temperaturas gélidas, en la época más emocionante para los pescadores y los amantes del pescado.

Su carne es blanca y brillante, magra, crujiente y tierna, y la práctica de la pesca está gestionada de forma sostenible y certificada. El Mar de Barents, donde Noruega captura alrededor del 93% de todo su bacalao, cuenta ahora con la mayor población de bacalao del mundo. Según datos del Observatorio Europeo del Mercado de los Productos de la Pesca y la Acuicultura (Eumofa), en muchos países europeos el bacalao ártico figura claramente entre las especies más consumidas, sólo por detrás del salmón.

El bacalao noruego es tan importante en el país que empieza a haber mucha financiación para invertir también en acuicultura. Para convertirse en uno de los líderes mundiales de la acuicultura, Noruega se ha apoyado en directrices estrictas, una estrecha vigilancia y un compromiso inquebrantable con el desarrollo. Como testimonio de estos valores, cada año los agricultores invierten 14,5 millones de libras (además de la inversión gubernamental) para financiar la investigación y el desarrollo. Gracias a la estrecha colaboración entre científicos y agricultores, se está trabajando en la cría de varias especies, como el bacalao y el fletán. Gracias a los avanzados métodos desarrollados en Noruega, la trucha arco iris se cría en tanques en alta mar y se alimenta con comida específica para garantizar la máxima calidad del pescado.

La pesca siempre ha sido un elemento crucial del comercio y la industria noruegos, ya que Noruega controla algunos de los caladeros más ricos del mundo. El Mar del Norte, la costa noruega, el Mar de Barents y el frente polar del Mar de Noruega siguen siendo zonas extremadamente prolíficas. En la actualidad, Noruega es uno de los mayores proveedores de productos del mar del mundo, tanto en términos de capturas como de productos de acuicultura, y un importante exportador de productos del mar. La normativa pesquera noruega se basa en la limitación del acceso, la regulación de las cuotas y los reglamentos técnicos. El Ministerio de Pesca y Asuntos Costeros, junto con las agencias e instituciones subordinadas, es el principal organismo de gestión de la pesca en Noruega. El Ministerio ejerce su autoridad administrativa mediante la adopción y aplicación de leyes y reglamentos. El Ministerio se creó en 1946 y Noruega fue el primer país del mundo en establecer un Ministerio de Pesca independiente. Las autoridades pesqueras noruegas están decididas a proteger las especies, por lo que la normativa es especialmente estricta.

Artículos relacionados

Lo más popular