Noticia general

Luis Planas: “Las administraciones han respondido con agilidad a los efectos de la pandemia”

Cuando la pandemia por Covid-19 azota a España en su segunda oleada analizamos la situación del sector pesquero con el ministro Luis Planas. Los meses de confinamiento trajeron un repunte del consumo de pescado que benefició especialmente a las conservas y los congelados. Además, Planas valora la respuesta de Europa a esta crisis y asegura que las ayudas ascienden a 47 millones de euros.

La respuesta económica será clave para la recuperación y para mejorar la competitividad, pero también lo será hallar solución a cuestiones como la implantación del plan para el Mediterráneo o afrontar las grandes dificultades que entraña el Brexit. La sostenibilidad, las condiciones laborales en los barcos o la escasez de tripulantes son otros viejos temas tratados en esta entrevista exclusiva para Europa Azul.

En relación a los problemas y pérdidas económicas derivadas por la pandemia de la Covid-19, ¿qué balance realiza de las ayudas de emergencia, y de su gestión, ofrecidas a la flota española?

Las administraciones comunitarias y españolas han respondido con agilidad a la hora de aprobar medidas destinadas a paliar los efectos de la pandemia en el sector pesquero. Traducido a cifras, el conjunto de las ayudas para hacer frente a la crisis sanitaria asciende a 47 millones de euros, que, junto a los 4,5 millones de euros para los planes de producción de 2020, ponen a disposición del sector de un total de 51.550.000 euros

En paralelo a la dotación económica, se ha actuado con rapidez en la flexibilización de aspectos legislativos y de gestión. Ya en abril, la Unión Europea (UE) aprobó una modificación del Fondo Europeo Marítimo Pesquero (FEMP) para agilizar la utilización de los recursos disponibles. Además, se incorporaron medidas propuestas por España, como la inclusión de los pescadores a pie (mariscadores) entre los beneficiarios por las paradas temporales, el respaldo a la acuicultura o el almacenamiento privado por la caída de la demanda.

Inmediatamente después de su aprobación, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha acelerado al máximo los instrumentos legislativos para poner en marcha esas medidas, que son fundamentales para nuestro sector pesquero. Hemos aprobado ya, en Consejo de Ministros, el Real Decreto para ayudas por la paralización temporal de la flota, dotado con 30 millones de euros y que serán cofinanciadas por el FEMP (75%) y el propio Ministerio (25%).

¿Cómo valora el consumo de productos pesqueros de España durante esta campaña?

Es evidente que la crisis sanitaria provocada por el Coronavirus ha repercutido de forma considerable en el consumo de los españoles. El periodo de confinamiento supuso un incremento del 19% del consumo global de productos pesqueros y acuicultura, pero con una incidencia variable que favoreció a las conservas y los congelados, mientras que el producto fresco sufrió una especie de montaña rusa con descensos seguidos de repuntes.

Hay que tener en cuenta que una parte considerable del consumo de productos de la pesca y de la acuicultura en España tiene lugar fuera de los hogares, especialmente a través del canal Horeca. Y el cierre de restaurantes, hoteles y bares durante el periodo de confinamiento no resultó completamente compensado con el consumo en los hogares. Luego, la progresiva reapertura del canal Horeca y la llegada de fechas vacacionales y de ocio han producido una recuperación paulatina del consumo.

Durante el confinamiento el consumo global de productos pesqueros y acuicultura se incrementó un 19%

¿Qué próximas medidas adoptará el Gobierno para fomentar el consumo de pescado?

Conscientes de las dificultades del sector, desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación hemos puesto en marcha acciones promocionales y de estímulo a través

de campañas institucionales e, incluso yo mismo, he aprovechado mis intervenciones en medios de comunicación para animar al consumo de productos de la pesca y acuicultura.

Concretamente, lanzamos una primera campaña, enmarcada dentro de la estrategia de Alimentos de España con el lema ‘Y, tú, ¿has pescado hoy?’, para transmitir los beneficios del consumo de todo tipo de productos de la pesca y la acuicultura tanto por sus valores saludables y de seguridad alimentaria como por su sabor y sus infinitas posibilidades gastronómicas. No en vano contamos con la participación de Ángel León, el chef del mar, para esta campaña, que estuvo presente, a lo largo de cinco semanas entre mayo y junio, en televisiones, radios, revistas, internet y soportes exteriores.

De cara al futuro inmediato, tenemos previsto seguir trabajando en la promoción de los productos pesqueros con nuevas creatividades y con un enfoque destinado a defender el carácter único de nuestras producciones y a estimular el consumo de forma definitiva.

¿En qué dirección considera que debe actuar Europa para la revitalización del sector ante la crisis provocada por el Coronavirus?

La UE ha puesto en marcha importantes medidas para hacer frente a la crisis provocada por la Covid-19. La rápida reacción del Gobierno de España para aprobar la modificación del FEMP ha permitido la adopción de muchas peticiones que demandaba el sector.

Ha habido medidas de efecto inmediato, como las compensaciones por las paradas temporales a la flota y al marisqueo; las ayudas a la acuicultura -por reducción de producción o de ventas, o por costes adicionales de almacenamiento–; las inyecciones de capital circulante a empresas acuícolas o de transformación, el apoyo a organizaciones de productores por costes de almacenamiento, o las compensaciones por pérdidas económicas en regiones ultraperiféricas.

Además de estas medidas específicas y de efecto inmediato, hay que tener presente el apoyo previsto a través del Fondo de Reconstrucción. En este sentido, la Comisión Europea ha propuesto un Plan de recuperación para Europa con la creación de un instrumento específico -Next Generation EU- y se han revisado las propuestas económicas para el futuro marco financiero plurianual 2021-2027. Ya se ha dado el primer paso con el acuerdo histórico alcanzado en la UE para la movilización de 750.000 millones de euros dirigidos a la recuperación de la economía europea tras la pandemia. Creo que es la dirección acertada, en la que todos debemos avanzar, y en la que las actuaciones del sector encontrarán el apoyo decidido del Gobierno de España y de la UE.

Siguiendo con Europa, el estado del Brexit aún genera incertidumbre entre flotas y pymes españolas, ¿puede asegurar que en cualquier escenario la situación será controlable?

Seguimos muy de cerca la evolución de las negociaciones de la salida de Reino Unido de la UE por la evidente repercusión que puede tener para el sector primario español y, en especial, para la pesca. Es obvio que, una vez que se consume la salida, el Reino Unido va a recuperar la soberanía sobre sus aguas y, a partir de ese momento, la relación con ese país se regirá por el derecho internacional.

No obstante, dada la estrecha y larga relación que han mantenido ambas partes bajo el paraguas de la política pesquera común, el planteamiento de la UE y de España en las negociaciones defiende que el sector pesquero europeo mantenga una relación con Reino Unido lo más parecida posible a la actual y que el acuerdo de pesca se negocie vinculado al tratado comercial.

Las conversaciones, que se iniciaron en marzo, han sufrido el impacto añadido de la crisis sanitaria mundial y las posiciones encontradas tampoco están permitiendo grandes avances, especialmente en lo relativo a la distribución de las posibilidades de pesca.

En todo caso, ante la eventualidad de no poder alcanzar un consenso, estamos trabajando en las alternativas que ofrecen los diferentes escenarios. Queremos estar preparados para dar una respuesta adecuada a cualquier desenlace posible, ya que nuestro objetivo prioritario es mantener la viabilidad de las flotas que han venido faenando en esa zona y, por tanto, garantizar el suministro de pescado, y mantener el empleo y la prosperidad de las zonas costeras que dependen de ello.

Considerando que España es de los países con más flota a larga distancia y atendiendo a casos (como Marruecos) en los que la flota tuvo que salir por no lograr a tiempo la renovación de protocolos, ¿existe el adecuado personal negociador y la unión deseable entre los miembros de la UE para afrontar con garantías el Brexit y futuros procesos de negociación con terceros países?

En el caso del Brexit, tenemos confianza en el equipo negociador, que conoce perfectamente nuestra posición y prioridades. Los intereses de la UE se están defendiendo de forma sólida y desde una posición de unidad. Desde que se inició el proceso de separación, la Unión Europea ha actuado como un bloque firme y, de hecho, los Estados miembros con intereses en la pesca hemos respaldado recientemente nuestro compromiso con el mandato dado.

La Unión Europea tiene una larga experiencia negociadora y cuenta con equipos de alta capacidad y competencia. Prueba de ello es la posición de liderazgo que ejerce en el seno de las organizaciones internacionales y la extensa e importante red de acuerdos que, actualmente, resulta imprescindible para la viabilidad de la flota europea.

¿Es este plan para el Mediterráneo la mejor respuesta a la necesaria reducción del esfuerzo pesquero? ¿Considera que es compatible con la viabilidad de la flota?

Es evidente que los recursos demersales en el Mediterráneo no atraviesan una situación óptima. Por eso, hemos habilitado un margen temporal excepcional hasta 2025 para alcanzar su rendimiento máximo sostenible, cinco años más que la exigencia de la Política Pesquera Común para el resto de pesquerías.

El régimen de gestión de esfuerzo pesquero es una de las herramientas, pero también están las vedas y podemos mejorar claramente en selectividad. Ese esfuerzo pesquero que, cada año, se asignará a España tiene que ser distribuido entre los buques mediante un método de asignación, que ya cuenta con la pertinente orden ministerial.

Una cosa tiene que quedar bien clara. La senda hasta el año 2025 no está todavía escrita, ya que el Reglamento sólo establece hasta un posible máximo de reducción del esfuerzo pesquero. Así pues, será el Consejo el que, cada año, fije los niveles y días de pesca disponibles. Y la clave será la sostenibilidad económica y social de nuestro sector pesquero.

Usted se refiere a España como ejemplo de política azul y de pesca responsable, en ese caso ¿por qué a menudo resulta tan complejo lograr un equilibrio entre las cuestiones sociales, ambientales y económicas?

La pesca española parte de la premisa básica de la sostenibilidad en todas sus dimensiones. Además de fundamentarse en una gestión orientada por el mejor conocimiento científico posible, el respeto medioambiental es una seña de identidad que caracteriza a las pesquerías españolas y comunitarias a nivel mundial. Ahora bien, sin desatender esa dimensión de cuidado al entorno natural, es necesario promover también la sostenibilidad desde un punto de vista social y económico.

El reto se encuentra en integrar los objetivos perseguidos en cada una de las vertientes de la sostenibilidad que, obviamente, son distintos. Dicho de otro modo, la sostenibilidad es como una mesa de tres patas -social, económica y medioambiental- que requiere el desarrollo, simultáneo y al mismo nivel, de las tres para poder sostenerse en pie.

En este sentido, es importante tener en cuenta que las decisiones que se adopten deben perseguir la estabilidad a largo plazo. Puede existir la tentación de obtener algún objetivo en un lapso más corto, porque se den condiciones para ello, pero, si los objetivos de las otras dos vertientes no van en consonancia, al final, la pesquería en cuestión fallará en su gestión y no asegurará su permanencia en el tiempo.

En definitiva, para conseguir ese difícil equilibrio, es necesario mucho conocimiento e información, que son imprescindibles para la toma de decisiones y que, en nuestro caso, tienen un buen respaldo en nuestra propia y rica experiencia, en la Unión Europea y en la investigación científica sobre la que basamos nuestra actividad.

El conjunto de las ayudas para hacer frente a la crisis sanitaria asciende a 47 millones de euros

¿Sigue siendo la triple sostenibilidad el gran desafío de la Política Pesquera Común? ¿Qué otros retos considera imprescindibles?

Como acabamos de comentar, el mejor conocimiento científico y la investigación son, en la gestión pesquera, condiciones indispensables para poder dar cumplimento a los objetivos fijados por la Política Pesquera Común. Se trata, además, de un enfoque fundamental que nos permite abordar con mayores posibilidades de éxito las negociaciones en las que se deciden los niveles de actividad que corresponden al sector pesquero español.

Por ello, conscientes de la importancia de este aspecto, desde el Ministerio disponemos de tres buques oceanográficos de investigación –Emma Bardán, Vizconde de Eza y Miguel Oliver- dedicados a la realización de campañas científicas. Gracias a su trabajo de recogida de datos e información, podemos evaluar el estado de los mares y de los caladeros, así como las posibilidades de pesca de cada especie.

Asimismo, la Red española de Reservas Marinas de Interés Pesquero despliega una labor inestimable de observación científica del comportamiento y estado de salud de los recursos pesqueros presentes en nuestro litoral.

Por tanto, junto a la triple sostenibilidad, la innovación y el desarrollo tecnológico son factores indispensables a la hora de aumentar la competitividad, de hacer valer los altos estándares de calidad alcanzados y de garantizar el liderazgo de la pesca y la acuicultura de la Unión Europea frente a sus competidores internacionales.

Y en casos que el sector denuncia como competencia desleal, ¿qué propone España para que las exigencias comunitarias no resulten una desventaja para nuestros productores frente a agentes extracomunitarios que operan en la UE?

Me gustaría que quedara bien claro que todas las importaciones deben cumplir de manera escrupulosa los mismos requisitos que rigen para las producciones comunitarias con el fin de evitar la competencia desleal o dumping.

Además, existen mecanismos de denuncia en caso de que se detecte alguna posible irregularidad. Los indicios de competencia desleal o cualquier otra sospecha se pueden plantear ante la Dirección General de Comercio de la Comisión Europea que efectuará la investigación pertinente y, en caso de confirmarse, puede adoptar medidas que equilibren los costes de las empresas europeas.

En cualquier caso, una parte importante de la entrada de producciones extracomunitarias se realiza a través de acuerdos preferenciales. Esto significa la garantía de que las importaciones proceden de flotas que cumplen no sólo con los requisitos higiénico-sanitarios, sino también con las adecuadas prácticas ambientales y sociales de producción.

Por su experiencia al frente de los asuntos pesqueros en Andalucía también conoce que el relevo generacional es otro problema para el sector, ¿qué medidas desarrollará su ministerio para paliar la escasez de tripulantes?

Somos conscientes de que el relevo generacional es un problema que afecta a todo el sector primario y al que el sector pesquero no es ajeno. Desde el Ministerio, deseamos revertir esa tendencia y, para ello, estamos impulsando acciones encaminadas a dignificar, prestigiar y, en cierto modo, actualizar la profesión.

Apostamos claramente por la mejora de la formación de los profesionales del sector pesquero. Las exigencias tecnológicas y la digitalización constituyen una gran oportunidad para incorporar conocimiento y modernización al sector, lo cual se traducirá en destinos profesionales más atractivos y con más posibilidades de diversificación de la actividad para los trabajadores jóvenes. Un buen ejemplo de esta apuesta del Ministerio es el Real Decreto que regula las titulaciones en el sector pesquero, en el que hemos incrementado las atribuciones de los titulados y se facilita la obtención de títulos con el fin de paliar la escasez de personal cualificado y facilitar el relevo generacional.

Por otro lado, estamos avanzado de forma importante en la mejora de las condiciones socio-laborales de los pescadores. Dado que es una profesión que se ejerce en un entorno riguroso, trabajamos intensamente en la adaptación de las condiciones de habitabilidad y seguridad de nuestros buques a los más altos estándares de excelencia. Es indudable que un entorno más seguro y más amable hará más atractivo el trabajo en el mar.

En este sentido, me gustaría resaltar la publicación, el pasado 30 de junio, del Real Decreto que establece mejoras en las condiciones de trabajo en el sector pesquero. Se trata de la incorporación a la legislación española de las directivas comunitarias en esta materia y de la mayor parte del Convenio 188 sobre el trabajo en la pesca de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Conscientes de los problemas que viene ocasionando al sector pesquero la escasez de tripulaciones, estamos avanzando también en acuerdos con otros países, como, por ejemplo, Indonesia, para el reconocimiento de sus titulaciones pesqueras. Se trata de países que, tradicionalmente, han aportado mano de obra al sector que resulta imprescindible para algunas flotas de larga distancia.

¿Cómo o por qué hito le gustaría que el sector pesquero recordara su trabajo al frente de Pesca?

Por haber contribuido a consolidar la seña de identidad de la sostenibilidad y el equilibrio del sector pesquero. La capacidad y el espíritu de superación del mismo merecen todo nuestro esfuerzo para construir un sector moderno y con capacidad de respuesta a los retos que, permanentemente, ha de afrontar. Esa es nuestra motivación constante.

BIOGRAFÍA

Luis Planas (Valencia, 1952), socialista, es ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación desde junio de 2018. Inspector de Trabajo y de la Seguridad Social con una dilatada trayectoria política iniciada en 1982 como diputado en las Cortes. También ha sido diputado en el Parlamento Europeo (1986-1993), consejero de Agricultura y Pesca en la Junta de Andalucía en dos ocasiones, donde también ha sido consejero de Presidencia y diputado autonómico, además de embajador de España en Marruecos, entre otros cargos.

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

    Search

    SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

    ¿No estas suscrito a Europa Azul?

    La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

    ¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

    Revistas

    Revistas

    DIRECTORIOS

    DIRECTORIOS