europa-azul.es
sábado, febrero 4, 2023
Inicio noticias de pesca Los armadores están desesperados porque siguen sin recibir la ayuda de 0,20...

Los armadores están desesperados porque siguen sin recibir la ayuda de 0,20 euros para paliar el aumento del gasóleo

 

  • Desde Madrid se había planteado un procedimiento de concesión «sencillo» de la ayuda en su gestión y pago con el objetivo de evitar cargas administrativas adicionales y facilitar una rápida gestión de la ayuda, utilizando la información obrante, pero se sigue sin aportar ayudas. Igualmente los barcos que faenan en caladeros lejanos no percibirán esta ayuda. Otros países como Francia si han corrido y si conceden esta ayuda con lo que la flota española está en regimen de falta de competitividad y desventaja. Para ello, se ha establecido un criterio de reparto que busca correlacionar la ayuda con el consumo de los motores de los buques, por lo que la ayuda se iba prorratear en función de los kilovatios de potencia de los motores que tenga cada buque registrado.

La ayuda se iba a hacer respetando los límites de cuantía establecidos por la normativa de mínimos, que en el marco temporal habilitado por la Unión Europea para este episodio de crisis derivada de la guerra de Ucrania.

Esta ayuda contribuya a hacer viable la actividad pesquera y que se ha visto afectado «de manera negativa por la pandemia, en primer lugar, y más recientemente, por el incremento de los costes del carburante» lo que ha generado una situación «extraordinariamente grave que amenaza la viabilidad económica de la flota y su propia pervivencia». «La subida de los precios del gasóleo sigue repercutiendo negativamente en la rentabilidad de la flota pesquera, suponiendo un riesgo para su continuidad», según fuentes de los armadores que ven que el gasto en gasóleo supone un alto porcentaje de los costes de explotación de un barco pesquero y que no puede compensar con un mayor precio del pescado vendido.

La ayuda extraordinaria pretende socorrer a la flota para intentar paliar los costes adicionales sufridos por el aumento del precio del combustible y tratar de asegurar el mantenimiento de su actividad y de su competitividad, «estando justificada la modalidad de subvención mediante concesión directa, en tanto en cuanto hace inexistente la concurrencia competitiva».

Artículos relacionados

Lo más popular