miércoles, julio 6, 2022
Inicio Sector Pesquero El Gobierno atiende 5 propuestas de 46 que había presentado Cepesca

El Gobierno atiende 5 propuestas de 46 que había presentado Cepesca

La flota estaba saliendo de la crisis provocada por el COVID y ahora se ha metido de lleno en la provocada por la guerra. Y todo esto en el contexto de una política verde en el ámbito europeo que parece que quiere arruinar a las empresas en vez de favorecerla. Todo ello ha contribuido a que España cuente con menos de 9.000 barcos cuando hace pocos años se contaba con 22.000. Cada año van desapareciendo más barcos y eso unido al problema de falta de tripulaciones, de relevo generacional, los precios el gasóleo… se están produciendo muchos abandonos y con un alto número de peticiones de desguaces.

Ahora, el Consejo de Ministros ha aprobado la nueva Ley de Pesca Sostenible e Investigación Pesquera. El texto, que actualiza otro de hace más de 20 años, es clave para el sector al incluir un tema fundamental como gestión de las posibilidades de pesca. Desde el ámbito de Cepesca existe un gran malestar porque de las 46 propuestas presentadas sólo 5 se han atendido siendo la prioridad la seguridad jurídica de las empresas. Para ello piden que queden por escrito que «los nuevos criterios de reparto se apliquen para los repartos que haya en el futuro y no para las que ya han sido repartidos, ya que produciría inestabilidad en las empresas que llevan años invirtiendo en posibilidades de pesca y que verían cómo se atenta contra esa seguridad jurídica».

La ley tendrá una vigencia para los próximos 20 años, y por eso piden seguridad jurídica para que no existan cambios legislativos que pongan en peligro esa seguridad jurídica, una vez que les parece excesiva la reserva de un 10 por ciento de las cuotas pesqueras cuando para Cepesca debía ser del 3 por ciento. «Existen sectores de armadores que invierten en posibilidades de capturas y las cuotas no pueden estar sometidos a cambios legislativos y sí a estabilidad».

También ven con preocupación que se retiren las cuotas a los armadores que llevan dos años seguidos sin pescarla o que las utilizan para venderlas y no compran otras para pesca. Para Cepesca, «uno puede dejar de pescar toda la cuota de una especie porque a lo mejor el hacerlo le hace perder dinero porque el precio está por los suelos. O porque ha tenido una avería en el barco. Lo que se tiene que hacer es una política favorecedora de intercambios de cuotas entre los empresarios, eso sí que es algo que a todos nos gustaría. Y que sea lo más flexible posible, una vez que se han perpetuado en muchos casos gracias a la inversión de los armadores». A todos nos interesa que se utilicen las máximas posibilidades de pesca en España

Sí apoyan la regulación de la pesca deportiva, tras comprobar que hay miles de barcos en todas partes y tienen un impacto en los recursos pesqueros. «Muchos cumplen la legislación, sin duda, pero hay otros que no lo hacen y que pescan sin licencia, o se pasan de las cantidades o, lo que es más grave, se vende a restaurantes. Los mecanismos de control ahora son muy escasos y es una competencia desleal».

La paradoja es que si La Ley de Pesca Sostenible es para 20 años ahora puede cruzarse con la revisión de la Política de Pesca Común o el Plan de Acción de Bruselas que pueden afectar a las bases de la legislación, aunque en la PPC no se quieren hacer cambios pese a que el Brexit ha abierto una situación comprometida. El caso es que se manifiestauna posición dominante de la Dirección General de Medio Ambiente [DG Env] sobre la de Asuntos Marítimos y Pesca [DG Mare].

En cuanto al ordenamiento que emite el Ministerio de Transición Energética la preocupación es notable después de haber conocido las ordenes dictadas sobre el marrajo dientuso, las áreas marinas protegidas, la Estrategia de Biodiversidad y el Pacto Verde. Todo ello hace que se produzca un desequilibro entre la PPC y la política medioambiental, con un mayor peso de la segunda y eso puede tener consecuencias muy grandes para la primera y para los pescadores de la UE.

Sí aprecian aspectos positivas, como lo relacionado con la investigación, que se hayan incluido los coeficientes reductores para esos colectivos, la pesca recreativa o la creación de un foro asesor… » Lo que tendría que hacer el Gobierno, en el Congreso y Senado, es hacer caso al sector, consensuar todo esto y que salga una ley buena en todos los sentidos», dice Garat. «Si el texto acaba como está actualmente la opinión será negativa. Es una pena que las dos fases en las que pudimos influir, cuando nos pasaron tarde el borrador y luego el anteproyecto, que no nos hayan hecho caso. Es una pena. Hay una tercera oportunidad y esperamos que no la pierdan».

El gasóleo pone al sector en la pared

El problema del gasóleo va camino de ser la espada de Damócles si no se consigue controlar. Está pendiente de conocer si la OMC considera como subsidio pesquero las exenciones fiscales al gasóleo pesquero. Estamos viendo como los costes de explotación se van por las nubes, suponiendo más del 50% en muchos casos de nuestra flota, con precios nunca vistos y que a pesar de los 20 céntimos de descuento son «insufribles».

Desde Cepesca se ha solicitado la extensión de las ayudas del gasoil más allá del 30 de junio y que se ayude a la flota que toma en el extranjero. Por ello, valoransi no ocurre eso la catástrofe puede ser total. Además, no han recibido ninguna de las ayudas. La realidad es que no se ha recibido un euro.

La Agencia Tributaria se mantiene en su posición de excluir de ayudas a la flota que reposta en el extranjero. Por ello, Cepesca ha presentado a los partidos políticos y a la CEOE las propuestas de enmiendas para la ley, con el deseo y la esperanza de conseguir com efecto retroactivo el descuento.

Artículos relacionados

Lo más popular