Acuicultura

Malta persigue por la vía penal a las granjas de atún

El departamento de pesca de Malta ha presenta una acción penal contra los criaderos de atún de Malta, justo cuando Bruselas abrió un procedimiento de infracción por incumplimiento de las normas de atún de la UE

La acción penal se presentó en abril, aunque ahora ha transcendido, contra David Azzopardi y Joseph Caruana, directores de Fish & Fish Ltd y Emma Navigation Ltd, el agente del barco Mikela I; y Anthony y Carmel Azzopardi, directores de Malta Mariculture y AJD Tuna, que alquilaron el barco Thor Beamer de Malta Towage. Las dos compañías y sus directores están acusados ​​de haber adquirido una cantidad de atún rojo que excede las cuotas asignadas a ellos.

Se acusa a las empresas de haber enjaulado ilegalmente este atún en septiembre de 2019, cuando de acuerdo con las normas de ICCAT (Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico), el exceso de atún tuvo que ser liberado antes del 7 de septiembre de 2019.

Se acusa a las compañías de haber retenido sus cuotas ilegales contra instrucciones claras del departamento de pesca.

Elusión de cuotas

Las dos granjas piscícolas, que mantienen el atún en el interior de las granjas en el mar hasta que crecen en tamaño para que luego sean cosechadas y exportadas a los mercados japoneses, no se les permitió mantener el exceso de pescado en sus jaulas.

En un intento por eludir las cuotas, las dos compañías están acusadas de haber mantenido el pescado «a remolque» en jaulas que se movían en el mar, dando la impresión de que el pescado no se mantenía en la jaula sino que se transportaba de un lugar a otro. otro.

La acción penal, presentada en abril, preveía acciones de infracción de la Comisión Europea iniciadas esta semana, acusando a Malta de no garantizar la presencia de un sistema efectivo de monitoreo, control e inspección en las granjas de atún rojo.

Las dos granjas dicen que compraron el pescado legalmente de los buques de la UE, que no pudieron enjaularse después del 7 de septiembre de 2019 porque Malta no pudo obtener de la Unión Europea un aumento de su capacidad de entrada.

«En vista del hecho de que este escenario es bastante único y que el pescado comprado era legal, las compañías involucradas han hecho varias solicitudes para la comercialización de dicho pescado, a las que no se accedió», dijo Charlon Gouder, CEO de la Federación. Productores de Acuicultura de Malta, dijo.

Pero Gouder insistió en que el pez estaba remolcado y no enjaulado, durante 10 meses.

Ambas compañías negaron haber excedido las cuotas de insumos o trataron de eludirlas. «Por el contrario, todas las compras se realizaron dentro de los límites de su cuota del Permiso Operacional de Acuicultura, autorizado por el estado del pabellón del buque de captura y calculado contra la cuota de pesca», dijo Gouder.

Ambas compañías también negaron haber recibido órdenes del departamento de pesca para liberar el pescado. «Durante los últimos 10 meses, estos peces estuvieron continuamente bajo la supervisión de un observador nacional a bordo de los buques de remolque de acuerdo con la Recomendación 19-04 de ICCAT», dijo Gouder.

Los Estados miembros en la Convención de ICCAT todavía están discutiendo posibles enmiendas legales para abordar a nivel internacional casos similares como el de Malta».

Las granjas piscícolas de Malta produjeron más de 228 millones de euros, para un total de 17.3 millones de kilogramos de atún vendiendo más del 90% del stock en Japón. La industria altamente lucrativa representa el 80% de la industria pesquera de Malta.

La Comisión dijo que varias misiones de auditoría y verificación llevadas a cabo por funcionarios de la Comisión Europea habían identificado una serie de deficiencias graves, incluida la falta de acceso a los inspectores a las aguas bajo la jurisdicción maltesa durante un programa específico de control e inspección.

Según los procedimientos de infracción, Malta también retrasó las investigaciones, limitó el número de controles aleatorios y tampoco sancionó a los operadores.

Gouder dijo a la prensa el viernes que los procedimientos de infracción fueron «injustos».

“Es injusto, por decir lo menos, que nos acusen de algo que nunca sucedió. Ningún operador detuvo a ningún funcionario, ya sea del departamento de pesca local o de la UE, de hacer sus propias verificaciones. Siempre colaboramos y eso es lo que continuaremos haciendo porque también nos interesa ”, dijo a The Times.

Continuó: “Hubo momentos en que las visitas de control tuvieron lugar en un momento muy crítico para la industria, cuando estábamos muy ocupados con los preparativos o en el apogeo de la temporada, pero nunca les dimos la espalda. Siempre colaboramos «.

La Comisión acusó a Malta de no tomar las medidas necesarias para abordar las deficiencias que se le habían señalado y otorgó al país cuatro meses para abordar el problema

What to read next

2924   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios