europa-azul.es
domingo, noviembre 27, 2022
Inicio Euskadi Los investigadores atisban otra buena campaña de anchoa en el 2023

Los investigadores atisban otra buena campaña de anchoa en el 2023

La biomasa o población de anchoa sigue contando con buena salud y se cifra en 230.000 toneladas, muy por encima del valor mínimo que garantiza la sostenibilidad de la especie.
La costera de la anchoa de 2002 ha registrado por parte de los buques vascos 6.528 toneladas con un precio medio en lonja de 1,58 euros kilo. La pasada campaña del 2021 las capturas fueron de 8.102 toneladas con un precio medio de 1,55 euros kilo.
Los arrantzales valoraron como «positiva» la campaña del 2022 y descartaron que se hubiera pescado mucha anchoa pequeña como habían acusado los conserveros cántabros. «Seguimos cumpliendo unos modelos de gestión y no pescamos pezqueñines, sino anchoa legal. Hemos descargado anchoa grande de 23 granos en el kilo que nunca se había realizado», dijeron.
Por su parte, el director general de AZTI, Rogelio Pozo, destacó también la tendencia positiva de los resultados de estas campañas durante los últimos años y sé mostró optimista de cara a la costera del año que viene. «Del total de individuos de la población, el 55 por ciento de los ejemplares es de anchoa de un año de edad». En esta dirección Pozo, señaló «el total de individuos de la población, el 55% de los ejemplares es de un año de edad, una cifra medio alta que está por encima de la media de la serie histórica y que parece pronosticar que la costera de 2023 pueda tener también resultados positivos», ha apuntado.
No obstante, habrá que esperar hasta final de año para obtener la estimación definitiva de la biomasa de anchoa a partir del análisis conjunto de los datos recabados no solo de Bioman 2022, sino también de las campañas Pelgas 2022 y Juvena 2022; y por las capturas de la costera. Estos indicadores determinarán la determinación del Total Admisible de Captura (TAC) para 2023.
Un dato que aportó AZTI es que «en los últimos 35 años hemos observado una tendencia al alza del alimento de las anchoas. El zooplancton, y más concretamente los copépodos –que son los pequeños crustáceos que constituyen casi el 70% de zooplancton– han aumentado en un 2,4% por década, lo que es una buena noticia ya que, sin alimento, no hay pescado», finalizó Pozo.do», f

Artículos relacionados

Lo más popular