europa-azul.es
domingo, diciembre 4, 2022
Inicio Europa Los pescadores murcianos amenazan con huelga indefinida al recortar Europa sus días...

Los pescadores murcianos amenazan con huelga indefinida al recortar Europa sus días de captura

El sector pesquero de la Región habrá perdido el próximo año un cuarto de su actividad desde 2020 tras una nueva reducción del 6% en el Mediterráneo

Un barco de arrastre, atracado en el puerto de Cartagena

Nadie está contento en el Mediterráneo. Los días de pesca en los caladeros de la Región de Murcia se reducirán para el próximo año un 6% tras alcanzar un acuerdo los ministros europeos esta madrugada que fija ese porcentaje por la sobreexplotación de capturas de especies que habitan en el Mediterráneo. España es el buque insignia de la pesca en Europa con 9.000 barcos y 70.000 empleados directos en el sector, por lo que la delegación española en la Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea, con el ministro Luis Planas al frente, debía mantener una fuerte posición impulsada por la presión del sector pesquero. El acuerdo es positivo para las cofradías del Atlántico, por ejemplo, que han logrado reducir el porcentaje de veda de pesca a un 8% para la merluza, pero el Ministerio no ha salido nada contento en cuanto al Mediterráneo.

Tras dos días de negociación, España ha trabajado «en todo momento con espíritu constructivo para acercar posiciones y tender puentes, sobre todo, en lo relativo a la propuesta de gestión del Mediterráneo», señala el Ministerio en una nota de prensa. La Comisión propuso continuar con la reducción de los días de pesca en un 6 %, que unido al acumulado del 17,5% de los dos años anteriores (10% en 2020 y 7,5% en 2021), supone que en solo tres años el sector deberá reducir casi un cuarto su actividad. Si bien permite recuperar, por vía de la selectividad (formas de captura más sostenible), un 2% de los días de pesca. La propuesta resulta “totalmente insuficiente” para el ministro Planas, porque «no incentiva la apuesta por la selectividad».

Para el sector pesquero regional esto supondrá reducir los días de captura hasta dejarlos en 168 o 170 días al año, algo «totalmente insuficiente» para mantener los buques de arrastre, denuncia Bartolomé Navarro, Patrón Mayor de la Cofradía de Cartagena. Más allá de las fluctuaciones de los precios en la lonja, los patrones suman la reducción de tiempo de captura a la subida del precio del gasoil, algo que pagaban al inicio de la crisis de las materias primas a 0,27 euros el litro y ahora a 0,70 euros. Navarro estima que un total de 22 buques de arrastre trabajan en la Región, en los caladeros a los que salen desde Águilas, Mazarrón o Cartagena. El sector señala que con los actuales cupos de pesca cubren los gastos necesarios y les deja un margen de beneficios muy escaso en algunas épocas del año.

La primera medida que van a tomar los pescadores murcianos, sin cortapisas, es la de plantear una huelga indefinida ante las nuevas restricciones de Europa y tratarán de ponerse de acuerdo con las federaciones de cofradías de otras comunidades del Mediterráneo para aunar fuerzas. Solo una excepción salva la nueva limitación, y es que los pescadores empleen mallas romboidales de 45 milímetros (ahora usan de 40) para algunas especies y de 50 para la gamba con el fin de recoger los tamaños más comerciales. Con esto se reduce al 2% la limitación de pesca para el próximo año. El salmonete o la merluza son dos de las especies que están en el punto de mira.El Ministerio plantea ayudas a los pescadores del Mar Menor por la bajada en las capturas de langostinosAlberto Sánchez

Hace dos años el tiempo de actividad ascendía a 225 días anuales, cifra que se ha ido reduciendo progresivamente, sumado a las vedas para la recuperación de las especies de interés comercial. El Patrón Mayor de Cartagena acusa a Europa de no haber reflejado con criterios científicos la necesidad de recortar más días y de no conocer el estado de los caladeros en la Región. «La presión pesquera en las zonas de arrastre en la Comunidad Valenciana es mayor porque salen cientos de barcos a faenar, pero en la Región son 22 embarcaciones de arrastre».

El ministro ha comentado que “apoyar esta propuesta –del Mediterráneo- significaría defraudar a nuestros pescadores y dejar a la deriva el futuro y sustento económico de las zonas costeras, así como de la población que depende de su actividad». La conservación de los recursos naturales sobreexplotados es primordial en Bruselas pero la Federación de las Cofradías de Pesca en la Región considera que ni siquiera deberían aplicarse las mismas restricciones en la pesca dada las distintas presiones que sufren los caladeros en función del tamaño de la flota pesquera en cada provincia.

El consejero de Pesca, Antonio Luengo, valoró este de forma «negativa» la decisión del Consejo de Pesca europeo porque se suma esta reducción a la de años anteriores. «Este acuerdo va a poner en tela de juicio la viabilidad económica de muchos pescadores, no solo de los armadores y los profesionales de la pesca, sino de toda la industria auxiliar que hay detrás».

La sobreexplotación pesquera «seguirá en 2022»

La organización internacional para la conservación de los océanos Oceana acusa a los estados miembro de «ignorar los dictámenes científicos para alrededor del 35% de los límites de captura acordados y para la reducción del esfuerzo pesquero en el Mediterráneo. Poblaciones de peces conocidas como la merluza del Atlántico sur , el lenguado del mar Cantábrico y de aguas ibéricas atlánticas o el salmonete del Mediterráneo occidental serán objeto de sobrepesca un año más. Esta decisión no solo es perjudicial para el medio marino, sino que también va en contra de los compromisos vinculantes de la Política Pesquera Común».

Oceana, precisamente, reveló en un estudio reciente que la actividad pesquera regional cometía arrastre ilegal unas 116 horas al año más allá de los 1.000 metros de profundidad en el ZEC (Zonas Especiales de Conservación) Valles submarinos del Escarpe de Mazarrón, incumpliendo así la normativa europea. «La incidencia del arrastre en esta zona en teoría protegida es enorme», señala la organización, que remarca que este espacio «se encuentra entre las zonas analizadas con mayor impacto por arrastre, siendo la más arrastrada de las que ya cuentan con plan de gestión».

La zona alberga arrecifes, junto a las especies delfín mular (Tursiops truncatus) y tortuga boba (Caretta caretta), elementos que han justificado su designación como zona Red Natura 2000. Además, presenta otros hábitats también vulnerables al arrastre y de gran valor natural, como fondos sedimentarios y mantos de rodolitos, e importantes poblaciones de otras especies de cetáceos, con ejemplares residentes de delfines, calderones, cachalotes y rorcuales que utilizan el área como zona de alimentación en sus pasos migratorios.

Artículos relacionados

Lo más popular