europa-azul.es
lunes, mayo 20, 2024
Inicio Laboral Las Cofradías apoyan a los inspectores de Pesca en la mejora de...

Las Cofradías apoyan a los inspectores de Pesca en la mejora de las condiciones laborales

La  Federación Nacional de Cofradías apoya a los inspectores de pesca en sus justas reivindicaciones y acciones para mejorar las condiciones de trabajo y seguridad a bordo para ejercer sus funciones en el mar.

Entienden las reivindicaciones de los inspectores «por la mayor demanda de disponibilidad y flexibilidad que les exigen en el trabajo la administración y el impacto que por ello sufren en la conciliación de la vida personal y familiar».

Por ello afirman las Cofradías que «se necesita subsanar la pérdida de poder adquisitivo y de una remuneración acorde con su actividad en un sector que opera las 24h del día y los 7 días de la semana. Es necesario tener un número de efectivo en la inspección que permita la conciliación con las necesidades de estar en la mar los 365 días del año las 24 horas».

«Es inconcebible que el colectivo de inspectores no tenga la formación específica del sector marítimo pesquero del convenio STCW que en español significa estándares de formación, certificación y vigilancia. Se trata de unos estándares para la formación básica de la gente de mar, que acordaron los gobiernos por primera vez en 1978 y que obliga la Organización Marítima Internacional (OMI) y las directivas para embarcar y realizar sus funciones en la mar. Desde la FNCP entendemos que se hagan las necesarias evaluaciones de seguridad en las labores marítimas», señalan las Cofradías.

Los inspectores de Pesca, encargados de controlar que las actividades pesqueras en mar y puerto, se han manifestado ante los Ministerios de Agricultura, Pesca y Alimentación y de Política Territorial en defensa de sus condiciones laborales y para protestar por la intención del Gobierno de imponer cambios en sus condiciones laborales, que implican disponibilidad de 24 horas diarias. La FNCP apoya a los inspectores de pesca en sus justas reivindicaciones y acciones para mejorar las condiciones de trabajo y seguridad a bordo para ejercer sus funciones en el mar.

Entendemos las reivindicaciones de los inspectores por la mayor demanda de disponibilidad y flexibilidad que les exigen en el trabajo la administración y el impacto que por ello sufren en la conciliación de la vida personal y familiar.

Se necesita subsanar la pérdida de poder adquisitivo y de una remuneración acorde con su actividad en un sector que opera las 24h del día y los 7 días de la semana. Es necesario tener un número de efectivo en la inspección que permita la conciliación con las necesidades de estar en la mar los 365 días del año las 24 horas.

Es inconcebible que el colectivo de inspectores no tenga la formación específica del sector marítimo pesquero del convenio STCW que en español significa estándares de formación, certificación y vigilancia. Se trata de unos estándares para la formación básica de la gente de mar, que acordaron los gobiernos por primera vez en 1978 y que obliga la Organización Marítima Internacional (OMI) y las directivas para embarcar y realizar sus funciones en la mar. Desde la FNCP entendemos que se hagan las necesarias evaluaciones de seguridad en las labores marítimas.

«Estamos aquí para decirle al Gobierno que no vamos a permitir que nos imponga una jornada laboral de 24 horas solo porque ahora se dé cuenta de que la flota pesquera no entiende de horarios y se nos necesita a todas horas», ha asegurado el portavoz de CSIF, Manuel Ríos, durante la concentración en las calles madrileñas.

Además de estas concentraciones frente a los Ministerios, ya que los inspectores de Pesca dependen de ambos Departamentos, según ejerzan su labor en las costas o en Madrid desarrollando labores administrativas, los sindicatos CSIF, CCOO, ELA y CIG han convocado para hoy una jornada de paro general en todos los puertos españoles.

La plantilla, que está compuesta por 167 inspectores, exige un complemento salarial específico a cambio de tener disponibilidad absoluta, mientras que el Ejecutivo se ha limitado a ofrecer un complemento de productividad que no alcanza en total y en el mejor de los casos ni si quiera para igualar la productividad anual que percibía un inspector promedio hace 13 años.

El representante de CSIF ha exigido al Gobierno una «mejora salarial», ya que considera que lo ofertado es «totalmente inaceptable». «Si de verdad quiere que estemos disponibles de forma permanente, que nos haga una oferta de mejora salarial equivalente al esfuerzo que nos exige. Lo que nos ha propuesto es totalmente inaceptable», ha recalcado.

Horas de inspección

Los horarios de la Inspección de Pesca se regulan por una instrucción del 2010 que establecía una jornada máxima de 12 horas al día y con programación semanal y mensual, entre otros parámetros. Los inspectores denuncian que la Administración es consciente de que dicho horario no cubre las necesidades de inspección de las flotas pesqueras a pesar de los esfuerzos extra realizados por la plantilla estos años.

En este sentido, hace año y medio comenzó una ronda de negociación con los sindicatos, pero estos han denunciado que ante la falta de acuerdo, quiere «imponer nuevas condiciones laborales sin comprometerse a compensarlas adecuadamente».

La Inspección de Pesca defiende que sus responsabilidades incluyen supervisión, vigilancia y seguimiento de las flotas pesqueras y de sus capturas para velar que cumplen con la normativa europea. Por todo ello, recuerdan que dichas flotas no faenan sujetas a horarios prefijados, como ocurre con el caso de los inspectores, por lo que si la Administración necesita absoluta disponibilidad de este colectivo para que realice su trabajo en cualquier momento, esta circunstancia debe ser adecuadamente retribuida.

Los inspectores han recordado que la Comisión Europea vela por el cumplimiento de directivas y reglamentos sobre la pesca comunitaria sobre cantidades de capturas, tipos de pescado, tamaño mínimo, etc. En este sentido, alertan de que puede producirse una pérdida de eficacia si no se realizan todas las actuaciones de inspección y la Comisión Europea detecta que en España decae el número de sanciones e infracciones cometidas, por lo que las consecuencias serían la imposición de sanciones para España o la retirada de ayudas y de financiación para el sector.

Ríos ha señalado que «el Gobierno quiere evitar que la Unión Europea sancione a España por no realizar las inspecciones necesarias e incumplir la normativa comunitaria». «Nosotros ya hemos sido muy generosos estirando nuestros horarios todo lo que hemos podido, pero no podemos seguir más», ha explicado.

Complemento de productividad

Además, los inspectores denuncian que el complemento de productividad que reciben anualmente ha disminuido un 70% desde 2010 debido a que la partida económica global no ha variado, pero el número de inspectores de Pesca se ha incrementado de forma periódica.

De esta forma, emplazan a la Administración a impulsar las reformas necesarias para facilitar el desarrollo de la carrera profesional, a promover mayor formación para actualizar los conocimientos sobre procedimientos, protocolos y legislación comunitaria en pesca.

«Los inspectores de Pesca somos el único colectivo civil profesional que trabaja en el mar sin realizar el curso homologado de 70 horas formación de seguridad marítima. En su lugar, realizamos una formación básica de 15 horas cuando podemos estar embarcados hasta un mes», ha explicado Ríos, que exige al Gobierno que «impulse las reformas necesarias para poder desarrollar su carrera profesional y un mayor compromiso en formación y prevención de riesgos laborales»

Artículos relacionados

Lo más popular