miércoles, junio 23, 2021
Inicio Europa Noruega reaviva la guerra de la caballa en el Atlántico nororiental

Noruega reaviva la guerra de la caballa en el Atlántico nororiental

Noruega anunció el jueves 27 de mayo que fijaba su cuota de caballa en el Atlántico Nororiental en 298.229 toneladas. Este aumento del 55% respecto a las 191.843 toneladas de 2020 es un efecto secundario más del Brexit. El ministro noruego de Comercio, Industria y Pesca, Odd Emil Ingebrigtsen, justificó de hecho su decisión unilateral por la no renovación, a finales de 2020, del acuerdo entre varios estados costeros del Atlántico Nororiental, que asociaban para la gestión de esta especie, desde 2014, a Noruega, la Unión Europea y las Islas Feroe. Un acuerdo que puso fin a la “guerra de la caballa” y permitió a varias pesquerías recuperar la etiqueta MSC, aunque Islandia se quedó fuera, al igual que Rusia y Groenlandia.

“Lamento que no haya sido posible mantener el acuerdo de los Estados costeros sobre el reparto y la gestión de la caballa después de que el Reino Unido se convirtiera en un Estado costero independiente”, dijo Odd Emil Ingebrigtsen en un comunicado. Los dos países, que están asociados con la Unión Europea en un acuerdo tripartito sobre las poblaciones compartidas del Mar del Norte, no habían logrado anteriormente llegar a un acuerdo entre ellos.

35% del total de capturas permitidas

El ministro noruego dijo que quería “trabajar hacia un acuerdo que incluya a todos los estados costeros” y anunció negociaciones sobre la gestión de las poblaciones de caballa a partir de 2022 en otoño. Pero, de paso, justifica la fijación de la cuota noruega en 2021 en el 35% del total admisible de capturas (TAC) recomendado por los científicos por “las evaluaciones de la cantidad de caballa presente en las aguas bajo jurisdicción noruega durante el año”. Esto se debe a que desde 2014 se han producido “cambios sustanciales en el patrón de migración y la distribución espacial de la caballa del Atlántico nororiental”.

Este argumento, cercano al de Islandia, ha recibido el apoyo de los armadores noruegos de Fiskebåt. Pero, obviamente, no la de los armadores europeos de pesca pelágica. En una declaración conjunta, Europêche y la Asociación Europea de Organizaciones de Productores (AEOP) denunciaron el viernes 28 de mayo “el acaparamiento unilateral de las cuotas de caballa por parte de Noruega” y pidieron a la UE que “tome medidas inmediatas por cualquier medio para detenerlo”.

Un precedente sobre el bacalao

“La UE debería considerar seriamente la posibilidad de utilizar su posición como el mayor mercado de importación de productos del mar del mundo para tomar medidas que pongan fin a este comportamiento imprudente e irresponsable de Noruega”, afirma Gerard van Balsfoort, en representación de los armadores de productos pelágicos de la UE, que no van a recuperar la certificación MSC perdida en 2019.

Según él, la opción de Noruega por una menor colaboración con la UE tuvo sus inicios “en torno a la Navidad del año pasado, cuando Noruega decidió unilateralmente apoderarse de parte de la cuota de bacalao de Spitsbergen asignada a la UE en su beneficio”.

Artículos relacionados

Lo más popular