miércoles, septiembre 28, 2022
Inicio Euskadi El sistema de análisis de procedencia ilegal del pescado Legal Score gana...

El sistema de análisis de procedencia ilegal del pescado Legal Score gana el concurso InnovaTUNA

Un sistema que, a través de indicadores técnicos, analiza la procedencia ilegal del pescado ha sido la solución ganadora del concurso de ideas InnovaTUNA, lanzado este 2022 por la Asociación Bermeo Tuna World Capital (BTWC) con el reto de buscar proyectos innovadores que contribuyan a la reducción de la pesca ilegal y los abusos laborales en la industria pesquera.

El viernes 11 de febrero se celebró la final de la iniciativa en formato virtual, donde los participantes finalistas presentaron y defendieron sus soluciones frente al jurado, compuesto por personas expertas de BTWC, el centro tecnológico Azti, el Ayuntamiento de Bermeo, Anabac y Sinerxia.

En total, se presentaron 10 proyectos procedentes de toda España que proponían diferentes tipos de soluciones para dar respuesta al reto planteado por BTWC.

Finalmente, la propuesta ganadora resultó ser ‘Legal Score’ de Xabier Urrutia. Una herramienta evaluadora que utiliza indicadores técnicos que pueden aportar indicios reales y tangibles de la actividad legal de una flota. “Esta herramienta va a lo largo del circuito comercial sumando o restando puntos según el resultado de los indicadores seleccionados en un check list predeterminado” explica Xabier Urrutia, creador de la solución ganadora.

Según Maitane Leizaola, representante del Ayuntamiento de Bermeo y miembro del jurado de InnovaTUNA, “se trata de una propuesta viable que podría convertirse en una solución real para dar respuesta al reto planteado, escalable a nivel global y que se podría implantar en el corto plazo”.

“La solución está bien planteada y tiene recorrido, por lo que esperamos que, con el acompañamiento y ayuda que le podamos ofrecer desde BTWC y desde InnovaTUNA, pueda convertirse en realidad y en un modelo de negocio que sea capaz de implantarse en la industria atunera”, explica Ignacio Serrats, presidente de Bermeo Tuna World Capital.

10.000 euros de premio

En concreto, Legal Score recibió un premio valorado en 10.000 euros, que consiste en 5.000 euros en metálico y un servicio de mentoring en el que dispondrá de una bolsa de horas de consultoría, que podrá ser presencial u online, para desarrollar su modelo de negocio valorado en otros 5.000 euros.

Además, los miembros del jurado de InnovaTUNA valoraron positivamente el resto de propuestas recibidas, principalmente de personas procedentes de Euskadi y vinculadas al sector pesquero.

“Se han recibido propuestas muy interesantes y muy bien trabajadas, con un amplio conocimiento sobre el sector. Desde soluciones basadas en trazabilidad con soporte tecnológico, a la creación de cooperativas vinculadas al sector”, añade Maitane Leizaola.

Xabier ha dedicado su premio a todos los arrantzales de Bermeo y a todas las personas que trabajan en el sector atunero congelador, y también, a las asociaciones de atuneros congeladores Anabac y Opagac.

foto

Legal Score recibió un premio valorado en 10.000 euros que consiste en 5.000 euros en metálico y un servicio de mentoring para desarrollar su modelo de negocio.

El concurso InnovaTUNA busca dar respuesta a un gran reto al que se enfrenta en la actualidad el sector de la pesca, ya que se estima que el 15% del pescado que entra en Europa proviene de prácticas ilegales.

“Cada año se capturan ilegalmente en todo el mundo entre 11 y 26 millones de toneladas de pescado, lo que provoca pérdidas anuales de entre 10.000 y 23.500 millones de USD para la economía mundial”, subraya Ignacio Serrats, presidente de la Asociación Bermeo Tuna World Capital.

Además, existe una estrecha relación entre las prácticas pesqueras INDNR (ilegal, no declarada y no reglamentada) y los abusos de los derechos humanos.

“Al igual que en otros sectores, es necesario que las personas que trabajan en la mar lo hagan bajo unos estándares sociales y laborales dignos que garanticen la inclusión y la igualdad, así como el respeto de los derechos humanos y unas condiciones de trabajo seguras y decentes. Sin embargo, con frecuencia, los marinos y pescadores se ven forzados a trabajar en condiciones que serían inaceptables en cualquier otra industria”, destaca Serrats.

Por todo ello, el eslabón final de la cadena de valor, el consumidor, debe ser consciente de lo que implica el valor sostenible y las propiedades de los productos que adquiere, y la amenaza que supone para el uso sostenible de los recursos marinos y los objetivos de conservación, así como las repercusiones negativas sustanciales que ocasiona en los océanos del mundo y en otros ecosistemas acuáticos, en el comercio y en las comunidades costeras. Este hecho influye directamente en la decisión de compra del consumidor, que cada vez es más responsable y exigente en sus comportamientos de compra

Artículos relacionados

Lo más popular